Propéptido natriurético cerebral como marcador de riesgo de muerte y episodios cardiovasculares

Teresa Santos; Dra. Ilana Polistchuck

Conflictos de interés

26 de noviembre de 2021

Los biomarcadores cardiacos son herramientas importantes para el diagnóstico y el pronóstico de las enfermedades cardiovasculares. Los estudios demuestran que también son aliados importantes para estratificar el riesgo cardiovascular en personas con diabetes.

Durante el Congreso del ACC Latin America 2021, organizado por el American College of Cardiology (ACC) y realizado en línea a principios de noviembre, el Dr. Marcus Malachias, cardiólogo, profesor de la Faculdade de Ciências Médicas de Minas Gerais/Fundação Educacional Lucas Machado, en Brasil, y director del Brazil Chapter del American College of Cardiology, destacó la utilidad del fragmento del propéptido natriurético cerebral N-terminal y de la troponina de sensibilidad alta para estratificar el riesgo de los pacientes con diabetes de tipo 2.

Según el Dr. Malachias, los estudios indican que la adición del fragmento del propéptido natriurético cerebral N-terminal y de la troponina de sensibilidad alta a los modelos utilizados habitualmente mejora la estratificación del riesgo de fallecimiento y de episodios cardiovasculares, sobre todo en pacientes con diabetes tipo 2.[1]

También se ha observado que el propéptido natriurético cerebral N-terminal es un marcador independiente del riesgo de fallecimiento y de episodios cardiovasculares, sobre todo en la prevención secundaria de los pacientes con diabetes tipo 2.[2] Además de su utilidad para el seguimiento de los pacientes con diabetes de tipo 2, el Dr. Malachias llamó la atención sobre "los mejores resultados asociados al uso de este biomarcador en pacientes de riesgo alto, con diabetes de tipo 2 y enfermedad cardiovascular o nefropatía".

De hecho, el Dr. Malachias y su equipo llevaron a cabo un estudio publicado en 2020 en el Journal of American Heart Association, en el que analizaron la capacidad del propéptido natriurético cerebral N-terminal aislado para estratificar el riesgo de muerte y de episodios cardiovasculares en pacientes de riesgo alto con diabetes de tipo 2.[3] Estos expertos elaboraron un modelo básico de predicción con 16 variables relevantes basadas en datos individuales, factores de riesgo, función renal, alteraciones en el electrocardiograma y antecedente de enfermedad cardiovascular. La inclusión de la troponina de sensibilidad alta aumentó la capacidad de predicción de este modelo. "Un hallazgo interesante fue que el propéptido natriurético cerebral N-terminal, por sí solo consiguió estratificar el riesgo de fallecimiento con la misma fiabilidad que el modelo con 19 variables y el modelo basal más la troponina", destacó el cardiólogo, recordando que este hallazgo fue similar también para el criterio de valoración cardiovascular combinado, definido como: muerte cardiovascular, reanimación cardiorrespiratoria, infarto no mortal, ictus u hospitalización por insuficiencia cardiaca.

Otros grupos científicos en otras regiones del mundo han demostrado también la capacidad de predicción independiente del propéptido natriurético cerebral N-terminal, sobre todo en pacientes con diabetes y riesgo alto.[4,5]

El Dr. Malachias explicó que ellos ya están aplicando la concentración de propéptido natriurético cerebral N-terminal en la práctica clínica, sobre todo en pacientes con diabetes de tipo 2 y un riesgo muy alto de fallecimiento.

"Creo que de este modo podemos mejorar los fármacos y los tratamientos para evitar estas complicaciones", concluyó.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....