REVISIÓN DE ARTÍCULOS

 Morbimortalidad por COVID-19, eficacia de la vacuna BNT162b2 en niños, y características de riesgo de muerte por SARS-CoV-2

Dr. Jesús Hernández Tiscareño

Conflictos de interés

25 de noviembre de 2021

En este contenido

Fallecimientos en niños y adolescentes asociados con COVID-19 y síndrome inflamatorio multisistémico infantil en Estados Unidos

En la mayoría de los niños la infección por el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2), el virus que causa la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) es típicamente asintomática o leve, con una recuperación esperada dentro de 1 a 2 semanas. Se estima que 7% de los niños con COVID-19 está hospitalizado y entre 28% y 33% de estos requieren cuidados intensivos.

Además los pacientes pediátricos infectados con SARS-CoV-2 pueden desarrollar síndrome inflamatorio multisistémico infantil (que afecta predominantemente a niños en edad escolar previamente sanos). Dado el bajo número de fallecimientos asociados con el SARS-CoV-2 entre personas menores de 21 años, en comparación con los fallecimientos de adultos, existe información limitada sobre el curso clínico y las afecciones médicas subyacentes entre los fallecidos pediátricos, por lo que los autores de este estudio buscaron describir los datos demográficos, las características clínicas y la evolución hospitalaria de los niños menores de 21 años que fallecieron con síndrome respiratorio agudo grave.

Se realizó una serie de casos en Estados Unidos. Se incluyeron pacientes menores de 21 años que fallecieron entre el 12 de febrero y 31 de julio de 2020 asociado al SARS-CoV-2 y/o síndrome inflamatorio multisistémico infantil confirmados o probables. Los autores del estudio se pusieron en contacto con los departamentos de salud de los 50 estados, la ciudad de Nueva York, el Distrito de Columbia, Puerto Rico, Guam y las Islas Vírgenes de Estados Unidos (n = 55) para revisar los fallecimientos identificados e invitar a jurisdicciones a participar en este estudio. Entre las 55 jurisdicciones invitadas solo 25 participaron en el estudio. Se identificaron 112 decesos asociados con COVID-19 y/o síndrome inflamatorio multisistémico infantil en personas < 21 años para su inclusión en este estudio, de los cuales 108 (96%) fueron confirmados y 4 (4%) fueron casos probables de COVID-19. 

Dieciséis (15%) cumplieron los criterios del síndrome inflamatorio multisistémico infantil. La mayoría de los fallecidos era de sexo masculino (71 de 112: 63%). La mediana de edad en el momento del deceso fue de 17 años (8,5 a19: rango de 1 mes a 20 años). Se informó el lugar del deceso de 111 fallecidos (99%); 69 (62%) en el hospital, 23 (21%) en el departamento de emergencias, 18 (16%) en el hogar y 1 (1%) en cuidados paliativos. 

La información sobre las afecciones médicas subyacentes estaba disponible para todos los fallecidos; 96 (86%) tenían al menos 1 afección médica subyacente, incluidos 50 (52%) con ≥ 3 afecciones médicas subyacentes y 25 (26%) con ≥ 5 afecciones médicas subyacentes. Las afecciones más comúnmente documentadas fueron obesidad (47, 42%), asma o enfermedad reactiva de las vías respiratorias (33, 29%) y trastornos del desarrollo (25, 22%).

Los síntomas notificados con más frecuencia para los fallecidos sin síndrome inflamatorio multisistémico infantil fueron fiebre (44 de 67: 66%), disnea (36 de 67: 54%), tos (34 de 67: 51%), náusea o vómito (18 de 67: 27%) y fatiga (17 de 67: 25%). Entre 98 (88%) fallecidos con una fecha de inicio de síntomas registrada, la duración media de la enfermedad (tiempo desde el inicio de los síntomas hasta el deceso) fue de 11 días (RIC: 7 a 23 días). Se dispuso de estudios de laboratorio para 40 de 69 (58%) pacientes que fallecieron después de la hospitalización. Los hallazgos comunes incluyeron trombocitopenia (32 de 40: 80%), niveles elevados de procalcitonina (18 de 40, 45%) y niveles elevados de ferritina (21 de 40: 53%). De los 60 fallecidos tras la hospitalización con información disponible sobre evolución hospitalaria y terapéutica, 45 fueron intubados y requirieron ventilación mecánica (75%) y 8 recibieron oxigenación por membrana extracorpórea (13%). 

Lo más importante
En esta serie de casos de personas menores de 21 años con decesos asociados al SARS-CoV-2, la mayoría tenía afecciones médicas subyacentes; la obesidad, los trastornos del desarrollo y el asma fueron las afecciones subyacentes notificadas con mayor frecuencia, mientras que los fallecidos con síndrome inflamatorio multisistémico infantil tenían más probabilidades de no tener afecciones médicas subyacentes. Los proveedores pediátricos que atienden a niños con necesidades médicas complejas deben continuar asesorando a las familias sobre la importancia de los comportamientos preventivos y el riesgo de COVID-19 grave, así como aconsejar a las familias que busquen atención médica temprano si desarrollan síntomas similares a la COVID-19. La evaluación continua de los decesos de niños y adolescentes a medida que continúa la pandemia es fundamental para comprender la enfermedad y la mortalidad en esta población.
REFERENCIA
  • McCormick DW, Richardson LTC, Young PR, Viens LJ, y cols. Deaths in Children and Adolescents Associated With COVID-19 and MIS-C in the United States. Pediatrics. Nov 2021;148(5):e2021052273. doi: 10.1542/peds.2021-052273. PMID: 34385349. Fuente

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....