COMENTARIO

Desenlaces clínicos relevantes con el espectro de la esteatosis hepática no alcohólica

Dr. José Gotés Palazuelos, M. Sc.

Conflictos de interés

8 de noviembre de 2021

Uno de los órganos que con mayor frecuencia está afectado en enfermedades metabólicas, como diabetes, obesidad o dislipidemia, es el hígado. En ese sentido, se estima que casi 25% de las personas en el mundo presenta alguna de las enfermedades del espectro de la esteatosis hepática no alcohólica.[1] Esta prevalencia es mayor en personas con diabetes y obesidad.

Por otra parte, los desenlaces clínicos de las personas con esteatosis hepática no alcohólica están basados en estudios con diseño retrospectivo que pueden tener confusores relacionados a la presencia de otras enfermedades metabólicas en la población estudiada.

Por este motivo se analizaron los datos y los desenlaces de una cohorte prospectiva de pacientes con esteatosis hepática no alcohólica confirmada por biopsia con consumo bajo de alcohol y sin casos de cirrosis o carcinoma hepatocelular. Los desenlaces primarios evaluados cada 48 semanas fueron muerte por todas las causas, descompensación hepática (ascitis, encefalopatía), puntaje MELD (Model for End Stage Liver Disease) mayor a 15, carcinoma hepatocelular y varios eventos cardiovasculares. Como desenlace secundario de interés se analizó la aparición de diabetes, hipertensión y enfermedad renal crónica.

En esta cohorte fueron analizados 1.773 pacientes en un periodo medio de seguimiento de 4 años; 64% de la población fue integrado mujeres, con una media de 52 años, la mayoría caucásica y solo 12% de raza hispana. La media de tiempo de diagnóstico de la esteatosis hepática no alcohólica fue de 2,7 años. En 55% de los casos se encontró esteatohepatitis, mientras 20% de ellos tenía esteatohepatitis limítrofe y 25% esteatosis sin esteatohepatitis. En esta población, 30% de los sujetos tenía fibrosis (categoría F3) o cirrosis (F4). Las comorbilidades más frecuentes de esta cohorte fueron hipertensión, diabetes y enfermedad renal crónica.

En el seguimiento se observó que 3% de los pacientes falleció (tasa: 0,57 por 100 personas-años). Como era esperable, los padecimientos que más aparecieron en el seguimiento fueron hipertensión y diabetes.

En términos de la mortalidad por todas las causas acorde a la etapa de fibrosis de los sujetos, se observó un gradiente de las etapas tempranas de fibrosis a las avanzadas. Es decir, lo pacientes con F4 presentaron una mortalidad por todas las causas más elevada que aquellos en etapas F0 a F2 (hazard ratio [HR]: 3,9; intervalo de confianza de 95% [IC 95%]: 1,8 a 8,4) y una mayor mortalidad por fallecimientos de causa hepática (HR: 12,7; IC 95%: 1,8 a 88,6).

Este gradiente se mantuvo para los desenlaces de descompensación hepática y carcinoma hepatocelular, con un efecto más marcado en los sujetos con F4. Por otra parte, si se observa el análisis de los sujetos con esteatohepatitis, estos tuvieron una mayor incidencia de hipertensión y diabetes que los pacientes con esteatosis.

Punto clínico

Este trabajo observacional es relevante porque nos muestra el impacto del estadio de la función hepática en la mortalidad por todas las causas, la mortalidad hepática, descompensación hepática y carcinoma hepatocelular. Por tanto, las estrategias terapéuticas en personas con esteatohepatitis y trastornos metabólicos deben estar enfocadas en la reducción de la progresión de la lesión a etapas avanzadas (F3 o F4) dado que estas son las que mayor riesgo presentan.

Hay que considerar que la naturaleza observacional del estudio no permite establecer causalidad entre el grado de daño hepático y la mortalidad, sin embargo, son datos que llevan a pensar sobre esta posibilidad. Alrededor de 12% de los sujetos incluidos en la cohorte fue de raza hispana. Sabemos además que la población hispana posee tasas más altas de diabetes, obesidad y dislipidemia, en consecuencia, un mayor riesgo de esteatosis hepática no alcohólica. En ese sentido, este estudio puede no representar de forma completa a esta población, por lo que habrá de considerarse esto en la interpretación de los datos.

Siga al Dr. José Gotés de Medscape en español en Twitter@GotesJose.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Contenido relacionado

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....