Avances para cerrar la brecha de sobrevida racial en cáncer de pulmón y de mama

Roxanne Nelson

Conflictos de interés

8 de noviembre de 2021

CHICAGO, ESTADOS UNIDOS. Los cambios a nivel del sistema en la forma en que se brinda la atención del cáncer pueden ayudar a eliminar las disparidades de sobrevida entre los pacientes de razas negra y blanca.[1]

Cuando se identificaron y abordaron las barreras para completar la radioterapia en una cohorte de pacientes con cáncer de mama y pulmón en estadio temprano, las tasas de sobrevida a 5 años mejoraron para todos los pacientes y cerraron la brecha de disparidad racial, informaron los investigadores en el Congreso de la American Society for Radiation Oncology (ASTRO) 2021.

Los hallazgos provienen del ensayo clínico ACCURE, el primer estudio prospectivo diseñado para eliminar las brechas en la finalización del tratamiento del cáncer y la sobrevida entre las poblaciones de pacientes de razas blanca y negra, explicó el autor principal, Dr. Matthew A. Manning, oncólogo radioterapeuta y jefe de oncología de Cone Health, en Greensboro, Estados Unidos.

"Miles de estudios han analizado las disparidades raciales en la atención médica, pero hasta hace poco, escasos estudios han implementado intervenciones para eliminar esas disparidades", destacó.

"Este estudio muestra que la implementación del 'cambio en los sistemas' puede eliminar las disparidades raciales en la sobrevida del cáncer al tiempo que mejora la sobrevida de todos", agregó.

"Estos resultados se suman a un creciente cuerpo de evidencia de que las disparidades en la atención médica en los resultados del cáncer se eliminan o minimizan al brindar atención de apoyo, oportuna y siguiendo las guías clínicas", señaló la Dra. Lannis Hall, maestra en salud pública, directora de radioterapia oncológica en Siteman Cancer Center y profesora asociada de radioterapia oncológica en la Washington University School of Medicine en St. Louis, Estados Unidos, a quien se contactó para hacer comentarios.

"Esta investigación respalda que el acceso a la atención y la finalización oportuna del tratamiento es fundamental para eliminar las disparidades en la atención médica", comentó a Medscape Noticias Médicas. La intervención basada en el sistema en este ensayo fue diseñada para reducir los retrasos en el tratamiento y proporcionar una matriz de apoyo para los pacientes que enfrentan dificultades del mundo real como problemas de transporte, complicaciones para el cuidado de los hijos y ausencias del trabajo, explicó.

Eliminando las disparidades raciales

Los hallazgos anteriores del ensayo ACCURE mostraron que eliminó las disparidades entre personas de razas negra y blanca en las tasas de finalización del tratamiento, que fue el criterio de desenlace principal del estudio.[2] "También mejoró el tratamiento para todos los pacientes. El estudio actual es un seguimiento de la sobrevida de los pacientes elegibles tratados durante el ensayo ACCURE, en comparación con los datos históricos", añadió el Dr. Manning.

ACCURE fue un ensayo multicéntrico diseñado para probar una intervención creada por la comunidad para reducir las disparidades raciales. La intervención implicó múltiples cambios en la forma en que se apoyaba a los pacientes mientras recibían tratamiento contra el cáncer y tenía cuatro componentes:

  • Un expediente de salud electrónico con alertas automáticas para citas perdidas o hitos no cumplidos en el plan de tratamiento.

  • Una enfermera de "navegación del paciente" capacitada en las barreras específicas de la raza para ayudar a los pacientes a superar los obstáculos para la atención cuando se activan las alertas.

  • Un campeón médico, para alentar a los equipos de atención médica a compartir retroalimentación sobre cómo la raza influye en la finalización del tratamiento.

  • Sesiones educativas periódicas de educación sobre equidad en salud para el personal de saud.

La cohorte estaba compuesta por 1.413 pacientes con cáncer de pulmón y de mama (estadios 0 a II) que fueron diagnosticados entre 2013 y 2015 y la sobrevida se comparó con los casos históricos: 2.016 pacientes que habían sido tratados entre 2007 y 2011.

Los resultados mostraron una mejora significativa en la sobrevida de los pacientes de razas blanca y negra con cáncer de mama y pulmón a lo largo del tiempo y la brecha racial en la sobrevida se redujo.

La tasa de sobrevida a 5 años para el cáncer de mama aumentó de 91% para los pacientes de raza blanca y 89% en los pacientes de raza negra en los casos históricos, a 94% para ambos grupos durante el periodo de estudio.

Para los pacientes con cáncer de pulmón, la tasa de sobrevida a 5 años mejoró de 43% en los pacientes de raza blanca y 37% en los pacientes de raza negra a 56% y 54%, respectivamente.

Un análisis de subgrupos mostró que los pacientes con cáncer de pulmón que se sometieron a cirugía tenían tasas de sobrevida a 5 años de 78,5% para los pacientes de raza blanca y de 70,1% para los de raza negra, mientras que para los que se sometieron a radioterapia corporal estereotáxica las tasas fueron de 41,9% y de 50%, respectivamente.

"Hemos demostrado que es posible eliminar las disparidades en la finalización del tratamiento del cáncer y que este cambio tiene el potencial de cerrar las brechas de sobrevida del cáncer en el futuro. Pero creemos que la aplicación puede ser mucho más amplia", finalizó el Dr. Manning.

El estudio ACCURE fue financiado por los National Institutes of Health. El Dr. Manning y la Dra. Hall han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....