Mini-examen clínico: Tipos de atrofia muscular espinal

Dr. Reinaldo Hamamoto

Conflictos de interés

14 de enero de 2022

Los pacientes con atrofia muscular espinal de tipo II son capaces de sentarse, pero no de caminar de forma independiente y desarrollan disfagia y afectación respiratoria que suele requerir el uso de ventilación no invasiva antes de la edad adulta. Puede haber complicaciones ortopédicas, como escoliosis grave y contracturas articulares.

Los pacientes con atrofia muscular espinal de tipo I presentan hipotonía, reducción de los movimientos espontáneos y un patrón respiratorio paradójico. Nunca adoptan la sedestación.[2]

La atrofia muscular espinal de tipos III y IV es la forma más leve, con un inicio más tardío, consecución de la marcha independiente y una evolución clínica variable, normalmente sin complicaciones que pongan en peligro la vida en el caso de la atrofia muscular espinal de tipo IV. Los pacientes con atrofia muscular espinal de tipos III y IV presentan un inicio insidioso caracterizado por debilidad, normalmente relacionada con los extensores y abductores de la cadera y dificultad para subir escaleras o levantarse desde una posición de sedestación en el suelo.[2,3]

Para más información sobre el cuadro clínico de la atrofia muscular espinal, lea aquí.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....