Mini-examen clínico: Imágenes del cerebro y la columna vertebral en esclerosis múltiple

Dr. Reinaldo Hamamoto

Conflictos de interés

13 de enero de 2022

Según los criterios de McDonald para el diagnóstico de esclerosis múltiple revisados en 2017, se puede establecer el diagnóstico de esclerosis múltiple cuando un síndrome típico clínicamente aislado se acompaña de signos de un episodio anterior de daño (por ejemplo, cicatrices) en la resonancia magnética en un lugar diferente en el sistema nervioso central. La identificación de bandas oligoclonales en el líquido cefalorraquídeo es un criterio adicional que se incluyó en la revisión de 2017.[2,4]

El síndrome clínico aislado es un episodio clínico agudo o subagudo monofásico (por ejemplo, neuritis óptica unilateral, síndrome supratentorial focal, síndrome encefálico o cerebeloso focal o mielopatía parcial) acompañado de datos objetivos que reflejan un proceso desmielinizante inflamatorio focal o multifocal en el sistema nervioso central, con una duración de al menos 24 horas, en un paciente sin esclerosis múltiple documentada. Por lo general no hay fiebre o infección.[4,5]

La resonancia magnética de la médula espinal es un componente clave del diagnóstico de esclerosis múltiple, pues puede mostrar signos de diseminación en el tiempo y en el espacio y ayudar a descartar diagnósticos alternativos, ya que una alta proporción de pacientes con síndrome clínico aislado muestran lesiones de la médula espinal (incluso los que no tienen síntomas en la médula espinal), y las lesiones de la médula son poco comunes en pacientes con otras enfermedades neurológicas.[5]

Las lesiones sintomáticas y asintomáticas en la resonancia magnética pueden considerarse para determinar la diseminación en el espacio o en el tiempo. Las lesiones corticales y yuxtacorticales pueden utilizarse para cumplir los criterios para diseminación en el espacio en la resonancia magnética; esto se añadió a los criterios de McDonald de 2010.[4,5]

La resonancia magnética del cerebro y la médula espinal sigue siendo la prueba más útil para ayudar al diagnóstico de la esclerosis múltiple y puede sustituir a los hallazgos clínicos en la determinación de la diseminación en el espacio o la diseminación en el tiempo en pacientes con un síndrome típico clínicamente aislado.[4]

Para más información sobre las revisiones de 2017 de los criterios de McDonald para el diagnóstico de la esclerosis múltiple, lea aquí.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....