Mini-examen clínico: Diagnóstico diferencial de la enfermedad de Alzheimer

Dr. Reinaldo Hamamoto

Conflictos de interés

7 de enero de 2022

Por lo general se describe que los pacientes con el síndrome de hidrocefalia con presión normal idiopática presentan una triada clínica de trastornos progresivos de la marcha, demencia e incontinencia urinaria de urgencia. En general, las pruebas de laboratorio no son útiles para establecer el diagnóstico. Los hallazgos en la tomografía computarizada o la resonancia magnética pueden consistir en:[6]

  • Crecimiento ventricular desproporcionado a la atrofia surcal.

  • Hiperintensidad periventricular prominente.

  • Vacío de flujo prominente en el acueducto y en el tercer ventrículo, el llamado signo de chorro (que se visualiza como un acueducto y un tercer ventrículo oscuros en una imagen potenciada en T2 donde el resto del líquido cefalorraquídeo es brillante).

  • Hay un adelgazamiento y elevación del cuerpo calloso en las imágenes sagitales

  • Redondeo de las astas frontales.

  • Un espacio estrecho de líquido cefalorraquídeo en las zonas de alta convexidad/línea media en relación con el tamaño de la fisura de Silvio.

La demencia por hidrocefalia de presión normal puede ser reversible, pero dado que sus síntomas son similares a los de la enfermedad de Alzheimer, a menudo la hidrocefalia de presión normal se pasa por alto o se diagnostica incorrectamente.[6]

Para más información sobre el abordaje diagnóstico mediante métodos de imagen en la enfermedad de Alzheimer, lea aquí.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....