CASO CLÍNICO

5 minutos de endocrinología: Paciente masculino joven con ginecomastia

Dr. José Gotés Palazuelos

Conflictos de interés

3 de noviembre de 2021

La ginecomastia se define como el crecimiento del tejido glandular mamario en hombres y es un evento relativamente común. Se estima que en algún momento, entre 30% y 62% de los hombres pueden presentar ginecomastia. La distribución de aparición de la ginecomastia fisiológica es relacionada a tres periodos de la etapa de un hombre: neonatal, adolescencia y edad avanzada. Tomando en consideración que la mayoría de los casos es asintomática y que en muchas ocasiones representa un cuadro benigno, la búsqueda de la etiología debe hacerse con el propósito de descartar enfermedades graves que pudieran manifestarse como ginecomastia, como cáncer de mama, tumores testiculares, trastornos tiroideos o hiperprolactinemia, entre otros.

El mecanismo fisiopatogénico de la ginecomastia patológica es el desequilibrio en la relación de estrógenos y andrógenos en el tejido mamario, lo que favorece la señalización estrogénica, generando así la proliferación de la glándula.

El aumento del estrógeno puede ser ocasionado por incremento en las concentraciones de estrógeno (como en el caso de tumores productores), mayor aromatización periférica de andrógenos a estrógenos (obesidad), administración exógena o en su defecto la reducción en la producción (hipogonadismo) o acción (resistencia periférica) de los andrógenos, como testosterona. Es importante mencionar que mientras más tiempo persista la ginecomastia será más probable que se mantenga por el cambio a tejido fibrótico denso en la glándula.

En adultos jóvenes la ginecomastia fisiológica, es decir, la que ocurre en la pubertad temprana, es la etiología más frecuente (25%), seguida de la idiopática (25%), inducida por fármacos (20%) e hipogonadismo (8%). Para la búsqueda de la etiología, una vez que se confirma la ginecomastia por evaluación clínica se debe realizar una historia extensa sobre el uso de fármacos y la evaluación antropométrica.

En casos donde no quede clara la causa se deben solicitar exámenes de laboratorio. Algunos estudios a pedir son testosterona total, estradiol, hormona luteinizante, hormona folículoestimulante, prolactina, hormona beta gonadotropina coriónica y pruebas de función tiroidea.

El paciente del caso comenzó con crecimiento mamario desde la adolescencia, sin embargo, no ha reducido conforme ha ido creciendo (la ginecomastia fisiológica de la adolescencia resuelve en dos a tres años). Por otro lado, llama la atención el uso de metilfenidato. Este fármaco podría ser una causa de ginecomastia, pero no es de los fármacos que estén más asociados a la afección y su consumo inició desde tiempo antes del comienzo del cuadro clínico.

Asimismo, aunque el sobrepeso también podría considerarse como una posibilidad, por lo usual la ginecomastia se presenta en casos con mayor acúmulo de tejido adiposo, como en la obesidad.

Por último, el paciente no refirió datos clínicos sugestivos de patología, situación que se confirmó con la evaluación laboratorial, donde no se observó anormalidad hormonal.

Dado todo lo anterior comentado, el paciente fue diagnosticado con ginecomastia idiopática. Por este motivo se le plantearon opciones de tratamiento, considerándose la posibilidad quirúrgica por la ginecomastia de largo tiempo.

Siga al Dr. José Gotés de Medscape en español en Twitter @GotesJose.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Contenido relacionado

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....