CASO CLÍNICO

Aneurismas de aorta abdominal, ¿son todos iguales?

Dra. María Noelia Pérez; Dr. Ignacio Martín Bluro

Conflictos de interés

2 de noviembre de 2021

COLABORACIÓN EDITORIAL

Medscape &

La ecografía podría servir como un primer paso para el cribado de enfermedad relacionada con inmunoglobulina G4 ayudando también a evaluar los tejidos adyacentes. En la tomografía computarizada se observa engrosamiento de los vasos o lesión en forma de masa con realce circunferencial homogéneo, a veces acompañado de dilatación aórtica. Las estenosis son raras y se describen principalmente en los vasos de tamaño mediano. No existen estudios que evalúen el uso de la resonancia magnética, sin embargo, podría resultar útil en la evaluación de la actividad de la enfermedad y en el control de los resultados terapéuticos. Para lograr esto último la tomografía por emisión de positrones parece ser el método más atractivo mostrando una buena correlación con la respuesta al tratamiento.[16,17]

El manejo de los pacientes con aneurismas de aorta abdominal inflamatorios no está del todo claro y se recomienda que los pacientes sean manejados en forma multidisciplinaria y con un seguimiento estrecho. El tratamiento con corticoesteroides puede considerarse en pacientes que no han alcanzado el umbral de intervención. La asociación con otros agentes inmunosupresores, como azatioprina y metotrexato, se ha utilizado con éxito a fin de reducir los efectos adversos de los corticoides o en casos de falta de respuesta a los mismos.[6] Los reactantes de fase aguda solos no son confiables para el manejo y seguimiento, ya que a menudo no son concordantes con evaluación metabólica de la enfermedad. Un estudio prospectivo sobre imágenes de fibrosis retroperitoneal demostró que la tomografía por emisión de positrones con fluorodesoxiglucosa-F-18 puede contribuir a orientar las decisiones terapéuticas con esteroides basado en máximo valor estándar de absorción (SUV máximo). Los pacientes con SUV máximo mayor de 4 presentaron 10 veces más probabilidades de responder a la terapia con esteroides que aquellos con un valor < 4.[18]

Si bien el riesgo de rotura de los aneurismas de aorta abdominal inflamatorios parece ser menor que el de los aneurismas de aorta abdominal degenerativos el umbral de intervención de 55 mm aplica para ambos tipos de aneurismas.[10,19] En cuanto al abordaje terapéutico el tratamiento endovascular es de elección ya que se asocia con menor morbimortalidad que el tratamiento quirúrgico.[6] Esto se debe principalmente a las complicaciones derivadas de la presencia de fibrosis y adherencias retroperitoneales.

El presente caso pretende ser un llamado de atención sobre los siguientes puntos:

  • Se debe realizar la búsqueda de aneurismas de aorta abdominal en todo hombre mayor de 65 años que fume o haya fumado.

  • Todo paciente con diagnóstico de aneurismas de aorta abdominal debe tener un seguimiento sistemático y estandarizado.

  • El hallazgo de aneurismas con características no habituales, ya sea tanto en su velocidad de crecimiento como en su apariencia en los estudios por imágenes debe ser un llamado de atención que nos obliga a considerar diagnósticos etiológicos diferenciales.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Contenido relacionado

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....