Informe preliminar de la Organización Panamericana de la Salud: "es posible evitar una proporción considerable de las muertes prematuras"

Roxana Tabakman

20 de octubre de 2021

Encuentre las últimas noticias y orientación acerca de la COVID-19 en el Centro de información sobre el coronavirus (SARS-CoV-2).

Ya antes de la pandemia de COVID-19 una de cada tres (35%) muertes que ocurría en el continente americano era prematura y potencialmente evitable. Esta es la principal conclusión del informe preliminar Salud en las Américas, de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que tiene como tema central el análisis de las muertes tempranas, prevenibles mediante una atención adecuada en los servicios de salud. A pesar de las mejoras que se venían dando con el tiempo, la región perdió así más de 2,5 millones de personas en un único año (2019).[1]

La COVID-19 se convirtió en una de las principales causas de muerte en el mundo y según este informe provocó una regresión de 20 años en los avances que se habían logrado para reducir las muertes prematuras evitables. "COVID-19 nos llevó donde estábamos 20 años atrás, pero probablemente en cuanto se resuelva la etapa aguda, critica, de la pandemia, volveremos a niveles similares a los que estábamos recientemente", señala el estudio.

Dr. Sebastián García Saisó

Es decir, a un tiempo en el que podrían haberse evitado una de cada tres muertes si todos los niveles de atención (prevención primaria, secundaria y terciaria) funcionaran correctamente, explicó a Medscape en español el Dr. Sebastián García Saisó, médico mexicano que se desempeña como director del Departamento de Evidencia e Inteligencia para la Acción en Salud de la Organización Panamericana de la Salud.

En los últimos años los países de la región de las Américas habían registrado mejoras considerables, aun con profundas desigualdades que se traducen en un exceso de alrededor de 189 muertes evitables por 100.000 habitantes en los países más desfavorecidos socialmente.

El Dr. García aclaró que en el futuro, con menor disrupción en los servicios de salud, habrá de nuevo oportunidades de prevención que no hay que desaprovechar. "Este reporte también busca mostrar la necesidad de proteger las ganancias que se habían hecho, reforzar los elementos que nos llevaron a tener a lo largo del tiempo una reducción en mortalidad prematura potencialmente evitable y no perderla. Como ejemplo, no se puede perder el énfasis en la vacunación de sarampión, aunque estemos en medio de una pandemia".

Prematuras, evitables, prevenibles, tratables

El informe define muertes prematuras como aquellas que ocurren antes de los 75 años. Es posible visualizar gráficos dinámicos que muestran las tasas de mortalidad a nivel regional, subregional o de país, desglosadas por sexo.[1] La proporción de hombres que murieron de forma prematura por causas evitables representó 41% de las muertes totales, mientras en mujeres fue menor (29%). Se puede seleccionar individualmente un país para ver los cambios de 2000 a 2019. La plataforma presenta una primera aproximación al análisis de los datos disponibles, siendo que el informe completo se espera antes de fin de año.

Las cinco principales causas de muerte por mortalidad prematura potencialmente evitable en la región fueron: cardiopatía isquémica, violencia interpersonal, diabetes, ictus y cáncer de tráquea, bronquios y pulmón.

"Sabemos por estimaciones que la COVID-19 va a estar en segundo lugar, atrás de enfermedades isquémicas del corazón", señaló el Dr. García.

Pero el continente es desigual. En México la diabetes es la primera causa de muerte prematura, tanto para hombres como para mujeres. El país registra las tasas más elevadas de la región y duplica con creces las tasas de las otras subregiones. En cambio, en Centroamérica la violencia interpersonal fue la principal causa evitable de muerte para ambos sexos.

Los homicidios fueron la principal causa de muerte en la zona Andina (Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela), siendo que el riesgo de muerte es diez veces mayor para los hombres que para las mujeres (2019). El Caribe latino es la única subregión donde las afecciones neonatales siguen incluidas entre las cinco principales causas de muertes evitables, especialmente en Haití y República Dominicana.

En Norteamérica el consumo de drogas y el suicidio se encontraban entre las principales causas de muertes evitables, mientras que del Cono Sur los autores resaltan como importante problema de salud pública el consumo de tabaco, dado que es un factor de riesgo que figura en cuatro de las cinco principales causas prevenibles de mortalidad (cardiopatías isquémicas, ictus, cáncer de tráquea, bronquios y pulmón y enfermedad pulmonar obstructiva crónica).

Existe una clasificación que arroja más luz sobre las causas asociadas a esta mortalidad prematura y es la diferencia entre decesos evitables potencialmente prevenibles y los potencialmente atendibles.

Una muerte se considera prevenible si, a la luz de la comprensión de sus determinantes de salud al momento de la muerte, todas o la mayoría de las muertes por esa causa, podrían evitarse mediante intervenciones de salud pública, en su sentido más amplio. Lo prevenible es perder vidas por falta de saneamiento, vacunas y control de riesgos, como el tabaquismo. "No toda muerte prematura es evitable. Atender lo prevenible para que no se convierta en una muerte prematura evitable sigue siendo la mejor apuesta".

Potencialmente atendibles

Las muertes prematuras potencialmente atendibles son aquellas que dependen del sistema de salud que provee servicios a las personas. No se limita al tratamiento, sino que incluye también diagnóstico oportuno, control, reparación del daño y prolongación de la vida con buena calidad a través de una atención médica adecuada y oportuna.

Por ejemplo, en el año 2000 Argentina tenía una tasa de mortalidad (ajustada por edad) por causas atendibles de 126 por 100.000 habitantes. En dos décadas esa tasa se redujo a 91 por 100.000 habitantes. Continúa en mejor posición que Brasil, que pasó de 150,9 por 100.000 habitantes a 99,6 por 100.000 habitantes, pero muy distante de Canadá, que comenzó el siglo con 68,4 por 100.000 habitantes y en 2019 el valor era de 44,7 por 100.000 habitantes. Para Estados Unidos estos valores fueron intermedios: 89,9 por 100.000 habitantes en el año 2000 y 68,9 por 100.000 habitantes en 2019.

"Las muertes prematuras potencialmente atendibles se vinculan mucho con la calidad en la oferta del servicio, la capacidad de responder a los problemas de salud", explicó el Dr. García. El Salvador fue uno de los países que no mejoró. Inició el siglo con una tasa de 117 por 100.000 habitantes, semejante a la de Uruguay (116 por 100.000 habitantes), pero en 2019 seguía con un valor significativamente alto para la región (112,5 por 100.000 habitantes), mientras que Uruguay había bajado a 84,7 por 100.000 habitantes.

México se mantuvo todo ese periodo con valores altos: se redujo apenas de 134,2 a 117,4 por 100.000 habitantes en dos décadas.

Aunque el desempeño del sistema de salud no es el único causante de las muertes prematuras potencialmente evitables, el acceso garantizado a los servicios de salud y la cobertura universal de salud desempeñan un papel fundamental.

Indicadores de salud

Los datos por país de todos los indicadores que llevan a esa tragedia están disponibles ahora en el portal de datos abiertos de la OPS/OMS. Son los cerca de 200 indicadores básicos de salud, los datos más actualizados de la región.[2]

Por ejemplo, allí se puede comparar el gasto público y privado en salud, como porcentaje del producto interno bruto (PIB). El número mayor lo tiene Estados Unidos con 8,5% y 8,4%, respectivamente, distante de su vecino México (2,7% y 2,7%, respectivamente). Uruguay no es tan distinto de Argentina; ambos gastan más en el sistema público (Uruguay: 6,7%; Argentina: 5,9%), que en el privado (Uruguay: 2,5%; Argentina: 3,7%).

El más desproporcionado a favor del gasto público es Cuba (9,9% del PIB) mucho más alto que el privado (1,2% del PIB). Brasil, en cambio, gasta más en medicina privada (5,5% del PIB) que pública (4% del PIB). Venezuela gasta poco en todo: 1,7 % del PIB en medicina pública y 1,9% del PIB en medicina privada.

También es posible comparar los países en lo que hace a recursos humanos, por ejemplo, el número de médicos por cada 10.000 habitantes. Para el año 2019 los valores de Estados Unidos (26,3) superaban los de México (24,3) y Colombia (22,5) pero eran inferiores a Argentina (40,7) y Uruguay (51,4).Brasil está bajo (19,6) casi tanto como Venezuela (18). En este documento no se evalúa distribución geográfica ni se ofrecen valores ideales de referencia.

Los proveedores de los datos son las autoridades sanitarias nacionales, pero la OPS revisa y valida los datos antes de su difusión. Para eso considera información proveniente de otros proveedores de datos, como agencias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Banco Mundial, entre otros.

En función de la calidad de los datos definen un factor estandarizado de corrección que cada país tiene la oportunidad de revisar para generar cambios, de acuerdo a lo informado por el Dr. García.

Durante la entrevista con Medscape en español, el Dr. García tomó indicadores al azar para ejemplificar sus explicaciones. Uno de ellos es "muertes maternas por cada 100.000 nacidos vivos del año 2017". Seleccionó dos países sugeridos por Medscape en español: México y Argentina.

"El valor reportado por México es de 34,2, pero la estimación es más baja: 33,0. Para Argentina, las muertes maternas reportadas son de 30,1, pero la cifra corregida por información interagencial para ese año es de 39,0. No hay una verdad; son dos datos que permiten tener una mejor perspectiva de lo que está pasando en salud", puntualizó.

La iniciativa ofrece datos para poder trabajar en la toma de decisiones basadas en informaciones lo más veraces posible. El Dr. García destacó que antiguamente eran divulgados en una publicación, a la que accedían algunas personas. "Lo nuevo es que ahora es una plataforma donde todos pueden ver los indicadores, con datos que son actualizados en tiempo real, con meta datos que dicen cuándo se actualizó y cómo se construyó ese número. Y si bien los principales usuarios son gestores de salud y tomadores de decisión, está disponible para que cualquiera haga sus propios análisis. Creemos que democratizar el acceso a la información vuelve a la gente más consciente de su propia situación. Cuanta más gente entienda estos conceptos más podremos hacer". Sin embargo, es preciso tener cautela a la hora de comparar datos. Un aumento en los valores no siempre refleja un empeoramiento en el estado de la salud, también puede representar una mejora en la cobertura y la calidad de la información.

El especialista también reconoció que las estadísticas tardan años en actualizarse. ¿Es una foto de una realidad superada? "No, esa realidad de 2019 no fue superada. Los retos siguen ahí; la violencia interpersonal no desaparece, la transición epidemiológica no se detiene, la carga de las enfermedades va a seguir con los mismos retos vinculados a desigualdad", indicó, remarcando que las cuestiones determinantes de salud van mucho más allá de un fenómeno epidemiológico agudo como es la pandemia

Consultado sobre cuándo sabremos el balance de la pandemia, respondió que el balance de exceso de mortalidad a nivel global se tendrá a final de 2021 con publicación en enero de 2022. "En marzo tendremos mejores estadísticas del impacto en mortalidad y morbilidad de otras enfermedades por la disrupción en los servicios de salud, particularmente para pacientes con enfermedades no transmisibles. El balance total de esta pandemia se va a saber en más o menos un año".

El Dr. García es funcionario de la Organización Panamericana de la Salud.

Siga a Roxana Tabakman de Medscape en español en Twitter @RoxanaTabakman.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....