Mini-examen clínico: Síndrome de Sjögren

Dr. Reinaldo Hamamoto

Conflictos de interés

18 de octubre de 2021

Rituximab está indicado para tratar las manifestaciones sistémicas del síndrome de Sjögren primario, como crioglobulinemia asociada a vasculitis, vasculitis, artritis inflamatoria, neumopatía y neuropatías periféricas. Los antiinflamatorios no esteroideos son la primera línea de tratamiento de la artralgia igual que hidroxicloroquina.[1] El ejercicio físico e hidroxicloroquina pueden emplearse para tratar la fatiga en el síndrome de Sjögren primario. No se han observado efectos favorables de dihidroepiandrosterona ni de los inhibidores del factor de necrosis tumoral alfa en el tratamiento de la fatiga.[5] En pacientes con enfermedad crónica puede estar indicado el uso secuencial o combinado de corticoesteroides, terapia inmunodepresora y biológica para mantener al mínimo necesario la dosis y la duración del tratamiento corticoesteroide. Los corticoesteroides son el tratamiento de primera línea de la enfermedad sistémica activa.[1]

Para más información sobre el tratamiento de síndrome de Sjögren, lea aquí.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Contenido relacionado

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....