TENDENCIA CLÍNICA

Antiviral anti-COVID-19

Ryan Syrek

Conflictos de interés

15 de octubre de 2021

Semanalmente identificamos un término de búsqueda frecuente, analizamos qué causó su popularidad y presentamos una infografía relacionada. Si tiene una sugerencia sobre cuál es la Tendencia Clínica destacada y por qué compártala con nosotros en Twitter o Facebook. Encuentre las últimas noticias y orientación acerca de la vacunación contra la COVID-19 en el Centro de información sobre la vacuna contra el SARS-CoV-2.

Los resultados prometedores de un fármaco oral antiviral anti-COVID-19, junto con las noticias sobre otros tratamientos actualmente en uso o en desarrollo, dieron lugar a la Tendencia clínica de la semana.

En un estudio de fase 3, el medicamento en fase experimental de Merck & Co. (MSD), molnupiravir, fue eficaz contra todas las variantes de coronavirus conocidas, incluida la delta. Un análisis provisional de 775 pacientes reveló que 7,3% de los que recibieron el medicamento fueron hospitalizados o fallecieron en los 29 días posteriores al tratamiento, en comparación con 14,1% de los que recibieron placebo. No se registraron muertes en el grupo asignado a molnupiravir, mientras que en el grupo asignado a placebo ocurrieron ocho (ver infografía).

Los evaluadores externos recomendaron detener el ensayo antes de tiempo debido a los resultados positivos. Merck y su socio Ridgeback Biotherapeutics solicitarán la autorización de uso de emergencia a la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos lo antes posible y también tienen planeado presentar solicitudes a las autoridades sanitarias de diferentes lugares del mundo.

A diferencia de todas las vacunas contra la COVID-19 disponibles en la actualidad, molnupiravir no se dirige a la proteína en espiga del virus. Más bien, se dirige a la polimerasa viral, una enzima necesaria para que el virus se copie a sí mismo. El fármaco introduce errores en el código genético del virus. Los investigadores afirman que esto es lo que permite que molnupiravir tenga igual eficacia contra variantes actuales y futuras. Los datos muestran que el fármaco es más eficaz cuando se administra al principio de la infección.

Pfizer Inc., ha iniciado un estudio sobre su propio fármaco antiviral en fase de investigación para la prevención de la COVID-19 en personas expuestas al virus. Pfizer estudiará el inhibidor de la proteasa, PF-07321332, en hasta 2.660 participantes adultos sanos que viven en el mismo hogar con una persona que tenga COVID-19 confirmada y sintomática. Se evaluará el fármaco frente a una dosis baja de ritonavir, un antiviral más antiguo y ampliamente utilizado en el tratamiento combinado de la infección por virus de la inmunodeficiencia humana.

Los expertos creen que una píldora diaria para tratar la COVID-19 podría estar disponible en unos cuantos meses, y molnupiravir es sin duda el principal contendiente. Además del inhibidor de proteasa de Pfizer, un antiviral producido por Roche y Atea Pharmaceuticals, AT-527, también posiblemente estará disponible en un futuro. La necesidad de desarrollar medicamentos antivirales como este, aun cuando se disponga de una vacuna, sigue siendo considerable, según científicos que investigan un tratamiento de la COVID-19 exento de patente. Puesto que las empresas farmacéuticas conservan la propiedad intelectual exclusiva de sus productos, y debido a los problemas de infraestructura, la mayoría de los países pobres no estarán completamente vacunados hasta dentro de 3 años.

En lo que respecta a los medicamentos que actualmente se están utilizando para combatir la COVID-19, un estudio de fase 3 reveló que remdesivir redujo 87% el riesgo de hospitalización o muerte por todas las causas en algunos pacientes. En el ensayo aleatorio, doble ciego y controlado con placebo se evaluó la eficacia y la tolerabilidad de un tratamiento con remdesivir intravenoso durante 3 días en un análisis de 562 pacientes no hospitalizados con alto riesgo de progresión de la enfermedad. Los investigadores también observaron una reducción de 81% en el riesgo del criterio de valoración secundario compuesto: consultas médicas debidas a COVID-19 o muerte por todas las causas en el día 28. Remdesivir es el único fármaco aprobado actualmente por la FDA para los pacientes de 12 o más años de edad hospitalizados por COVID-19. Sin embargo, un ensayo grande con más de 11.000 personas de 30 países, patrocinado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), no demostró ningún beneficio del fármaco en la reducción de las muertes por COVID-19. La OMS ha recomendado de forma condicional no utilizar remdesivir en pacientes hospitalizados, sea cual sea la gravedad de la enfermedad.

Mientras la pandemia y las estrategias de prevención continúan, se esperan con gran interés las noticias sobre el desarrollo de medicamentos antivirales contra la COVID-19, lo que ha dado lugar al tema de la Tendencia clínica de esta semana.

Para más información sobre otras terapias para la COVID-19, lea aquí.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....