El riesgo de retinopatía es más elevado en la diabetes de tipo 2 de inicio temprano, más en los hombres

Sara Freeman

Conflictos de interés

15 de octubre de 2021

Los hombres a los que se diagnostica diabetes de tipo 2 alrededor de los 40 años de edad parecen tener significativamente más probabilidades de desarrollar retinopatía que los hombres diagnosticados a una edad posterior, informan investigadores noruegos.[1]

En un estudio transversal de aproximadamente 10.000 personas, los hombres con diabetes de tipo 2 de inicio temprano tuvieron 72% más probabilidades de presentar retinopatía que los de 50 años de edad o más.

Aunque al principio el mayor riesgo de retinopatía también se observó en mujeres con diabetes de tipo 2 de inicio temprano, en comparación con mujeres de edad más avanzada, esta diferencia no fue significativa después de ajustar varios factores de confusión.

El efecto de la diabetes de inicio temprano sobre la retinopatía parece ser específico de sexo, informó en el Congreso de la European Association for the Study of Diabetes (EASD) 2021 la Dra. Katrina Tibballs, del Departamento de Medicina General de la University of Oslo, en Oslo, Noruega.

"En el análisis sin ajuste el odds ratio (OR) para la retinopatía fue considerablemente más elevado tanto en hombres (OR: 3,0) como en mujeres (OR: 2,46) con diabetes de inicio temprano, en comparación con los diagnosticados a los 50 o más años de edad", destacó la Dra. Tibballs.

Esta relación no se modificó sustancialmente después de ajustar variables como el nivel de escolaridad, país de origen, sexo e índice de masa corporal, observándose odds ratio ajustados de 2,56 y 2,55 para hombres y mujeres, respectivamente.

Sin embargo, el ajuste posterior para incluir edad actual, duración de la diabetes y lípidos sanguíneos, así como niveles de hemoglobina glucosilada, dio por resultado que la diferencia ya no fuera aplicable a las mujeres (OR: 1,34; intervalo de confianza de 95% [IC 95%]: 0,95 a 1,89), lo mismo que a los hombres (OR: 1,72; IC 95%: 1,29 a 2,29).

Primeros datos en población noruega

Para el análisis se utilizaron los datos transversales de más de 10.000 personas con diabetes de tipo 2. Estos provinieron del estudio ROSA4, un estudio de medicina general que se llevó a cabo en Noruega en el año 2014.

Un poco más de 10% de la población del estudio utilizada para el análisis tenía menos de 40 años de edad cuando se les estableció el diagnóstico de diabetes de tipo 2; 21% tenía entre 40 y 49 años y 69% tenía por lo menos 50 años de edad.

La media de edad de aquellos con diabetes de tipo 2 de inicio temprano, definida como un diagnóstico antes de los 40 años de edad, era de 33 años. Estos individuos tenían una duración de la enfermedad más prolongada que los de los otros grupos de edad (11,4 frente a 10,0 frente a 7,8 años).

"Al analizar las características clínicas vimos que las personas con diabetes de tipo 2 de inicio temprano tienen un mayor nivel de hemoglobina glucosilada que aquellas con inicio de la diabetes a una edad más avanzada", señaló la Dra. Tibballs.

"Esto a pesar de que una proporción sustancialmente más alta es tratada con insulina y menos con solo modificaciones en el estilo de vida", agregó.

Se observaron diferencias de sexo en los niveles de hemoglobina glucosilada y los hombres con diabetes de tipo 2 de inicio temprano tuvieron uniformemente niveles más altos que las mujeres, incrementándose los niveles con la duración de la diabetes.

Aumento de la retinopatía más rápido en hombres que en mujeres

La Dra. Tibballs informó que no solo la prevalencia de la retinopatía aumentaba más rápido en personas de edad más joven, sino también aumentaba con más rapidez en hombres con diabetes de tipo 2 de inicio temprano que sus contrapartes del sexo femenino.

"Comparando la diabetes de inicio temprano y la diabetes de inicio posterior en hombres y mujeres por separado, vemos una prevalencia claramente más alta de retinopatía con el incremento de la duración de la diabetes para los hombres con inicio temprano", indicó.

Por otra parte, en las mujeres no hubo "indicación clara de una mayor prevalencia de retinopatía en la diabetes de inicio temprano, excepto en aquellas con la duración de la diabetes más prolongada", destacó.

Entonces, ¿qué implican los resultados para la práctica? En primer lugar, confirman estudios anteriores que demuestran que hay una marcada asociación entre la retinopatía y la edad en que se establece el diagnóstico de diabetes de tipo 2. En segundo lugar indican que esto ocurre a pesar del tratamiento antihiperglucemiante intensivo.

La Dra. Tibballs conjeturó que los hombres con diabetes de tipo 2 de inicio temprano pueden haber tenido un diagnóstico retrasado, en comparación con las mujeres y los individuos con diabetes de inicio posterior.

"A su vez esto da lugar a un retraso en el inicio del tratamiento antihiperglucemiante, lo que permite más tiempo de exposición a glucemias altas y más riesgo de que se presenten complicaciones, como retinopatía en el momento del diagnóstico o en los primeros años subsiguientes", comentó la Dra. Tibballs.

Estos son datos transversales, "por lo que no podemos decir nada sobre si este tratamiento es suficiente, pero es evidente que no está reduciendo los niveles de hemoglobina glucosilada tanto como nos gustaría", concluyó la Dra. Tibballs, quien es médica de atención primaria y estudiante de doctorado.

El estudio fue financiado por el Fondo Noruego de Investigación para la Práctica General. La Dra. Tibballs ha declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Este contenido fue originalmente publicado en MDEdge, parte de la Red Profesional de Medscape.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....