Como la pandemia de COVID-19 ha modificado la formación de los residentes

Dra. Irene Moratinos

Conflictos de interés

13 de octubre de 2021

Encuentre las últimas noticias y orientación acerca de la COVID-19 en el Centro de información sobre el coronavirus (SARS-CoV-2).

¿Cuáles son las perspectivas y experiencias de residentes y especialistas de medicina familiar y comunitaria sobre lo que ha supuesto la pandemia en la formación especializada en general y en medicina familiar y comunitaria en particular? Se realizó una reflexión sobre los retos en el futuro a este respecto en el marco del 43º Congreso Nacional de SEMERGEN en la mesa Pandemia y formación MIR: ¿cómo se ha visto afectada la formación durante la pandemia?, presentada por el Dr. Omar-Thami Iráqui-Houssaini Rato, médico residente de Medicina Familiar y Comunitaria y la Dra. Susana Arenas Sotelo, médica especialista en Medicina Familiar y Comunitaria y coordinadora del Grupo de Trabajo de Tutores de SEMERGEN.[1]

En palabras del Dr. Iráqui-Houssaini, la pandemia ha traído un "empeoramiento de la formación", especialmente desde el punto de vista de los médicos residentes. Entre los posibles motivos que han llevado a la merma en el proceso educativo se encuentran, en opinión del facultativo, la necesidad de suspensión de rotaciones formativas, el aumento de responsabilidades para los MIR, que han estado ejerciendo papeles que no les correspondían durante esta pandemia, la menor posibilidad de actividades docentes-sesiones formativas, tiempo de tutorización, jornadas, congresos y la disminución de la presencialidad en las consultas primando la consulta telefónica, afirmando que "era lo que se requería en ese momento".

Dicha sensación se ve por otra parte confirmada en un informe técnico realizado por la Organización Médica Colegial sobre la Percepción de la situación de la formación sanitaria especializada en España. En este, y con un total de 2.889 residentes encuestados, hasta 97% afirmó que había visto mermada su formación y hasta 60% que querría ampliar su tiempo de residencia por la pandemia, entre otros datos. Los medios de comunicación nacionales no especializados también se hicieron eco de esta situación.

Los doctores presentaron en la mesa una encuesta que realizaron de forma online a nivel nacional sobre la valoración de la formación especializada durante la pandemia por tutores y residentes en medicina familiar y comunitaria. Esta se realizó en dos partes: la primera, en marzo de 2021, dirigida a ambos colectivos por igual cuyos resultados se presentaron en las 8º Jornadas de Tutores y Residentes SEMERGEN. La segunda parte se lanzó en septiembre de 2021 y se presentaron las conclusiones durante este Congreso Nacional. Esta, además, se organizó en dos encuestas diferentes según se dirigiera a tutores o a residentes.

De los datos obtenidos y de la comparación de ambas partes, los investigadores concluyeron que la docencia a los residentes de medicina familiar y comunitaria durante la pandemia era considerada como peor de forma global, tanto en marzo como en septiembre de 2021, en comparación con la percepción antes de la pandemia, siendo mejor valorada en general por los residentes que por los tutores.

Por otra parte, desglosando las principales preguntas del estudio, se observó:

  • La valoración de la docencia en el Centro de Salud mejoró en valoración de marzo a septiembre, siendo esta formación mejor percibida en las consultas externas hospitalarias.

  • En cuanto a las guardias que realizan los residentes, los encuestados no notaron cambios con la pandemia en aquellas realizadas en Atención Primaria, pero sí declaran un empeoramiento notable en las hospitalarias, tanto en marzo como en septiembre.

  • Los residentes también aquejaron un empeoramiento importante en la docencia a través de sesiones clínicas en el Centro de Salud, no así en las hospitalarias, puesto que estas se mantuvieron en mayor medida en el hospital frente al Centro de Salud hasta marzo, restableciéndose en septiembre en ambos ámbitos casi en igual medida.

  • En relación a la supervisión durante la pandemia, en el hospital esta fue peor valorada que en Atención Primaria en la encuesta de marzo de 2021. Sin embargo mejora bastante la percepción al compararla en septiembre.

  • Se observó también por las respuestas obtenidas, que hasta un 23% de los residentes participantes siguen desarrollando actividades relacionadas con la pandemia en este momento (trabajo en plantas COVID-19, atención urgente a enfermos con sospecha de la infección, rastreo…). Situación "que resulta sorprendente", expresó la Dra. Arenas.

  • Los tutores valoraron peor su capacidad de tutorización actual por la sobrecarga asistencial y la consulta telefónica. Los residentes, en cambio, la valoraron de forma similar a la situación prepandemia en su mayoría.

  • La mayoría de los residentes encuestados señaló plantearse la idea de trabajar en una consulta de Atención Primaria cuando termine la residencia (55,8% de los participantes) siendo la segunda opción más elegida, las urgencias hospitalarias (25,6%).

En general, del informe se puede concluir que la docencia ha empeorado en términos generales durante la pandemia, aunque ha mejorado en los últimos meses.

Este contenido fue originalmente publicado en Univadis, parte de la Red Profesional de Medscape.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....