ENTREVISTA

Napoleón y cómo la talla de sus pantalones confirma la causa de su fallecimiento

Nathalie Matter

Conflictos de interés

11 de octubre de 2021

En el 200 aniversario del fallecimiento de Napoleón (fallecido el 5 de mayo de 1821), Alessandro Lugli, del Instituto de Patología de la University of Bern, en Berna, Suiza, narra cómo pudo confirmar la causa del deceso de Napoleón, históricamente atestiguada: un cáncer de estómago. Una entrevista sobre el arsénico, la cintura de Napoleón y los enfoques creativos de investigación.[1]

Usted ha investigado mucho sobre Napoleón, especialmente sobre la causa de su fallecimiento. ¿Cómo se le ocurrió?

Alessandro Lugli

En los años setenta solía jugar con figuritas de soldados y recibí de mis padres un juego de Napoleón y libros infantiles, como: Así se vivía en la época del gran Napoleón. Con el tiempo esto se convirtió en una pequeña biblioteca que creció y creció (ahora tengo más de 1.000 libros sobre Napoleón).

¿Qué es lo que le fascina de Napoleón?

Creo que principalmente es la meritocracia. Solía decir: "En mi ejército cada soldado tiene un bastón de mariscal en su mochila". Eso significa que cualquiera podía convertirse en mariscal de su ejército, sin importar su origen ni su condición, lo que se juzgaba era el desempeño. Si alguien hace un buen trabajo también es justo que se le recompense por ello.

He oído de conocidos en Francia que aprenden sobre él en la escuela: El general Napoleón era bueno, el emperador Napoleón bastante menos. Creo que es importante que se le juzgue históricamente de forma objetiva a través de los ojos de la sociedad contemporánea. Hay cosas que hizo bien y otras que claramente hizo mal.

Los expertos en el tema de Napoleón en Francia también opinan que es necesaria una "imagen saludable": la glorificación es mala, pero también lo es la demonización.

Ahora bien, a pesar del informe oficial de la autopsia del médico personal de Napoleón, la tesis de que fue envenenado pudo persistir durante mucho tiempo. ¿Cómo sucedió esto?

La teoría del envenenamiento se basa en una publicación de 1961 en la revista Nature. Se encontró una elevada concentración de arsénico en un mechón de pelo de Napoleón. En principio esto es solo un hecho que no necesariamente significa algo.

Un examen histórico basado en sus memorias reveló que Napoleón supuestamente tuvo un romance con la esposa de su compañero de exilio, Albine de Montholon. Su marido, el Génréral de Montholon, habría estado celoso y luego envenenaría lentamente a Napoleón de forma crónica, con el apoyo del gobernador británico, Sir Hudson Lowe, para quien el exilio de Napoleón en Santa Elena y el mantenimiento de todo su séquito se habrían vuelto demasiado costosos.

¿Cómo se refutó la tesis del envenenamiento?

Desde un punto de vista histórico hay dos cosas que contrarrestan esta tesis: en primer lugar, Montholon era un bonapartista acérrimo que apoyó a Napoleón III tras el exilio, por lo que incluso acabó en la cárcel. Así que no obtuvo ningún beneficio de este presunto asesinato.

El segundo punto es que Napoleón tuvo mucho cuidado de no ser envenenado, especialmente durante la campaña contra Rusia. Por tanto, es muy poco probable que haya sido envenenado de forma crónica y si así hubiera sido, habría sido de forma aguda.

La teoría del envenenamiento pudo mantenerse durante mucho tiempo, hasta que en 2008 un grupo de físicos italianos pudo demostrar que también se encontró una elevada concentración de arsénico en un mechón de pelo de Napoleón cuando era niño, así como en su esposa Josefina e incluso en su hijo, Napoleón II. Así que el arsénico se encontraba en todas partes.

Ahora la pregunta era: ¿de dónde salió este? Hay varias explicaciones, la más probable es la siguiente: en el pasado la gente solía cortar mechones de cabello de reinas y reyes fallecidos y se guardaban como recuerdo. No se pueden mantener al aire libre debido a los piojos. Y el arsénico ha demostrado ser un muy buen conservador. Los tejidos humanos pueden conservarse muy bien en él, pero es muy tóxico. Por eso hoy en día se utiliza el formol. Los mechones de cabello probablemente se mantuvieron en arsénico y se empaparon con él.

Usted encontró una forma de refutar la teoría del envenenamiento con los pantalones de Napoleón. ¿Cómo se le ocurrió eso?

No hay que adornarse con plumas ajenas: la idea vino de mi mujer. Su interés por Napoleón es más bien marginal, pero me dijo que la circunferencia de la cintura, es decir, el tamaño de la cintura de los pantalones, debe estar en correlación con el peso de una persona. Ahora sabíamos la altura de Napoleón: entre 1,67 y 1,68 metros.

Si el índice de masa corporal se correlaciona con la talla de los pantalones y tenemos la altura, podemos determinar el peso. Para ello primero tuvimos que demostrar que la circunferencia del pantalón en los hombres se correlaciona con el índice de masa corporal, es decir, está estadísticamente relacionada. Así que pedimos a todos los hombres de nuestro círculo de conocidos que se midieran la circunferencia de sus pantalones y que nos indicaran su índice de masa corporal. Lo hicieron sin vacilar, porque con ello no era posible desprender inmediatamente su peso. De este modo pudimos demostrar que en los hombres de toda Europa, el índice de masa corporal se correlaciona con la circunferencia del pantalón.

Figura 1. Medida de los pantalones de Napoleón, que vestía como coronel antes de 1815. Cortesía: Alessandro Lugli

A través de los historiadores franceses obtuvimos permiso para ir a los museos de Fontainebleau y Malmaison, cerca de París, en las horas de menor afluencia de público, para medir los pantalones de Napoleón de varias etapas de su vida (figura 1). Luego pudimos inferir su índice de masa corporal a partir de la curva que teníamos gracias al grupo de control. Entonces todo lo que se necesitaba era un cálculo simple para determinar el peso.

El general Bonaparte, delgado y de pelo largo, como se puede ver en las imágenes, pesaba alrededor de 68 kg y medía 1,68 m. Más tarde, cuando obtuvo el poder, su cabello era corto y se volvió algo regordete. Incluso durante su exilio ganó más peso, llegando a pesar hasta 91 kg.

En los últimos seis meses de su vida su peso se redujo a 67 u 80 kg. Así que perdió entre 10 y 14 kg en seis meses. Esta pérdida de peso es uno de los posibles síntomas de la verdadera causa del deceso: el cáncer de estómago.

¿Así que pudo confirmar el informe original de la autopsia?

Correcto. Napoleón murió el 5 de mayo de 1821, la autopsia se realizó al día siguiente. Estuvieron presentes 17 personas, entre ellas ocho especialistas: el médico personal de Napoleón, Francesco Antommarchi (mal clínico, pero buen anatomista) y siete médicos ingleses.

Esto dio lugar a un informe de autopsia francés y otro inglés, que no coincidían en todos los puntos, pero médicamente estaban de acuerdo: la causa del fallecimiento fue una lesión gástrica maligna, muy compatible con un carcinoma gástrico, es decir, un cáncer de estómago.

Los síntomas que se conocen por las memorias de sus sirvientes y compañeros de exilio también encajan con esto: vómito, pérdida de peso, debilidad, dificultad para tragar; en ocasiones solo podía consumir alimentos líquidos. En la clasificación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 2019 de tumores del tracto gastrointestinal, estos síntomas también se describen en el cáncer gástrico.

Otra teoría es que Napoleón murió de gastritis, una inflamación del revestimiento del estómago. ¿Por qué no cree eso?

Hay que decir lo siguiente: cuando se abrió el estómago en la autopsia, estaba lleno de "posos de café". Esto ocurre siempre que una gran cantidad de sangre entra en contacto con el ácido del estómago. Esto significa que Napoleón se desangró internamente. Tuvo una grave hemorragia gastrointestinal superior.

Ahora la pregunta es: ¿de dónde viene? El médico personal Antommarchi describe dos hallazgos: una gran lesión que se extendía desde la entrada del estómago hasta la salida y un bulto a la salida del mismo. En términos de causa esto encaja muy bien con la gastritis.

Si esto no se trata y se vuelve crónico, el revestimiento del estómago cambia tanto que se degenera. Definitivamente Napoleón tuvo gastritis, pero la gran lesión nunca pudo ser solo esta. Se trataba de un hallazgo maligno y si no era cáncer, ¿entonces qué era? En una reciente publicación con motivo del 200 aniversario de su fallecimiento, numerosos patólogos de renombre han vuelto a examinar los informes de la autopsia y todos llegan a la misma conclusión: cáncer de estómago.

¿Hay algo sobre Napoleón que aún no sepa y que le gustaría averiguar?

Desde el punto de vista médico, sin duda todavía hay detalles, por ejemplo, sobre el curso de la enfermedad en su vida. No tuvo cáncer a una edad temprana, llegó más tarde, de lo contrario no habría sobrevivido. ¿Pero cuándo empezó la gastritis? Sería interesante averiguarlo.

Alessandro Lugli ha sido profesor asociado de patología tumoral en el Instituto de Patología desde 2011 y médico jefe de patología gastrointestinal en la University of Bern desde 2021. Su investigación se centra en los tumores del tracto gastrointestinal, especialmente el biomarcador, la gemación tumoral en el cáncer colorrectal, en cuyo campo es autor de numerosas publicaciones científicas y conferencias. También es miembro de varias sociedades especializadas y es secretario de la Asociación Suiza de Patología Gastrointestinal (SAGIP) desde 2010. Alessandro Lugli ha declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....