No hay lugar como el hogar para diagnosticar la hipertensión

Megan Brooks

Conflictos de interés

7 de octubre de 2021

Los adultos que necesitan seguimiento de su presión arterial para saber si tienen hipertensión prefieren hacerlo en casa y no en una clínica, quiosco o con un monitoreo ambulatorio de presión arterial a las 24 horas, según un nuevo estudio.[1]

"Desde una perspectiva centrada en el paciente, la monitorización de la presión arterial en el hogar es el método más aceptable para diagnosticar la hipertensión, aunque los participantes estaban dispuestos a completar el monitoreo ambulatorio de presión arterial y apreciaron su precisión", indicó la Dra. Beverly Green, maestra en salud pública, de Kaiser Permanente Washington, en Seattle, Estados Unidos.

La Dra. Green presentó el estudio el 29 de septiembre durante el congreso Hypertension Scientific Sessions 2021 de la American Heart Association (AHA).

"Los profesionales de la salud deben trabajar para depender menos de las visitas a la clínica para diagnosticar la hipertensión y ayudar a sus pacientes a tomar sus mediciones de presión arterial en casa", declaró la Dra. Green en un comunicado de prensa de la American Heart Association.

"El control de la presión arterial en el hogar fortalece y mejora nuestra capacidad para identificar y tratar la hipertensión y para prevenir ictus, ataques cardiacos, insuficiencia cardiaca y muerte cardiovascular", agregó.

La conveniencia es clave

El estudio BP-CHECK fue un estudio de diagnóstico controlado aleatorizado de 3 grupos que evaluó la precisión y aceptabilidad de la monitorización de la presión arterial en el consultorio, el hogar y un quiosco frente al estándar de oro (monitoreo ambulatorio de presión arterial) para diagnosticar la hipertensión. La Dra. Green presentó los resultados sobre el cumplimiento del paciente y la aceptabilidad de estos métodos.

A los asignados a las mediciones clínicas se les pidió que regresaran a la clínica para al menos un control adicional de la presión arterial, como es habitual en el diagnóstico de hipertensión en la práctica clínica.

A los del grupo domiciliario se les proporcionó y se les entrenó para usar un monitor de presión arterial domiciliario con bluetooth/acceso web y se les pidió que tomaran su presión arterial dos veces al día (por la mañana y por la noche, con dos mediciones cada vez) durante 5 días.

Los pacientes del grupo del quiosco fueron entrenados para usar un quiosco de presión arterial con una tarjeta inteligente y se les pidió que regresaran al quiosco (o una farmacia cercana con el mismo quiosco) en tres días distintos y midieran su presión arterial tres veces en cada visita.

Se pidió a todos los participantes que completaran sus regímenes de diagnóstico asignados al grupo en 3 semanas y luego que completaran el monitoreo ambulatorio de presión arterial de 24 horas.

El ensayo reclutó a 510 adultos que acudieron a las clínicas de atención primaria de Kaiser Permanente Washington con presión arterial elevada (media: 150/88 mm Hg) pero que aún no habían sido diagnosticados con hipertensión. Su edad promedio era de 59 años, 80% de los participantes del estudio era de raza blanca y 51% de sexo masculino.

El cumplimiento del régimen de monitorización fue mayor en el grupo de presión arterial domiciliaria (90,6%), seguido por el grupo de la clínica (87,2%) y más bajo en el grupo de quiosco (67,9%). El cumplimiento al monitoreo ambulatorio de presión arterial entre todos los participantes fue de 91,6%.

En general la aceptabilidad fue más alta para el grupo de presión arterial domiciliaria, seguido por los grupos de clínica y quiosco; el monitoreo ambulatorio de presión arterial de 24 horas fue la opción menos aceptable.

El hogar fue "claramente" la preferencia mayoritaria cuando se les preguntó antes y después de la aleatorización, destacó la Dra. Green.

Los hallazgos no fueron sorprendentes para el Dr. Willie Lawrence Jr., director del comité de supervisión de AHA National Hypertension Control Initiative. "Los pacientes harán lo que sea más conveniente para ellos", indicó a Medscape.

"Sabemos por otros estudios que realmente todo lo que necesitan hacer es medir su presión arterial dos veces al día durante 3 días. Eso le dará una buena idea de cuál es la presión arterial de ese paciente en lo que respecta a eventos cardiacos futuros", destacó el Dr. Lawrence, que no participó en el estudio.

"Realmente deberíamos empezar a centrarnos más en las mediciones de presiones sanguíneas automedidas en el hogar utilizando dispositivos validados, y eso es importante, porque muchos de los dispositivos que existen no están validados", explicó.

"Los pacientes con hipertensión deben tener un monitor de presión arterial en casa que esté validado y se les debe instruir sobre cómo usarlo correctamente", concluyó el Dr. Lawrence.

La financiación del estudio fue proporcionada por el Patient-Centered Outcomes Research Institute (PCORI). La Dra. Green y el Dr. Lawrence han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....