La vacuna contra la COVID-19 de AstraZeneca muestra una eficacia de 74% en un ensayo grande en Estados Unidos

Equipo de Reuters

Conflictos de interés

1 de octubre de 2021

CHICAGO, USA. La vacuna contra la COVID-19 de AstraZeneca demostró una eficacia de 74% para prevenir enfermedad sintomática, porcentaje que aumentó a 83,5% en personas de edad igual o mayor a 65 años, según los resultados largamente esperados del ensayo clínico de la compañía y publicados el miércoles.[1]

La eficacia general de 74% fue menor que la cifra provisional de 79% informada por la farmacéutica británica en marzo, un resultado que AstraZeneca actualizó días después a 76% después de una inusual reprimenda pública por parte de los funcionarios de salud de que la cifra se basaba en "información desactualizada".

Los datos analizaron a más de 26.000 voluntarios en Estados Unidos, Chile y Perú, que recibieron dos dosis de la vacuna con un intervalo de aproximadamente un mes. Los resultados se publicaron en The New England Journal of Medicine.

No hubo casos de COVID-19 sintomático grave o crítico entre los más de 17.600 participantes que recibieron la vacuna, en comparación con 8 casos de este tipo entre los 8.500 voluntarios que recibieron el placebo. También hubo dos muertes en el grupo de placebo, pero ninguna entre los que recibieron la vacuna.

"Me sorprendió gratamente", dijo la Dra. Anna Durbin, investigadora de vacunas en la Johns Hopkins University, en Baltimore, Estados Unidos, y una de las investigadoras del estudio, sobre el resultado general. "También fue muy protector contra la enfermedad grave y la hospitalización", agregó.

No hubo casos del raro efecto secundario de trombosis con trombocitopenia que se ha relacionado con la vacuna de AstraZeneca desarrollada con investigadores de la University of Oxford.

AstraZeneca dijo a fines de julio que planeaba solicitar la aprobación total de la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos, en lugar de solicitar una autorización de uso de emergencia. El presidente ejecutivo, Pascal Soriot, dijo en una conferencia de prensa que esperaba que la vacuna aún pudiera desempeñar un papel en los Estados Unidos, a pesar de que el proceso estaba demorando más de lo esperado.

La compañía está analizando el uso de dosis de refuerzo para personas que ya han sido vacunadas con dos dosis de su propia vacuna o aquellas basadas en ARN mensajero de Pfizer/BioNTech o Moderna.

La vacuna, conocida como Vaxzevria, está autorizada para su uso en más de 170 países. Un portavoz señaló que la empresa espera solicitar la aprobación de Estados Unidos a finales de este año.

La Dra. Durbin declaró que no espera que Vaxzevria se use mucho en los Estados Unidos, pero obtener la aprobación de la FDA "les da seriedad".

Traducido y adaptado por el equipo de Medscape en español.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....