Altos niveles de lípidos maternos se vincularon con cardiopatía congénita en la descendencia

Lisa Rapaport

Conflictos de interés

16 de septiembre de 2021

Mujeres y personas gestantes con altos niveles de lípidos durante etapas tempranas del embarazo están en más riesgo de tener descendencia con cardiopatía congénita, señala un nuevo estudio.[1]

Los investigadores analizaron datos sobre los valores de lípidos en sangre durante el embarazo de 230 mujeres cuyos niños tenían cardiopatía congénita y de 381 mujeres cuyos niños no tenían este tipo de malformación. Se recolectó sangre de las mujeres durante su primera consulta prenatal, entre las 8 y 14 semanas de gestación.

Las mujeres tuvieron significativamente más probabilidades de procrear un niño con cardiopatía congénita cuando estas pruebas sanguíneas durante el primer trimestre demostraron altos niveles de triglicéridos (odds ratio ajustado [ORa]: 2,46), colesterol total/colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL) (odds ratio ajustado [ORa]: 2,10) y altos valores de apolipoproteína-A1 (ORa: 2,73). El análisis se ajustó con respecto a edad, índice de masa corporal, paridad, semana gestacional, sexo del niño, parto múltiple, hemoglobina glucosilada (HbA1c), vitamina B12, ácido fólico y homocisteína.

"Sin duda los individuos con altos niveles de lípidos tienen también más riesgo de diabetes, por lo que es posible que no solo sean los lípidos en sí, sino también su relación con la diabetes y la hiperglucemia de la madre", dijo el Dr. Aaron Caughey, profesor y presidente de Obstetricia y Ginecología en la Oregon Health & Science University en Portland, Estados Unidos, quien no intervino en el estudio.

"Sabemos por la epidemiología y también por modelos animales que la hiperglucemia materna está muy relacionada con anomalías congénitas que específicamente incluyen anomalías cardiacas", comentó el Dr. Caughey.

No obstante, no se han estudiado bien los lípidos durante el embarazo, por lo que se necesitan estudios epidemiológicos más grandes al igual que estudios de causalidad básicos para dilucidar un mecanismo entre los lípidos maternos y su potencial para alterar el desarrollo del feto en fase de desarrollo, añadió el Dr. Caughey.

El autor principal del estudio Yong-Hao Gui del Hospital Pediátrico de la Fudan University, en Shanghái, China, no respondió a las solicitudes de comentario.

No hubo diferencias significativas entre la glucosa en ayunas y la hemoglobina glucosilada entre las madres que tuvieron niños con cardiopatías congénitas y las que no los tuvieron, y tampoco hubo una diferencia en los niveles de folato, informó el equipo del estudio en Acta Obstetricia et Gynecologica Scandinavica.

En el estudio tampoco se observó una asociación entre los niveles de lípidos maternos y la gravedad de la cardiopatía congénita.

Los tipos más frecuentes de cardiopatía congénita fueron las comunicaciones interventriculares, que representaron 44,2% de los casos, seguidas de estenosis pulmonar (8,5% de los casos) y tetralogía de Fallot (5,4% de los casos).

Fueron más comunes los partos múltiples en el grupo con cardiopatía congénita (13%) que en el grupo de madres de control (0,5%).

La diabetes gestacional también fue más frecuente en el grupo con cardiopatía congénita (14,8%) que en el grupo de control (5,5%).

El embarazo facilitado mediante fertilización in vitro u otras formas de tecnología de reproducción asistida también fueron más frecuentes en el grupo que tuvo descendencia con cardiopatía congénita (16,5%) que en el grupo de control (3,1%).

Una limitación del estudio es que se basó en datos de un solo centro y que se utilizaron datos de reclamaciones, que no incluyen información clínica detallada de pacientes individuales.

El estudio tampoco tuvo la potencia suficiente para determinar el efecto de los niveles de lípidos maternos sobre los subtipos de cardiopatías congénitas.

"Es posible que el metabolismo de los lípidos en las primeras etapas del embarazo pueda influir en el desenlace del embarazo", concluyó el equipo del estudio. "Sin embargo, es necesario investigar más a fondo esta asociación mediante estudios prospectivos de gran tamaño así como estudios mecanicistas con el fin de establecer su causalidad".

Traducido y adaptado por el equipo de Medscape en español.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....