COMENTARIO

Necesidad e importancia de hacer detecciones en salud mental en la población en general

Dr. José J. Mendoza Velásquez

Conflictos de interés

8 de octubre de 2021

El texto fue editado para su mejor comprensión.

Hola a todos, soy el Dr. José J. Mendoza Velázquez, médico especialista en psiquiatría desde la Ciudad de México, para Medscape en español. Hoy les quiero presentar una cápsula relacionada a un video previo; en esta ocasión vamos a hablar sobre la necesidad de hacer detecciones en salud mental en la población en general.

Después de la experiencia que tuvimos con el hecho significativo de que Simon Biles se saliera de la competencia por un problema que ella identificaba como un proceso relacionado con la salud mental vino una duda y es si es necesario que estemos haciendo pruebas relacionadas a la salud mental en la población en general y no solo en los atletas de alto rendimiento. Y sobre eso hablaremos hoy, la necesidad de identificar en forma continua en la población general el estado de la salud mental, esta acción nos permitirá conocer si existen ya factores predisponentes o si existen personas que estén en mayor o menor riesgo de presentar enfermedades mentales.

El tamizaje para la detección temprana y el tratamiento de trastornos mentales y por uso de sustancias para la población en general ha cobrado mucha importancia desde la declaración de la pandemia de COVID-19.[1] Particularmente la detección en forma temprana en entornos de atención primaria puede mejorar la calidad de vida, ayudar a contener los costos de atención médica y reducir las complicaciones de comorbilidades médicas y de salud mental y por consumo de sustancias. Y con ello, mejorar la calidad de vida de las personas, ayudarlos para encontrar la respuesta en forma inmediata y oportuna, y mejorar la optimización de los servicios de salud. Así, también se pueden disminuir, no únicamente los problemas asociados con la salud mental, sino los problemas asociados con la salud dependientes de la salud mental, como por ejemplo aquellos derivados por el consumo de sustancias, la presencia de situaciones como accidentes por el consumo de sustancias o condiciones médicas asociadas al estrés crónico o a alguna modificación crónica de la conducta.

La Comisión de Servicios Preventivos de Estados Unidos (USPSTF) ha publicado recomendaciones generales para la detección de trastornos de salud conductual en entornos de atención primaria y en general recomienda que los adultos se sometan a pruebas de detección de depresión, abuso de alcohol y abuso de sustancias psicotrópicas, y sugiere que los médicos de atención primaria sean los encargados de que haya un seguimiento, además de promover el diagnóstico en caso de ser necesario por el especialista en salud mental.

Asimismo, considero que de forma concurrente a la depresión debemos siempre preguntar la incidencia de ideación suicida y creo que también en el proceso podemos detectar alguna otra conducta que nosotros podamos identificar como parte de una pérdida de la salud dentro del proceso conductual de nuestros pacientes. 

Sin embargo, las tasas de detección en los ambientes médicos y clínicos comunitarios de los trastornos mentales y por consumo de sustancias más prevalentes, como depresión, ansiedad o consumo de sustancias, son bajas y todavía no forma parte de una práctica común sistematizada en los servicios de primer contacto para realizar pruebas para detectar estos trastornos. 

Puede haber muchas razones para esto, desde falta de capacitación, estímulo e infraestructura adecuada en el sistema de referencias y contrarreferencias para el seguimiento diagnóstico. Igualmente, creo que esto nos da una una serie de datos para identificar por qué en el primer nivel de atención no se está tratando de hacer esta detección temprana de la enfermedad mental y mucho tiene que ver con la falta de conocimiento sobre la salud mental, pero también tiene que ver mucho con algunos desafíos del financiamiento de la salud mental. Es importante seguirle apostando a la salud mental, todavía no existe una infraestructura adecuada, tanto a nivel de redes como a nivel de personal, que nos pueda permitir que la salud mental esté cubierta de forma universal.

Considero que de manera global tenemos que poner atención sobre la salud mental de toda la población. Estrategias de manejo del tipo encuestas, que se puedan distribuir a través de diferentes medios, por ejemplo, correo electrónico o por otros medios electrónicos (redes sociales). Asimismo, estrategias enfocadas a puntos específicos durante ciertos momentos o aprovechar ciertas circunstancias que sabemos que están modificando el nivel de estrés de la población para poder, de manera preventiva, ir identificando si este estrés pudiera significar la aparición de situaciones de salud mental posterior si este estrés no se resuelve. 

Algunos instrumentos que ya hemos mencionado en otros videos y son herramientas fáciles de hacer desde el primer nivel de atención incluyen: PHQ-9, que es el cuestionario de salud del paciente con 9 apartados; GAD-7, cuestionario para el trastorno de ansiedad generalizada; SAD-PERSONS, prueba para conocer el riesgo de suicidio; o la entrevista guiada del Programa de acción mundial para superar las brechas en salud mental, mhGAP, en su versión normal o humanitaria, pueden ser de gran ayuda para los clínicos del primer contacto y primer nivel de atención para estas tareas.[2,3]

Espero que esta información les sea útil, recuerden consultar las referencias de este contenido para ahondar en el tema y en próximos videos continuaremos abordando estos temas. ¡Muchas gracias!

Siga al Dr. José J. Mendoza Velásquez de Medscape en español en Twitter @josemendozamdr.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Contenido relacionado

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....