Mini-examen clínico: Trombosis venosa profunda

Dr. Richard H. Sinert

Conflictos de interés

8 de septiembre de 2021

Los factores de riesgo desempeñan un papel destacado en la evaluación de la probabilidad de trombosis venosa profunda antes de las pruebas. Por otra parte, los factores de riesgo transitorios permiten la anticoagulación exitosa a corto plazo, mientras que la trombosis venosa profunda idiopática o los factores de riesgo crónicos o persistentes justifican un tratamiento prolongado.

Los factores de riesgo más comunes son obesidad, trombosis venosa previa, cáncer, intervenciones quirúrgicas, traumatismo e inmovilidad.[2] Desde el punto de vista anatomopatológico suelen observarse remanentes de trombos previos en los especímenes de nuevos trombos agudos.

Otros factores de riesgo conocidos son:

  • Edad avanzada.

  • Tabaquismo de cigarrillos.

  • Insuficiencia cardiaca.

  • Trastornos que cursan con hipercoagulabilidad.

  • Catéteres venosos a permanencia.

  • Embarazo.

  • Anemia drepanocítica.

  • Uso de anticonceptivos orales o tratamiento con estrógenos.

No hay predominancia de sexo que se asocie con el desarrollo de trombosis venosa profunda. No se ha visto que el consumo de alcohol sea un factor de riesgo independiente específico para la enfermedad.[3] Aunque determinadas intervenciones quirúrgicas aumentan el riesgo, en un análisis se determinó que la reparación de meniscos no es un factor de riesgo importante para la trombosis venosa profunda o la embolia pulmonar.[4]

Para más información sobre trombosis venosa profunda, lea aquí.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....