El uso de biomarcadores y endotipos para diagnóstico y tratamiento de sepsis todavía no es viable en México

Perla Miranda

7 de septiembre de 2021

Una serie de biomarcadores involucrados con las alteraciones proteolíticas, vasculares, inmunitarias y de coagulación podría ayudar en la construcción de endotipos compuestos para predecir resultados no complicados en la sepsis e identificar a los pacientes que requieren antibióticos o la interrupción de estos, señaló un estudio publicado en Cirugía y Cirujanos.[1]

Dr. Ansony R. Godínez Vidal

El Dr. Ansony R. Godínez Vidal, cirujano general y coautor de la investigación, comentó a Medscape en español que en México no es viable el uso de biomarcadores para diagnosticar y tratar la sepsis, puesto que solo se ha hecho en estudios experimentales y el costo para llevarlo a la práctica es muy elevado.

Resaltó que el primer paso para que la medicina nacional avance hacia la biología traslacional como herramienta de detección y atención de sepsis es la actualización de la Guía de práctica clínica de diagnóstico y tratamiento de sepsis grave y choque séptico en el adulto, publicada en 2009, que se basa en datos internacionales y es con la única que se cuenta en el país, además de incrementar la data sobre sepsis, porque el mayor referente es un estudio que analizó 135 áreas de terapia intensiva de 24 entidades federativas y mostró que de 40.957 hospitalizaciones anuales, se presentaron 11.183 sepsis y la mortalidad por esta causa fue de 30,4%.[2]

"Tenemos teorías que indican que de acuerdo con cada endotipo se puede aplicar el mejor tratamiento en cada paciente, pero no está estandarizado. No es costo-efectivo para el país debido a la diversidad en nuestra población; no somos como la población estadounidense o europea, por lo que es importante reproducir esos estudios experimentales aquí y estandarizar los datos y alcanzar este tipo de medicina del futuro. Pero para lograrlo, el primer paso tiene que ser la actualización de la guía nacional con la que contamos y está basada en guías internacionales, porque hemos visto que la población mexicana se comporta de forma distinta, por lo que deberíamos actualizar las guías con base en criterios correspondientes a nuestra población", destacó el Dr. Godínez.

Asimismo, explicó que la investigación de la que fue parte consistió en revisar y analizar al menos siete grandes estudios de diversos países sobre el diagnóstico, tratamiento y sobrevida de pacientes con sepsis y esta concluyó que la combinación de biomarcadores moleculares y de proteínas se podría usar para predecir el resultado en pacientes con choque séptico.

Se determinó que la metabolómica es un método en desarrollo para descifrar la heterogeneidad en la sepsis, mientras que a través de patrones de expresión del genoma también es posible identificar subclases de endotipos que permiten estratificar el riesgo de los pacientes.

En cuanto a los biomarcadores, se reveló que los niveles del fragmento medio regional de proadrenomedulina (MR-proADM) se correlacionan con el grado de insuficiencia orgánica en la sepsis, que el antígeno leucocitario humano DR (HLA-DR) en monocitos es un marcador sustituto de la inmunosupresión inducida por la sepsis y que las proteasas de neutrófilos están involucradas en la patogénesis de las alteraciones de la coagulación observadas en la sepsis y median el daño endotelial.

En México hay poca información sobre sepsis

El Dr. Godínez enfatizó que con los biomarcadores se podría realizar una escala para tener un pronóstico o una calificación en cada paciente con sepsis, pero para ello es necesario contar primero con biomarcadores específicos para la población nacional, por lo que es necesario aumentar los estudios experimentales entre mexicanos.

"El reto de diagnóstico es aún muy elevado, porque debemos lograr el control del foco infeccioso e identificarlo y solo así será posible encontrar el tratamiento adecuado, es decir, existen muchos antibióticos, pero cada paciente tiene diferente respuesta, por eso es que las guías internacionales solo dan recomendaciones y no ayuda que en México haya tan poca información sobre sepsis", agregó.

En ese sentido, consideró que las principales limitantes del estudio radican en la falta de datos nacionales sobre sepsis. Enfatizó que el mayor estudio sobre sepsis realizado por el Dr. Raúl Carrillo Esper, coautor de la investigación, reveló que en el país no solo hacen falta datos abiertos sobre esta, sino que hay déficit de personal de enfermería capacitado y certificado para la atención de los pacientes graves, así como número insuficiente de especialistas en medicina del enfermo en estado crítico, con un promedio de 3,6 especialistas por unidad tanto pública como privada.

"La mayoría de los estudios que citamos y sirvieron de base para nuestra investigación es de población no mexicana, por lo que es urgente que haya más inversión en el país para fases experimentales que permitan obtener datos sobre sepsis. Se necesitan esfuerzos para identificar las combinaciones óptimas de biomarcadores que deriven en el endotipo mejor compuesto para detectar y tratar la sepsis. Nuestro principal reto es que la guía nacional está basada en información internacional, por tanto, no se sabe cuál es el algoritmo a seguir. Debería haber más investigación, pues esta patología tiene una mortalidad de 30%, predominando en instituciones públicas. No hay tratamiento específico ni cura, solo es manejo y este repercute tanto en costos como en la salud".

Agregó que aun cuando los resultados obtenidos no son de gran ayuda en la medida que no son viables de aplicar en México, en el corto plazo continuarán con investigación clínica para descubrir marcadores que sean 100% sensibles para identificar sepsis en los pacientes, así como el uso temprano de antimicrobianos o la suspensión de los mismos.

"Siempre esperamos lograr nuestro objetivo, pero si no se logra no pasa nada, porque lo que se haya reportado es un avance hacia lo que se busca. No hemos descubierto el marcador que esté 100% sensible o tenga mayor poder para el diagnóstico de sepsis y que esto a su vez permita usar de manera temprana los antibióticos o interrumpir su uso si se detecta una resistencia, pero continuaremos con la búsqueda de algo que nos ayude; la meta a corto plazo es incentivar a los médicos y a los hospitales a crear más conocimiento en relación con la sepsis".

El uso de biomarcadores y endotipos es poco viable

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que la sepsis mata a 11 millones de personas cada año, por ello urgió a generar datos de mejor calidad porque la mayoría de estudios publicados sobre sepsis se ha realizado en hospitales y unidades de cuidados intensivos en países de altos ingresos, lo que aporta pocos datos para el resto del mundo.[3]

Dr. Luis Antonio Gorordo Delsol

El Dr. Luis Antonio Gorordo Delsol, especialista en urgencias médicas y en medicina crítica, adscrito a la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Juárez de México, coincidió con el autor con respecto a que el uso de biomarcadores y endotipos para el diagnóstico y tratamiento de sepsis es poco viable debido a que no se sabe cómo funcionan los endotipos en sepsis en general.

"Estos biomarcadores y endotipos están en protocolos de investigación; todavía no son una práctica rutinaria ni sistemas de salud más avanzados y probablemente no es factible aplicarlos de forma rutinaria más allá de fines de investigación, es decir, apenas vamos a probar en la población mexicana, en ciertos grupos de enfermedades, si estos funcionan o no y en un mundo ideal deberíamos empezar a probarlos cuando no estemos en pandemia".

Señaló que hospitales de tercer nivel, como el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ) y el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) ya están midiendo biomarcadores, pero no se implementan como un mecanismo de detección o tratamiento porque son esfuerzos que implican una alta inversión económica.

"Hay hospitales que ya miden biomarcadores, revisan su factibilidad para detectar a pacientes con sepsis y elegir el mejor tratamiento. El INCMNSZ o el INER lo hacen, pero estos estudios son muy caros y se requiere un equipo especializado para la medición y la selección adecuada del paciente que se va a medir, y esto solo se hace con fines de investigación, no como fines rutinarios en la clínica cotidiana, hacia donde sin duda se encamina la medicina y ojalá lleguemos pronto, pero aún no es común ni en el primer mundo".

¿Cómo prevenir la sepsis?

El Dr. Gorordo resaltó que para el diagnóstico de sepsis en los hospitales mexicanos existe el abordaje microbiológico, que es una tecnología que va más allá de los cultivos rutinarios y que puede revelar signos de resistencia, por lo que en los laboratorios de microbiología se lleva a cabo la genotipificación de los patógenos y se sugiere el mejor antibiótico o tratamiento para salvar al paciente.

"Hay bacterias que de pronto dan dolor de cabeza porque son resistentes a muchos antibióticos, pero cuando se genotipifican es posible encontrar la combinación a la que son sensibles y esto es una herramienta con biomarcadores, es una herramienta biológica que podemos utilizar para decidir cómo manejar la sepsis de la mejor manera".

Asimismo, recordó el Dr. Gorordo, toda sepsis empieza con una infección y subrayó que los datos de alarma que indican que una infección se está complicando con sepsis consisten en alteraciones neurológicas, escalofríos o fiebre de difícil control, livedo reticularis y confusión: "Tenemos tres ventanas: la neurológica, la dermatológica y la renal, cualquiera de las cuales puede identificar en casa sin tener conocimientos de medicina. Es importante que se hable más de sepsis, porque no es tan común escuchar de esta como del infarto o el cáncer".

"La sepsis se puede prevenir, hay que tener siempre buena higiene, lavarse las manos y mantener las heridas limpias y cubiertas hasta que sanen. La sepsis se puede tratar con buenos resultados si se detecta de forma temprana", finalizó.[4]

La investigación no obtuvo ningún tipo de financiamiento por parte de ninguna empresa. Los doctores Godínez y Gorordo han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....