COMENTARIO

Fragilidad, sarcopenia y caquexia en pacientes con enfermedades autoinmunes

Dr. F. Javier Merayo Chalico

Conflictos de interés

23 de agosto de 2021

El 23° Congreso de la Liga Panamericana de Asociaciones de Reumatología (PANLAR 2021) se distinguió por abordar temas que pueden considerarse tópicos "emergentes" que recién empiezan a cobrar interés en nuestros congresos internacionales, lo cual sin duda es un acierto de los organizadores. En esta ocasión, el Dr. Xavier Ricardo, de Brasil, la Dra. María Lorena Brance, de Argentina, y el Dr. Joshua Baker, de Estados Unidos, especialistas destacados, presentaron puntos relevantes sobre sarcopenia y caquexia.[1]

Estado actual: sarcopenia, fragilidad y caquexia

Respecto a los aspectos fisiopatológicos en estos estados, se conoce que la masa muscular corresponde aproximadamente a 40% del peso corporal, siendo un órgano importante para la regulación de la respuesta inmune, ya que es un gran productor de citocinas (miosinas, interleucina-6).

En cuanto a la sarcopenia, se han visto prevalencias tan altas como en artritis reumatoide, cercanas a 45%. Sin embargo, sigue siendo un área poco explorada en otras enfermedades del tejido conectivo. Es importante reconocer que la sarcopenia, junto con la caquexia, tienen como principales precipitantes la baja actividad física y la alta exposición del músculo a citocinas proinflamatorias. Asimismo, en modelos animales se ha logrado comprobar cómo la sarcopenia se encuentra generada principalmente por activación del proteosoma de la autofagia.

Por lo anterior, es relevante que el ejercicio sea parte fundamental en los pacientes con enfermedades reumáticas, así como el control de la enfermedad con la medicación necesaria.

Es relevante que el ejercicio sea parte fundamental en los pacientes con enfermedades reumáticas.

Por otro lado, la fragilidad, definida de manera general como una pérdida de la fuerza y de la habilidad física asociada a una disminución progresiva de las habilidades cognitivas, frecuentemente se vincula a estados de vulnerabilidad que se pueden complicar con riesgos de caídas, hospitalizaciones e incluso muerte. Suele ser un parámetro comúnmente medido en pacientes geriátricos, sin embargo, en fechas recientes se evalúa en enfermedades reumáticas.

Hablando específicamente de la caquexia, este síndrome clínico es un consumo o desgaste crónico asociado a malnutrición en pacientes con procesos inflamatorios crónicos muy relacionado a la presencia de citocinas inflamatorias circulando de manera constante a niveles elevados (factor de necrosis tumoral, antes llamado caquectina, interleucina-1, interleucina-6, entre otras). Si bien la prevalencia de la caquexia entre pacientes con enfermedades reumáticas no es conocida con precisión, algunas investigaciones en población mexicana en pacientes con artritis reumatoide y lupus eritematoso generalizado han demostrado que las alteraciones nutricias pueden fluctuar entre 30% y 40%. Sin embargo, se requiere más información a este respecto.

Por último se mencionaron algunos avances sobre el tratamiento en pacientes que padecen estos síndromes clínicos. Refiriéndonos principalmente a sarcopenia, las dos piedras angulares para el tratamiento son ejercicio y manejo nutricional. Respecto al ejercicio, se recomienda sobre todo el que involucre resistencia muscular. Con base en recomendaciones nutricionales generales, es importante un adecuado aporte de aminoácidos esenciales junto con suplementos proteicos, sin dejar de lado ciertos suplementos vitamínicos (como vitamina D). La conjunción de estas dos estrategias ha demostrado la mejora significativa en pacientes que padecen enfermedades crónicas inflamatorias.

Punto de vista

Es importante mencionar que estos síndromes clínicos (en especial sarcopenia) se han visto relacionados directamente con mortalidad en diversos estudios y en muchas ocasiones son muy fáciles de evaluar a pie de cama del paciente. Si bien es un gran esfuerzo por parte de PANLAR presentar estos temas de actualidad, con respecto a la fragilidad habría sido interesante observar datos en pacientes con lupus eritematoso generalizado, ya que desde hace prácticamente dos años se cuenta con una herramienta específica para evaluar esta complicación en pacientes con dicha enfermedad.[2] Es seguro que en años venideros veremos con mayor frecuencia estudios relacionando diversas enfermedades del tejido conectivo y estos tres síndromes clínicos muy relevantes en la práctica clínica diaria.

Siga al Dr. F. Javier Merayo Chalico de Medscape en español en Twitter @merayo_dr.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Contenido relacionado

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....