MEDICINA DE IMPACTO

Esteatosis hepática dismetabólica en la consulta

El pódcast de Medscape en español

Dr. Aldo Rodrigo Jiménez Vega; Dr. Alejandro Yared Meraz Muñoz

Conflictos de interés

6 de agosto de 2021

En este contenido

Caso clínico

Paciente femenino de 51 años acude a su consulta enviada por su médico general para la evaluación de enzimas hepáticas persistentemente elevadas. Padece obesidad, diabetes de tipo 2 y dislipidemia. Ocasionalmente toma una cerveza o una copa de vino. No tiene historia de uso o abuso de otras sustancias. Sus fármacos son metformina y glibenclamida. Exploración física normal.

Análisis de laboratorio

Prueba

Resultado

Aspartato aminotransferasa (AST)

200  UI/l

Alanina aminotransferasa (ALT)

145  UI/l

Fosfatasa alcalina

205 UI/l

Triglicéridos

200 mg/dl

Colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL)

180 mg/dl

Colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL)

30 mg/dl

Evaluación clínica

Una parte fundamental en la evaluación de los pacientes con hígado graso es determinar el grado de fibrosis, ya que es un factor muy importante para la progresión de la enfermedad.

Existen varios marcadores para evaluar el grado de fibrosis que pueden ser no invasivos (serológicos o por imagen) o invasivos (biopsia hepática).

Los marcadores serológicos utilizan pruebas sencillas de laboratorio para estimar el grado de fibrosis, uno de los más conocidos es el FIB-4, que solo utiliza edad, alanina aminotransferasa, aspartato aminotransferasa y conteo plaquetario. Otro es la puntuación de fibrosis NAFLD (NFS), que utiliza edad, transaminasas, índice de masa corporal, historia de diabetes o glucosa alterada en ayuno y albúmina sérica. Sobre todo es útil para descartar fibrosis, con sensibilidad de 70% y especificidad de 80% (NFS < -1,455: excluye fibrosis avanzada; NFS entre 1,455 y 0,676: indeterminado; NFS > 0,676: identifica fibrosis avanzada). La mayoría de las veces obtendremos valores intermedios que no serán muy útiles para descartar o confirmar fibrosis. En estos casos la elastografía es de mucha utilidad.

La elastografía (o fibroscan) es una técnica de imagen revolucionaria que permite la evaluación del grado de fibrosis. En pocas palabras, es un dispositivo que emite ondas de ultrasonido que se propagan por a través del hígado y mide la velocidad de esta propagación, estimando el grado de rigidez del hígado, expresado en kilopascales (2,5 a 70). Esta medición se correlaciona con el grado de fibrosis. Por ejemplo, > 7 kilopascales nos indican fibrosis significativa y > 12 kilopascales nos sugieren cirrosis. Su sensibilidad y especificidad para la detección de fibrosis es > 80%. Sin embargo, no es del todo accesible.

Perla
El estándar de oro es la biopsia hepática. Sin embargo, es un procedimiento invasivo no exento de complicaciones y sujeto a errores de muestreo.

Además del abordaje habitual que incluyen estudios de laboratorio como biometría hemática, química sanguínea, enzimas hepáticas y ecografía hepática, el abordaje de estos pacientes debe incluir:

  • Tamizaje de uso/abuso de alcohol.

  • Panel de hepatitis viral, sobre todo para descartar infección por hepatitis B o C.

  • Hemoglobina glucosilada.

  • Perfil de lípidos.

  • Evaluación del riesgo cardiovascular.

  • Anticuerpos anti-mitocondriales en casos selectos.

Perla
Un consumo de bajo riesgo es para hombres no más de 3 bebidas estándar al día y para mujeres no más de 2 bebidas estándar al día. Esto no aplica a personas con enfermedad hepática asociada a disfunción metabólica.

Perla
El diagnóstico de enfermedad hepática asociada a disfunción metabólica no excluye la presencia de otras enfermedades hepáticas.

Perla
La elevación habitual de transaminasas en enfermedad hepática asociada a disfunción metabólica es de 2 a 3 veces su valor normal.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....