COVID-19: confirmación de mayor mortalidad en pacientes con trastornos mentales

Stephanie Lavaud

Conflictos de interés

3 de agosto de 2021

Encuentre las últimas noticias y orientación acerca de la COVID-19 en el Centro de información sobre el coronavirus (SARS-CoV-2).

Durante la pandemia se ha planteado un vínculo entre las patologías psiquiátricas y un aumento de la mortalidad por COVID-19. El 2 de agosto un metanálisis francés de 16 estudios observacionales de 7 países diferentes publicado en JAMA, realizado por el Dr. Guillaume Fond, profesor Laurent Boyer del Hôpital de La Timone, en Marsella, Francia, y sus colaboradores, confirmó la existencia de tal correlación.[1] 

Entre los diversos trastornos psiquiátricos enumerados por los autores, la esquizofrenia y los trastornos bipolares se asociaron con la tasa de mortalidad más alta.

16 estudios realizados en 7 países

Para llevar a cabo su metanálisis sobre el vínculo entre los trastornos psiquiátricos y la mortalidad por COVID-19, los investigadores franceses realizaron una revisión sistemática de la literatura basada en la metodología Cochrane y utilizando la técnica PRISMA (Preferred Reporting Items for Systematic Reviews and Meta-analysis). Para determinar si había diferencias entre los trastornos psiquiátricos, realizaron una búsqueda que incluía los siguientes términos: "psiquiátrico, esquizofrenia, psicótico, trastorno bipolar, trastornos del estado de ánimo, trastorno depresivo mayor, trastorno de ansiedad, trastorno de la personalidad, trastorno alimentario, abuso de alcohol, alcohol uso indebido, abuso de sustancias y uso indebido de sustancias".

De los 18.200 estudios identificados por los autores, 16 cumplieron los criterios de selección definidos. Finalmente, se incluyeron 10.086 pacientes psiquiátricos y con COVID-19 en el metanálisis. De estos estudios, 1 se realizó en Dinamarca, 2 en Francia, 1 en Israel, 3 en Corea del Sur, 1 en España, 1 en Reino Unido y 7 en Estados Unidos.

Diferencias significativas

Los resultados del metanálisis confirman que la mortalidad por COVID-19 es mayor en pacientes con un trastorno mental en comparación con aquellos sin uno (odds ratio ajustado: 1,38; IC 95%: 1,15 a 1,65; I 2: 0%). Al limitarnos a los estudios que incluyeron solo pacientes con trastornos mentales graves (espectro de trastornos esquizofrénicos y trastornos bipolares), el vínculo fue aún mayor con un odds ratio ajustado de 1,67 (IC 95%: 1,02 a 2,73; I 2: 27,3%). En los otros estudios que incluyeron pacientes con todo tipo de trastornos psiquiátricos y adicciones, el odds ratio ajustado fue de 1,34 (IC 95%: 1,08 a 1,65; I 2: 0%). Las diferencias fueron estadísticamente significativas en cada caso (p  < 0,05). 

La evidencia de una tasa de mortalidad más alta, incluso después del ajuste, sugiere que en pacientes con un trastorno psiquiátrico, el riesgo de un desenlace fatal después de la COVID-19 es mayor que en pacientes sin trastornos mentales, independientemente de los principales factores de riesgo asociados con COVID-19 grave (edad, obesidad, tabaquismo, enfermedad renal, enfermedad cardiovascular, enfermedad pulmonar obstructiva crónica). "Esto supone que intervienen otros factores, que son responsabilidad del propio paciente, de los cuidadores y de la organización de la atención en general", comento el Dr. Guillaume Fond, autor principal del estudio, entrevistado por Medscape en francés.

Diferentes factores involucrados

Para los factores relacionados con el paciente y que pueden explicar este mayor riesgo de mortalidad en caso de COVID-19, el psiquiatra refirió las alteraciones inmunológicas ligadas a la patología psiquiátrica o al efecto de los psicofármacos. De hecho, se ha demostrado que los pacientes con bipolaridad y aquellos con esquizofrenia tienen un perfil inmunológico particular. "Durante la respuesta inmune mediada por células T, es probable que un desequilibrio entre los linfocitos Th1 y Th2 interfiera con la tormenta de citocinas observada durante la COVID-19", explico el Dr. Fond. Hay que tener en cuenta que algunos tratamientos psiquiátricos, como las benzodiacepinas, también pueden provocar complicaciones por depresión respiratoria.

El uso prolongado de sustancias nocivas como alcohol, tabaco o drogas también es perjudicial para estos pacientes. "Por ejemplo, en los Estados Unidos, hemos visto un aumento en la mortalidad de pacientes adictos a opiáceos, sustancias que también causan depresión respiratoria". En resumen, podemos decir que "la enfermedad mental crea un terreno de salud desfavorable" que se suma a las comorbilidades y adicciones, consideradas en el metanálisis.

Las personas con enfermedades psiquiátricas son vulnerables

Con respecto a los cuidadores, "un estudio que realizamos en Francia mostró que los pacientes con esquizofrenia tenían peor acceso a la reanimación.[2] Es cierto que se trata de pacientes que pueden tener más dificultades para expresar sus síntomas, sobre todo en pacientes de edad avanzada, como en la demencia, lo que retrasa el diagnóstico y el inicio de los cuidados. También podemos mencionar el hecho de que los reanimadores dicen estar menos capacitados en las patologías de estos pacientes, que son más difíciles de manejar. Esto no es específico de COVID-19, hemos hecho la misma observación en personas con trastornos psiquiátricos que padecen cáncer al final de la vida".

"Finalmente, la organización de la atención hospitalaria hace que existan barreras entre las distintas especialidades y que en ocasiones sea difícil conseguir que un paciente psiquiátrico sea aceptado en otro servicio".

Todos estos factores hacen que "cuanto más nos adentramos en los metanálisis, más nos damos cuenta de que las personas con un trastorno mental son personas vulnerables, que deben ser consideradas como tales, del mismo modo que la población sin hogar, por ejemplo", afirmó el Dr. Fond.

"En cuanto a la organización de la atención a los pacientes con trastornos psiquiátricos, este tipo de análisis nos anima la implementación de uno mejor, porque seguimos observando una pérdida de oportunidades muy importante para estos pacientes. Un estudio previo que realizamos permitió que se estableciera la vacunación como una prioridad en estos pacientes, lo cual es muy bueno, pero aún necesitamos saber por qué algunos de ellos la rechazan. Eso es lo que estamos estudiando".

Los pacientes psiquiátricos tienen el doble de probabilidades de morir de COVID-19

Misma conclusión para un gran metanálisis (33 estudios y 22 países) publicado en Lancet Psychiatry que informó que las personas con trastornos psiquiátricos tienen un doble riesgo de ser hospitalizadas o morir por COVID-19, en comparación con las personas sin este tipo de trastornos.[3] El metanálisis también mostró un efecto más marcado en los pacientes más graves, en particular en aquellos con trastornos psicóticos. Ante estos hallazgos los autores abogan por que se solicite ante las autoridades sanitarias de diferentes países que los pacientes con patologías psiquiátricas se beneficien del acceso prioritario a la vacunación contra la COVID-19.

El Dr. Fond ha declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....