MEDICINA DE IMPACTO

Cómo sobrevivir a la tercera ola de COVID-19

El pódcast de Medscape en español

Dr. Aldo Rodrigo Jiménez Vega; Dr. Alejandro Yared Meraz Muñoz

Conflictos de interés

23 de julio de 2021

En este contenido

Efectividad de las vacunas

Las vacunas son la mejor defensa que tenemos contra las variantes de preocupación. Desafortunadamente en Latinoamérica se han utilizado muchas vacunas de las que no tenemos información completa (estudios de fase 3) de su efectividad contra el SARS-CoV-2 original y mucho menos de su efectividad contra de las variantes de preocupación.

De acuerdo con estudios de Inglaterra, las vacunas de Pfizer/BioNTech  y de Oxford/AstraZeneca tienen efectividad contra la variante delta para prevenir la enfermedad sintomática de 30% a 33% con una dosis, por lo que una sola dosis claramente no es suficiente. Si se reciben las dos dosis tienen efectividad de 79% a 92% y de 60% a 67% con las vacunas de Pfizer/BioNTech y de Oxford/AstraZeneca , respectivamente. En cuanto a la prevención de enfermedad grave, hospitalización y muerte, la protección que confieren las vacunas de Pfizer y de Oxford/AstraZeneca es de 96% y 92%, respectivamente. Datos preliminaries han demostrado que la vacuna de  Moderna  es altamente efectiva, incluso con una dosis. Del resto de las vacunas no tenemos mucha información. Se ha informado que las vacunas de Janssen/Johnson & Johnson y del Gamaleya Research Institute (Sputnik V) sí generan anticuerpos neutralizantes contra la variante delta, sin embargo no conocemos aún su efectividad clínica.

Perla
La variante delta afecta principalmente a personas no vacunadas.

Perla
Hasta el día de hoy no existe evidencia suficiente para recomendar dosis extra o revacunación (con una vacuna diferente a la inicial) en pacientes inmunocompetentes.

Perla
Existe evidencia que pacientes trasplantados podrían beneficiarse de una tercera dosis de vacunas de ARN mensajero para mejorar su inmunidad contra el SARS-CoV-2.

Se ha estudiado la combinación de vacunas en personas cuya primera dosis fue de Oxford/AstraZeneca y la segunda de Pfizer, combinación que parece ser segura y efectiva. Sin embargo, no se recomienda que si la primera vacuna recibida fue con base en ARN mensajero, la segunda sea de Oxford/AstraZeneca u otras. Respecto al resto de las vacunas, no contamos con información contundente acerca de la seguridad y efectividad de combinarlas.

Se han documentado diversos riesgos asociados a las vacunas contra la COVID-19, por ejemplo, trombosis en mujeres jóvenes vacunadas con Oxford/AstraZeneca o miocarditis/pericarditis en pacientes expuestos a vacunas de ARN mensajero. Sin embargo, la incidencia real de estas complicaciones es extremadamente baja. Los beneficios de la vacunación exceden por mucho a estos riesgos. Por ejemplo, el riesgo de trombosis secundaria a COVID-19 es mucho mayor que el riesgo asociado a la vacunación.

En esta nueva ola se ha observado incremento en la hospitalización de pacientes jóvenes. Esto se ha reproducido en diferentes países. En Inglaterra 65% de estos pacientes no estaba vacunado, por lo que esta asociación existe. En México 36% de los hospitalizados lo constituyen menores de 49 años. En Israel, donde más de 60% de la población está completamente vacunada, los nuevos brotes se han asociado a personas jóvenes y personas no vacunadas.

No está claro si la gravedad es mayor con la variante delta específicamente. Lo que se ha documentado (estudio ZOE COVID) es un cambio en la sintomatología asociada a esta variante. Síntomas de infección de vías aéreas superiores, como cefalea, rinorrea, resfriado, dolor de garganta y fiebre. Asimismo, los síntomas gastrointestinales son más prevalentes, así como dolor articular y pérdida de la audición.

Perla
En esta tercera ola la COVID-19 puede presentarse con síntomas del resfriado común.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....