Más síntomas digestivos pos-COVID-19: desnutrición y pérdida de peso

Diana Swift

Conflictos de interés

21 de julio de 2021

Encuentre las últimas noticias y orientación acerca de la COVID-19 en el Centro de información sobre el coronavirus (SARS-CoV-2).

Después de una infección aguda por el SARS-CoV-2, los pacientes refieren persistencia de desnutrición, pérdida del apetito y falta de recuperación del peso que perdieron mucho después de haberse resuelto otros síntomas digestivos y no digestivos, de acuerdo con los resultados de un nuevo estudio.[1]

En un estudio retrospectivo multicéntrico de gran tamaño publicado en la versión electrónica de Clinical Gastroenterology and Hepatology, el Dr. Anam Rizvi y sus colaboradores, del Long Island Jewish Medical Center, en New Hyde Park, Estados Unidos, informaron alta prevalencia de síntomas digestivos en pacientes con COVID-19.

Efectuaron seguimiento a 17.462 pacientes adultos que fueron hospitalizados por COVID-19 grave entre marzo de 2020 y enero de 2021. De estos, 3.229 (18,5%) también tenían síntomas digestivos.

La mediana de edad de los pacientes era de 66 años y 46,9% de ellos era de sexo femenino. La población diversa incluyó pacientes caucásicos (46%), raza negra (23%) e hispanoamericanos (17%) ingresados en 12 centros médicos del Northwell Health System, en Manhattan, Queens, Long Island y Staten Island, Estados Unidos. Los investigadores efectuaron seguimiento a los pacientes durante 3 meses (88,7%) y 6 meses (56,5%).

Los síntomas digestivos iniciales más frecuentes fueron gastroenteritis (52,5%), desnutrición (23%), hemorragia digestiva (20,4%) y pancreatitis idiopática (0,5%). Cabe destacar que 50,6% de los individuos con manifestaciones digestivas refirió incapacidad para recuperar a los 3 meses el peso que perdió; 32,4% refirió no lograr recuperar a los 6 meses la pérdida de peso.

Estos porcentajes aumentaron entre los pacientes con desnutrición, según lo determinó un nutricionista intrahospitalario certificado por consejo; 56,4% no logró recuperar el peso a los 6 meses. En el seguimiento a medio año persistió una mediana de 6,66 kg de pérdida de peso.

En contraste con estos síntomas persistentes, la gastroenteritis, la hemorragia digestiva y la pancreatitis se resolvieron 3 meses después de la hospitalización.

Dr. Arvind Trindade

El Dr. Arvind J. Trindade, autor del estudio, comentó a Medscape Noticias Médicas: "Estamos algo sorprendidos de que la prevalencia de estos síntomas sea tan elevada, pero en general tranquiliza que la mayoría de los síntomas digestivos de COVID-19 se resuelve. En algunos pacientes con COVID-19 estamos observando una incapacidad para aumentar el peso sin que tengan diarrea o síndrome de intestino irritable posinfeccioso".

"En los pacientes con incapacidad para recuperar el peso se debe considerar el seguimiento con un nutricionista", continuó el Dr. Trindade, director de endoscopia del centro y profesor asociado en Feinstein Institutes for Medical Research, en Manhasset, Estados Unidos. Su grupo también recomienda desarrollar evaluaciones para la detección de desnutrición en pacientes con COVID-19 que se recuperan de la infección aguda.

El estudio fue motivado por observaciones clínicas durante el seguimiento.

"Vimos que muchos de estos pacientes tenían dificultades para recuperar el peso, pero todavía no sabemos por qué. No hubo manifestaciones clínicas distintivas aparte de la desnutrición que indicaran mayor riesgo ni alguna característica socioeconómica o demográfica. También analizamos si algún factor predecía la desnutrición, y no hubo alguno que predispusiera a la desnutrición", añadió el especialista.

"Ahora estamos contactando a investigadores no clínicos para ver si existe interés en estudiar los fundamentos científicos de estos síntomas", destacó el Dr. Trindade.

Su grupo tiene planeado dar a conocer en enero de 2022 los datos de seguimiento a 12 meses correspondientes a la segunda ola de la pandemia.

Se considera que los síntomas digestivos iniciales se deben a la unión de la proteína en espiga S1 del virus a los receptores de enzima convertidora de angiotensina 2, que son abundantes en las células epiteliales del tubo digestivo. "Sin embargo probablemente es un mecanismo fisiológico diferente el de las secuelas digestivas a largo plazo", dijo el Dr. Trindade. "La idea es que debe haber alguna hormona o vía metabólica que no les permita aumentar de peso", señaló el Dr. Trindade.

Dr. Jordan Shapiro

"La cohorte hospitalaria del Dr. Rizvi y sus colaboradores es peculiar y útil por cuanto los pacientes con síntomas digestivos tienen menos probabilidades de ser hospitalizados, y tal vez los que están tan graves que requieran hospitalización y también tienen síntomas digestivos necesitan atención específica a su apetito, peso corporal y estado nutricional", indicó el Dr. Jordan M. Shapiro, quien comentó sobre el estudio, pero no intervino en el mismo.

Las constelaciones de síntomas digestivos son difíciles de distinguir de otros síndromes digestivos posinfecciosos, como el síndrome de intestino irritable y la gastroparesia, añadió el Dr. Shapiro, profesor asistente de medicina en gastroenterología y patología en el Baylor College of Medicine, en Houston, Estados Unidos. "Todavía estamos tratando de descifrar lo que es y no es específico de los síntomas digestivos subsiguientes a la COVID-19. Se necesitan estudios prospectivos para ahondar en el estudio de este fenómeno".

El año pasado, en un estudio italiano pequeño se documentó pérdida de peso importante y desnutrición en una cohorte hospitalaria de 213 pacientes con COVID-19 dados de alta.[2] En ese estudio la duración de la enfermedad predijo la pérdida de peso.

Los autores señalaron varias limitaciones del estudio, entre ellas, que la cohorte estuvo restringida a pacientes hospitalizados en Nueva York y que el periodo de seguimiento de 6 meses fue corto.

El estudio no recibió financiación. El Dr. Trindade funge como consultante de Pentax Medical. Todos los demás autores y el Dr. Shapiro han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Diana Swift es periodista médica con sede en Toronto.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....