Análisis de la situación y propuestas para la donación de células células progenitoras hematopoyéticas en México

Myriam Vidal Valero

19 de julio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO, MEX. Se estima que en México cada año se diagnostican 14.000 nuevos casos de cáncer hematológico, muchos de los cuales requerirán un trasplante de células progenitoras hematopoyéticas. Sin embargo, estos trasplantes son caros y no siempre se cuenta con donadores, lo que deja a los pacientes sin opciones de acceso al tratamiento, por lo que especialistas presentaron un análisis de la situación y algunas propuestas de solución durante el XXVI Congreso Internacional de la Agrupación Mexicana de Onco-Hematología Pediátrica (AMOHP) 2021.[1,2]

Dr. Óscar González Ramella

De acuerdo con los resultados de un análisis sobre los trasplantes de células progenitoras hematopoyéticas en Latinoamérica, México se encuentra en octavo lugar de países que realizan trasplantes.[3] Y, aunque esto se debe en parte a un subregistro, contrasta esta información ya que es el tercer país con más centros de la región, señaló el Dr. Óscar González Ramella, jefe de la Unidad de Trasplantes de Progenitores Hematopoyéticos en el Hospital Civil de Guadalajara.

Sin embargo, existen otros factores que también pueden influir en la baja tasa de trasplantes en México.

Dr. Martín Pérez

El Dr. Martín Pérez, jefe de la unidad de trasplante del Hospital Infantil Teletón de Oncología en Querétaro, agregó a Medscape en español que el costo del procedimiento y su seguimiento puede ser una limitante. "La probabilidad de que un hermano sea 100% compatible es de 25%. Estamos hablando de que un caso por cada 4 encuentra un donador en la familia", explicó el Dr. Pérez. Al no encontrar un donador dentro de la familia los pacientes quedan con la opción de buscar un trasplante haploidéntico con un donador externo 50% compatible. Cuando esto sucede, por un lado es necesario costear los estudios de serología y de compatibilidad de antígenos leucocitarios humanos.

Además este tipo de trasplantes tiene mayor probabilidad de reactividad vírica y aumenta la susceptibilidad del paciente a sufrir más infecciones y recaídas, lo que implica un costo adicional para hospitales, pacientes y familiares. "Después de realizar un trasplante cada una de las instituciones debe hacer seguimiento, estudios de carga virales, etcétera", indicó el Dr. Pérez, añadiendo que muchas veces esto hace que los centros de referencia deleguen todas las responsabilidades de cuidados postrasplante a centros en donde se llevó a cabo el procedimiento.

"Si hay una complicación y en el hospital de referencia no hay alguien que sepa de trasplante no saben dar seguimiento a las complicaciones, inherentemente asumen que el hospital al que se envió el trasplante debe quedarse con el paciente". A la larga esto ha creado una distribución desigual de recursos, disminuyendo las posibilidades de aumentar el número de trasplantes.

La fragmentación del sistema de salud en el que un paciente del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) no puede acudir a un hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), por ejemplo, y el reemplazo del Seguro Popular por el Instituto Nacional para el Bienestar (INSABI), tampoco ayudan a la situación. "En el INSABI todavía no se sabe bien quién va a pagar o cuándo se va a pagar, lo que ha dejado a los hospitales de la Secretaría de Salud, antes subsidiados por el Seguro Popular, totalmente desprotegidos", señaló el Dr. Pérez.

El obstáculo final lo tenemos al momento de encontrar un donador compatible. Lo más sencillo sería contar con donadores nacionales, lo que reduciría enormemente los costos del traslado de células que ya no tendrían que hacer un viaje internacional (si el donador es nacional llevar las células al hospital cuesta aproximadamente 20 mil dólares y si es extranjero aumenta a 50 mil dólares), así como los tiempos por la cantidad de permisos y trámites administrativos necesarios para que las células entren al país; dinero y tiempo que muchas veces los pacientes no tienen.

Sin embargo, encontrar donadores nacionales y cercanos al paciente ha sido un obstáculo recurrente por la falta de un registro nacional en concreto encargado de emparejar potenciales donadores con receptores.

Propuestas para la donación en México

La comunidad médica ha buscado por años encontrar soluciones viables para poder apoyar a sus pacientes. Una de ellas sería invertir más en estudios de tipificación de las enfermedades. Muchos centros médicos no lo hacen porque son caros o no están disponibles. Sin embargo, en opinión del Dr. Pérez, esto podría ayudar a disminuir la cantidad de pacientes en espera de un trasplante o los costos de los tratamientos.

"Estamos llevando a un mayor número de pacientes a trasplante que no deberían haber ido si se hubieran hecho los tratamientos de acuerdo al riesgo, con buena tipificación, que aunque cuesta más, nos da la posibilidad de darles mejor tratamiento", destacó el especialista.

Por otro lado, en 2017 llegó a México la organización internacional sin fines de lucro Be The Match, una alternativa para facilitar la donación. La labor principal de esta organización es crear un registro anónimo de donadores voluntarios y apoyar a los médicos que requieren encontrar donadores, con pruebas de antígenos leucocitarios humanos gratuitas, disponibles para toda la comunidad médica sean o no parte de la red de la organización, y en la búsqueda de un donador compatible para sus pacientes. Aunque el objetivo es que todos los donadores sean mexicanos, porque esto abarata los costos, la organización apoya ambos tipos de procesos.

Los hospitales afiliados a la red de Be The Match cuentan con la posibilidad de obtener financiamientos que cubren la mitad del costo de traslado de las células al hospital receptor, en caso de que sea un donador nacional, y hasta 20 mil dólares en caso de que sea un donador internacional.

Amaro Sánchez Larráyoz 

Asimismo ofrecen otros apoyos financieros. Amaro Sánchez Larráyoz, farmacéutico y enlace de la organización en México, señaló que de los 11 trasplantes que han hecho este año, 9 de ellos fueron sin costo alguno para los pacientes. "Nuestra misión como organización sin fines de lucro es salvar vidas, pero también democratizar este tipo de terapia celular", destacó.

"Esto abre la posibilidad de que cualquier persona así como donan sangre y plaquetas, que puedan donar médula ósea, células progenitoras hematopoyéticas, y esto permita que haya mayor posibilidad para los pacientes que requieran este trasplante", añadió el Dr. Pérez.

Actualmente hay 12 hospitales mexicanos afiliados a la red en los estados de Coahuila, Jalisco, Querétaro, Puebla, Ciudad de México y Monterrey. "Por cada 430 registros, uno va a hacer match con un paciente", señaló el Dr. González, cuyo hospital ha logrado incrementar el número de trasplantes gracias al apoyo de esta organización.

Por razones administrativas, hay hospitales que prefieran hacer el proceso por su cuenta en lugar de involucrar organizaciones externas, porque sienten que terminarán haciendo gastos adicionales, pero el Dr. Pérez aconsejó tomar decisiones con una visión integradora a largo plazo y estudiar más la costo-efectividad de las decisiones. "A veces las autoridades de los hospitales dicen: 'No voy a pagarle a una fundación. Preferimos absorber los gastos', pero terminan gastando más en el proceso, porque los trasplantes haploidénticos tienen mayor probabilidad de complicaciones".

Pese a eso, una organización como Be The Match no debería ser la única alternativa existente. Por ello, desde hace algunos años la comunidad médica ha buscado impulsar su propio registro nacional de donadores de trasplantes que homogenice las diferentes listas de trasplantes existentes en los diferentes hospitales del país. El esfuerzo aún es incipiente por todos los retos administrativos que conlleva, pero el Dr. Pérez espera que pronto lo puedan poner en marcha.

Sánchez Larráyoz y el Dr. González señalaron ser portavoces de Be The Match. El Dr. Pérez ha declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Siga a Myriam Vidal de Medscape en español en Twitter @myriam_vidalv.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....