Mini-examen clínico: Alergia a las proteínas de la leche de vaca

Dr. Reinaldo Hamamoto

Conflictos de interés

17 de agosto de 2021

El tratamiento de la alergia a las proteínas de la leche de vaca es básicamente nutricional y se apoya en dos grandes pilares: a) exclusión de los alergenos alimentarios con sustitución apropiada, y b) uso de leches maternizadas o dietas hipoalergénicas en lactantes. El objetivo global del tratamiento nutricional es evitar los síntomas, el avance de la enfermedad y el empeoramiento de las manifestaciones alérgicas, conseguir el crecimiento y el desarrollo adecuados del niño y prevenir las carencias nutricionales.[1,3]

Los lactantes deben mantener la lactancia materna, y la madre debe hacer dieta estricta con exclusión de las proteínas de leche de vaca, con independencia de si la alergia está mediada o no por inmunoglobulina E.[1,3,5,6,8]

La introducción de la alimentación complementaria en los niños con alergia a las proteínas de la leche de vaca debe empezar a los seis meses.[7] No es necesario evitar los alimentos que contienen proteínas potencialmente alergénicas, como el huevo, el pescado o la carne de vaca, de pollo o de cerdo. Solo debe evitarse la introducción simultánea de dos o más alimentos que aporten proteínas nuevas.[1,3]

Para más información sobre el tratamiento nutricional de alergias alimentarias, lea aquí.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....