CASO CLÍNICO

Campesino con prurito difuso y bronceado persistente

Dr. Eric Fox; Neal T. Patel; Dr. Anand D. Patel

Conflictos de interés

27 de septiembre de 2021

El diagnóstico diferencial de este paciente comprende colecistitis aguda, adenoma hepatocelular, cirrosis y colangiocarcinoma. Este paciente pudo haber tenido un bloqueo biliar como consecuencia de la obstrucción causada por el tumor. El dolor al palpar el hipocondrio derecho y la ictericia llevaron a incluir la colecistitis en el diagnóstico diferencial pero las pruebas de imagen descartaron este trastorno.

Por lo general el adenoma hepatocelular afecta a mujeres posmenopáusicas y es infrecuente en los hombres. La prevalencia es más alta en los hombres que toman corticoesteroides o con glucogenosis tipo I o III.[3]

Es importante valorar la cirrosis en el diagnóstico diferencial por la presencia de ictericia y de elevación de las enzimas hepáticas. Las causas más frecuentes de cirrosis en los países industrializados son hepatitis vírica, hepatopatía alcohólica, hemocromatosis y hepatopatía grasa no alcohólica. La hemocromatosis es un factor de riesgo en este paciente, pero las pruebas de imagen no indican cirrosis y la presencia de una masa aislada hace que este diagnóstico sea poco probable.

El diagnóstico diferencial debe incluir también el colangiocarcinoma. El colangiocarcinoma es un cáncer de los conductos biliares que a menudo produce varios síntomas como pérdida de peso, prurito y cambios en la orina y en las heces. La localización de la masa en este paciente y la vía biliar normal en las pruebas de imagen permiten descartar un colangiocarcinoma.

Este paciente no tenía indicios de metástasis a distancia. Un equipo multidisciplinario formado por cirujanos, radiólogos intervencionistas y oncólogos planificó el tratamiento. Las opciones para los pacientes con carcinoma hepatocelular son trasplante, resección quirúrgica, terapias ablativas locales y terapias sistémicas. Las medidas curativas son trasplante, resección quirúrgica y algunas terapias locorregionales. Estas técnicas requieren diversos grados de reserva funcional hepática adecuada, buen estado general y una afección limitada del parénquima hepático. Se han establecido criterios para tomar esta decisión.[4] No obstante, se recomienda consultar a un especialista en intervencionismo.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....