Expertos advierten que las reacciones alérgicas graves a las vacunas contra COVID-19 son infrecuentes

Equipo de Reuters

Conflictos de interés

8 de julio de 2021

Encuentre las últimas noticias y orientación acerca de la vacunación contra la COVID-19 en el Centro de información sobre la vacuna contra el SARS-CoV-2.

NUEVA YORK, USA. Las reacciones anafilácticas a las vacunas de ARN mensajero contra el SARS-CoV-2 pueden presentarse pero son infrecuentes, y los beneficios de la vacunación superan los riesgos, de acuerdo con un panel de expertos que ha elaborado recomendaciones sobre diagnóstico y tratamiento.[1]

Las inquietudes en torno a la anafilaxia pueden dificultar los esfuerzos de inmunización contra el SARS-CoV-2 y contribuir a la vacilación para vacunarse y deben ponderarse teniendo en cuenta los beneficios de salvar vidas y reducir la gravedad de la enfermedad que conlleva la vacunación contra el SARS-CoV-2, afirma el panel en The Journal of Allergy and Clinical Immunology: In Practice.

Durante el primer mes después de que la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos emitiera una autorización para uso de emergencia de dos vacunas de ARN mensajero, los funcionarios sanitarios federales describieron 66 casos de anafilaxia en más de 17,5 millones de vacunaciones, es decir, aproximadamente 3,7 casos por millón.

En un centro médico académico de Estados Unidos de gran volumen notificaron 16 casos de anafilaxia entre 64.900 vacunaciones (250 casos por millón de vacunaciones) por un periodo de dos meses.

Hasta ahora, no ha habido recomendaciones uniformes sobre la evaluación y el tratamiento de individuos con una alergia documentada o sospechada a las vacunas contra el SARS-CoV-2 o sus excipientes.

Por consiguiente, un panel de expertos multidisciplinario internacional se reunió para analizar sistemáticamente la evidencia y elaborar recomendaciones relacionadas con anafilaxia después de la vacunación contra el SARS-CoV-2, alergia a polietilenglicol (PEG) y a polisorbato, y la precisión de las pruebas de alergia para identificar alergia a la vacuna contra el SARS-CoV-2.

Comunicaron que la incidencia de anafilaxia por la vacuna contra el SARS-CoV-2 es de 7,91 casos por millón de vacunaciones, la prevalencia de alergia al PEG es de 103 casos por millón, y la sensibilidad de las pruebas cutáneas de PEG es deficiente aunque la especificidad es elevada.

Entre las conclusiones y recomendaciones del panel están las siguientes:

- En pacientes sin antecedente de reacción alérgica grave a una vacuna contra el SARS-CoV-2 o sus excipientes, el riesgo de anafilaxia inducida por la vacuna contra el SARS-CoV-2 es "muy infrecuente" y se recomienda la vacunación más que la no vacunación con base en este riesgo.

- Para los pacientes con un antecedente de reacción alérgica grave, incluida la anafilaxia, no relacionada con la vacuna contra el SARS-CoV-2 o su excipiente, el requisito para observación adicional más allá del tiempo de espera estándar proporciona una reducción mínima del riesgo absoluto en los resultados y también puede contribuir a la vacilación para vacunarse. "Por consiguiente, recomendamos no prolongar la observación en quienes tienen un antecedente de reacciones alérgicas graves no relacionadas con la vacuna contra el SARS-CoV-2 o su excipiente", afirmó el panel.

- En pacientes sin antecedente de una reacción alérgica grave, incluida la anafilaxia, a las vacunas contra el SARS-CoV-2 o sus excipientes, el panel recomienda no hacer pruebas de la vacuna o del excipiente de la vacuna antes de la vacunación para tratar de predecir quién será el individuo infrecuente que tendrá una reacción alérgica grave a la vacunación.

- El panel recomienda no realizar de manera sistemática pruebas cutáneas o in vitro utilizando vacunas contra el SARS-CoV-2 o sus excipientes fuera del contexto de investigación con el fin de suspender la vacunación, pues tales pruebas tienen sensibilidad y especificidad desconocidas para predecir las reacciones alérgicas graves, incluida la anafilaxia, a las vacunas contra el SARS-CoV-2.

- El panel recomienda un paradigma asistencial de toma de decisiones compartida que favorezca la vacunación a través de una dosificación completa o gradual (con o sin tiempo de observación adicional después de la vacunación) o modificar el tipo de vacuna en vez de no vacunarse, puesto que no hay un solo método que sea mejor para evaluar y tratar a un paciente con una reacción sospechada a la vacuna de ARNm contra el SARS-CoV-2 o de vector de adenovirus, o al paciente con alergia a un excipiente que contenga cualquiera de estas vacunas que aún no se haya vacunado.

- En pacientes con sospecha de reacción alérgica inmediata a la vacuna contra el SARS-CoV-2 cuyo esquema estándar requiera más de una dosis, el panel recomienda derivación a un alergólogo para evaluar la vacunación adicional en vez de no vacunación o suspensión de la vacunación.

- En el caso de pacientes con antecedente médico sospechado o confirmado de reacción a un excipiente de la vacuna contra el SARS-CoV-2, se recomienda la derivación a un alergólogo para evaluación de la vacunación adicional en vez de no vacunación/suspensión de la vacunación.

- En pacientes con una reacción alérgica reciente definida o confirmada contra la vacuna del SARS-CoV-2 o su excipiente, el panel recomienda la derivación a un alergólogo para evaluación de la vacunación adicional en vez de no vacunación o suspensión de la vacunación.

- Las vacunas de ARNm contra el SARS-CoV-2 o de vector de adenovirus se han de administrar en un ámbito equipado para tratar la anafilaxia bajo la supervisión de personal capacitado en el reconocimiento y el tratamiento de la anafilaxia.

- El panel recomienda no utilizar antihistamínicos H1 o corticoesteroides sistémicos antes de la vacunación ya que esto está basado en evidencia de baja certeza para prevenir la anafilaxia y, teóricamente, la medicación preliminar con corticoesteroide podría disminuir la respuesta inmunitaria.

"Puesto que esta es la primera experiencia con estas vacunas, este pretende ser un documento dinámico que requerirá actualización periódica debido a las necesidades de evaluación todavía emergentes, lo que incluye más datos de investigación sobre las reacciones relacionadas con la vacuna y la necesidad de posibles medidas de evaluación del riesgo", afirma el panel.

Este estudio no tuvo financiación específica.

Traducido y adaptado por el equipo de Medscape en español.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....