Efectividad de las vacunas de ARN mensajero contra la COVID-19 en residencias de mayores de España

Carlos Sierra

Conflictos de interés

6 de julio de 2021

Encuentre las últimas noticias y orientación acerca de la vacunación contra la COVID-19 en el Centro de información sobre la vacuna contra el SARS-CoV-2.

Una reducción del 71% en los contagios (sintomáticos y asintomáticos), del 88% en las hospitalizaciones y del 97% en los fallecimientos entre los residentes en los centros de mayores en España. Los números hablan por sí solo y permiten afirmar que la campaña de vacunación de este colectivo, especialmente afectado por la pandemia de la COVID-19, mediante las vacunas de ARN mensajero de las farmacéuticas Pfizer y Moderna, ha sido todo un éxito.[1]

Esta es la principal conclusión de una investigación realizada por científicos del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), en colaboración con el Ministerio de Sanidad y la Agencia Española del Medicamento (AEMPS) cuyos resultados se publicaron a finales de junio en Eurosurveillance.

El impacto de la COVID-19 en las residencias de mayores españolas

Desde el inicio de la pandemia hasta el 4 de abril de 2021, fecha en la que se concluyó este estudio, se cuantificaron oficialmente 30.176 fallecimientos de residentes en centros de mayores de España por causas relacionadas directamente con la COVID-19. Esta elevada morbimortalidad se explica, principalmente, por la avanzada edad de los pacientes y la presencia de condiciones crónicas. Por ello, este grupo de población fue, junto con los profesionales sanitarios, el primero en el que se priorizó la administración de la vacunación frente a la COVID-19 en España, que comenzó el 27 de diciembre de 2020.

Para estudiar el impacto de las vacunas de ARN mensajero en este colectivo, se llevó a cabo un estudio observacional retrospectivo mediante el método de screening, en el que se comparó la proporción de personas vacunadas entre los casos y controles poblacionales entre el 27 de diciembre de 2020 y el 4 de abril de 2021. En este periodo de tiempo, 300.133 residentes de centros de mayores con 65 o más años (88,8% del total) habían completado la pauta de vacunación frente a la COVID-19. En este mismo periodo se estimaron, a partir de la información proporcionada por la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE), coordinada por el Centro Nacional de Epidemiología (CNE) del ISCIII, un total de 8.379 casos de COVID-19 en personas con 65 o más años residentes en centros de mayores, que también fueron incluidos en el estudio. De estos 8.379 casos, un 41,5% (3.470) fueron asintomáticos, un 30% (2.509) necesitaron hospitalización y un 19,1% murieron (1.602).

Los criterios de inclusión en el estudio fueron tener 65 años o más, haber estado en contacto con positivos COVID-19 y no ser trabajador social o sanitario. No todas las comunidades autónomas facilitan esta información, por lo que el estudio se realizó con datos de 12 de las 17 comunidades autónomas de España, que representan el 66,1% de la población española.

Los datos sobre casos de COVID-19 en residentes de centros de mayores se obtuvieron a partir de la información de la vigilancia universal notificada a la RENAVE, mientras que la información sobre residentes en centros de mayores vacunados se obtuvo a partir del Registro nacional de vacunación frente a la COVID-19 (REGVACU) y de la gestión integral de la vacunación de COVID-19 realizada por las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad.

Los beneficios de la vacunación se observaron desde la primera dosis, ya que esta redujo en un 50,5% la probabilidad de contraer la enfermedad, mientras que, con la pauta completa, la efectividad frente a la infección sintomática y asintomática por SARS-CoV-2 alcanzó el 71,4%.

Además, las vacunas de ARN mensajero también protegen frente a la gravedad de la enfermedad, con una efectividad del 88,4% en la prevención de hospitalizaciones y del 97% frente a las defunciones.

De igual manera, la protección contra las infecciones asintomáticas por SARS-CoV-2 fue similar a la observada para las infecciones sintomáticas (69,4%). "Este hecho aporta una evidencia indirecta de la contribución de las vacunas a la reducción de la transmisión viral en la comunidad", declaró a Univadis España Amparo Larrauri, investigadora del CNE-ISCIII y coordinadora del estudio.

Comparación de los resultados españoles con los de otros países

Este estudio, pese a ser pionero en España, no lo es a nivel internacional. "Países como Reino Unido e Israel, entre otros, realizaron investigaciones similares a la nuestra y sus resultados sobre el impacto directo e indirecto de la vacunación están en consonancia con los nuestros. Sin embargo, nuestro estudio es el primer estudio a nivel nacional que demuestra una alta efectividad de la vacunación contra la COVID-19 en España, con las vacunas de ARN mensajero, en la prevención de infecciones por SARS-CoV-2, y hospitalizaciones y muertes por COVID-19 en residentes de 65 o más años de centros de mayores", explicó la Dra. Larrauri.

Pero aún queda mucho camino por recorrer para conocer el impacto real de la vacunación en España contra la COVID-19. "Este estudio aporta una conclusión muy importante en esta época en que la desinformación gana terreno día a día. La vacunación contra la COVID-19 ha salvado y sigue salvando vidas. Pero, de momento, solo tenemos resultados demostrados científicamente en residentes de centros de mayores hasta abril de 2021. Es necesario que se amplíe el estudio a otros grupos poblaciones e incluir el efecto de las nuevas variantes que han surgido y seguirán surgiendo mientras el virus tenga portadores disponibles para propagarse", desarrolló para Univadis España la Dra. Ana García, portavoz de la Asociación Española de Vacunología. Apreciación que comparte plenamente el grupo de trabajo sobre vacunación en España contra la COVID-19, ya que "nos estamos planteando realizar nuevos estudios sobre la efectividad de las vacunas en la protección de otros grupos poblacionales o bien otras variantes de SARS-CoV-2 circulantes, con el objetivo de apoyar las respuestas de salud pública en el control de la pandemia en España", concluyó Larrauri.

Los autores declararon no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Este contenido fue originalmente publicado en Univadis, parte de la Red Profesional de Medscape.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....