La relación bidireccional entre la diabetes y la periodontitis abre nuevas vías al diagnóstico y abordaje precoz de la diabetes de tipo 2

Carla Nieto Martínez

6 de julio de 2021

MADRID, ESP. La relación entre la enfermedad oral en general y la periodontitis en particular y la diabetes, es bidireccional y da lugar a un círculo vicioso, teniendo en cuenta que ambas patologías se agravan entre sí. Esta es la principal conclusión arrojada por un estudio llevado a cabo en el marco del estudio di@bet.es, cuyos resultados se analizaron durante el XXXII Congreso de la Sociedad Española de Diabetes (SED) 2021.[1]

Dr. Eduard Montanya

El Dr. Eduard Montanya, director científico del Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (CIBERDEM), durante la mesa redonda Enfermedades periodontales y diabetes en España, manifestó que el estudio di@bet.es, llevado a cabo por especialistas del CIBERDEM, es el primero que realiza un exhaustivo análisis epidemiológico de la prevalencia de la diabetes de tipo 2 en España, y en cuya segunda fase se han incluido parámetros de salud bucodental, confirmando los resultados el nexo bidireccional que existe entre ambas patologías.

Infección, exacerbación y citocinas

"Por un lado, la diabetes supone un factor de riesgo para el desarrollo de infecciones orales, y a su vez, cuando esta infección ya está establecida, se ha visto que podría tener efecto negativo en algunas consecuencias derivadas de la diabetes. Por otro lado, la diabetes puede ser exacerbada por las bacterias y las citocinas proinflamatorias expresadas de forma gingival en los pacientes con periodontitis al entrar en la circulación sistémica. Y en el mismo sentido, las citocinas inflamatorias de los pacientes con diabetes podrían agravar la reacción inflamatoria periodontal existente y la destrucción del tejido asociada a la periodontitis".

El Dr. Montanya comentó que si bien en el caso de la diabetes de tipo 1 hay menos evidencia (aunque se sabe que es frecuente el aumento de la gingivitis y la enfermedad periodontal en los niños que padecen esta enfermedad), en la diabetes de tipo 2 está demostrado que el riesgo de desarrollar periodontitis se incrementa tres veces, sobre todo en aquellos pacientes que tienen pobre control glucémico, y también se ha descrito asociación entre la periodontitis y las complicaciones de la diabetes, en las agudas (cetoacidosis) y de forma más clara en las complicaciones crónicas, en particular en las microvasculares (retinopatía y nefropatía diabética) y también con la presencia de enfermedad cardiovascular.

"Con estos antecedentes, en el marco del estudio di@bet.es decidimos analizar la asociación entre periodontitis y diabetes en la población española, así como la relación de esta patología oral con la presencia y riesgo de diabetes. Este análisis se realizó en dos fases: una primera de validación de un cuestionario autorreportado de salud periodontal, que permitió una estimación válida y fiable de la prevalencia de la periodontitis grave, en comparación con el examen periodontal habitual en la población española, y posteriormente la aplicación de los datos de este cuestionario a la población incluida en el estudio di@bet.es de salud oral (un total de 1.752 participantes)", explicó el Dr. Montanya.

Los resultados de este trabajo demostraron que la periodontitis grave autorreportada estaba presente en 54,7% a 68,8% de los participantes y también que era más frecuente en los pacientes con prediabetes y diabetes.

"Este trabajo muestra alta prevalencia de periodontitis grave, que es mayor aún en las personas con prediabetes y diabetes, y de forma inversa, se aprecia mayor riesgo de diabetes en las personas con periodontitis grave", afirmó el Dr. Montanya.

¿Solución al infradiagnóstico?

Dr. Eduardo Montero

El Dr. Eduardo Montero, profesor de la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y socio titular de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA), expresó que estas evidencias son aún más trascendentes si se tienen en cuenta la alta prevalencia de la periodontitis y lo relativamente sencilla que es su prevención.

"Se trata de una de las enfermedades más prevalentes, afectando a más de 50% de la población mundial. Además de la diabetes, se asocia a otras enfermedades sistémicas. Afortunadamente el tratamiento periodontal no quirúrgico ofrece no solo beneficios a la cavidad oral, sino también a la salud en general".

El especialista centró su intervención en analizar el impacto del tratamiento periodontal en el manejo del paciente con hiperglucemia. "Varios estudios han demostrado que este tratamiento, basado en el raspado y alisado radicular, puede reducir hasta en 0,4% los valores de hemoglobina glucosilada en los pacientes con diabetes, porcentaje similar al que se obtiene en muchos casos tras añadir un segundo fármaco al tratamiento con metformina".

Además de este efecto sobre el control glucémico, el Dr. Montero comentó los datos de un ensayo clínico aleatorizado reciente llevado a cabo por el grupo de investigación de Etiología y Terapéutica de las Enfermedades Periodontales y Periimplantarias (ETEP) de la Universidad Complutense de Madrid y el Servicio de Medicina Interna del Hospital de Fuenlabrada de Madrid, según los cuales el tratamiento periodontal también produce reducciones significativas de los marcadores de inflamación sistémica (como la proteína C reactiva) y la presión arterial en pacientes con síndrome metabólico.

Dr. David Herrera

Por su parte, el Dr. David Herrera, profesor titular de la Universidad Complutense de Madrid e investigador principal del proyecto DiabetRisk, comentó el papel que en base a esta relación bidireccional existente entre las dos patologías pueden jugar las consultas dentales en la detección temprana de la diabetes, sobre todo teniendo en cuenta el alto infradiagnóstico que caracteriza a esta enfermedad.

El papel del cribado en la consulta dental

"Cada vez más expertos en el tema apuntan a la enfermedad periodontal como la sexta complicación más frecuente de la diabetes, junto a la retinopatía, la nefropatía, la neuropatía y la enfermedad microvascular y macrovascular. Por otro lado, se han estudiado hasta 57 patologías sistémicas distintas en referencia a la periodontitis", señaló el Dr. Herrera.

El especialista explicó que este contexto sirvió de base para el desarrollo del estudio DiabetRisk, cuyo objetivo fue determinar las ventajas de utilizar protocolos en la consulta dental para detectar los casos de diabetes no diagnosticados.

En este estudio observacional y transversal llevado a cabo en la Red de Clínicas de Investigación de la Sociedad Española de Periodoncia con la coordinación del grupo de Etiología y Terapéutica de las Enfermedades Periodontales y Periimplantarias, participó un total de 1.143 pacientes, procedente de 41 clínicas del territorio español.

"Tras aplicar distintos modelos, en este trabajo pudimos comprobar que el protocolo de cribado que combina un cuestionario validado (FINDRISC) en el que se recoge información relativa a los hábitos de vida del paciente y una determinación de hemoglobina glucosilada mediante un dispositivo portátil en aquellos casos en que la prueba refleje puntuación elevada de riesgo de diabetes, es una estrategia factible y eficiente de identificación en las clínicas dentales de las personas con diabetes o prediabetes no diagnosticada anteriormente", destacó el Dr. Herrera.

Otro dato arrojado por esta investigación fue que 8,5% de los participantes presentaba algún tipo de trastorno relativo al control de la glucemia (prediabetes o diabetes), contabilizándose 28 casos (2,5%) que finalmente fueron diagnosticados como pacientes con diabetes.

"También pudimos corroborar que los pacientes con peor salud gingival tienen más probabilidades de desarrollar prediabetes o diabetes. En nuestra opinión, la gran aportación de esta investigación es la evidencia de que los profesionales de la salud bucodental deben estar implicados en la identificación de los pacientes con riesgo de presentar diabetes, lo que facilita el diagnóstico temprano de esta patología, con el consiguiente impacto positivo en su tratamiento y en la prevención de las complicaciones asociadas", concluyó el Dr. Herrera.

Los doctores Montanya, Montero y Herrera han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Siga a Carla Nieto de Medscape en español en Twitter @carlanmartinez.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....