"Asombrosa" duplicación de la diabetes de tipo 2 en niños durante la pandemia

Miriam E. Tucker

Conflictos de interés

30 de junio de 2021

Encuentre las últimas noticias y orientación acerca de la COVID-19 en el Centro de información sobre el coronavirus (SARS-CoV-2).

Al parecer la incidencia de diabetes de tipo 2 en niños se ha duplicado durante la pandemia de COVID-19, señalan datos de dos nuevos estudios estadounidenses; la investigadora principal de uno de ellos dijo que le sorprendía el aumento de los casos de diabetes de tipo 2 y el incremento de la gravedad del cuadro clínico.[1]

Hallazgos de dos revisiones retrospectivas de expedientes clínicos diferentes (una realizada en Washington y otra en Baton Rouge, Estados Unidos) fueron presentadas el 25 de junio en el Congreso de la American Diabetes Association (ADA) de 2021.

Aunque en los dos estudios se analizaron parámetros clínicos un poco diferentes, los dos revelaron duplicación similar de las tasas de hospitalizaciones por diabetes de tipo 2 en niños durante 2020, en comparación con el mismo periodo en 2019, así como mayor gravedad de la alteración metabólica.

Como se ha descrito previamente para la diabetes de tipo 2 en niños, el grupo étnico afroestadounidense predominó en las dos cohortes.

"Aunque no pudimos evaluar la causa de los aumentos de diabetes de tipo 2 con base en nuestros datos, estas discrepancias indican que los efectos indirectos de las medidas de distanciamiento social, como cierre de escuelas y desempleo, representan una carga excesiva para los grupos sociales mal atendidos. La disminución de la atención al niño sano y los temores a buscar atención médica durante la pandemia también pudieron contribuir", comentó a Medscape Noticias Médicas la investigadora principal de uno de los estudios, Dra. Brynn E. Marks, endocrinóloga pediatra del Children's National Hospital, en Washington, Estados Unidos.

Más hospitalizaciones y discrepancias raciales agravadas por la COVID-19

El autor principal del otro estudio, Dr. Daniel S. Hsia, de Pennington Biomedical Research Center, en Baton Rouge, Estados Unidos, manifestó a Medscape Noticias Médicas: "Nuestros datos indican que a partir de la pandemia a mayor número de niños se les ha diagnosticado diabetes de tipo 2 y pueden requerir hospitalización cuando se les establece el diagnóstico. Al analizar los dos conjuntos de datos parece haber discrepancia racial en los diagnósticos de diabetes de tipo 2 que solo se ha exacerbado con la pandemia de COVID-19".

El Dr. Hsia agregó: "Es preocupante que la tasa de incidencia de diabetes de tipo 2 en niños ya estaba aumentando antes de la pandemia. Aunque puede haber nivelación breve ahora que los niños están recibiendo atención médica regular y volviendo a clases en persona, creo que estas tasas continuarán aumentando, en especial en vista de que no están mejorando las tasas de obesidad infantil".

A todos los niños se les diagnosticó diabetes de tipo 2 en el Children's National Hospital

La serie de datos de la Dra. Marks captó a los niños a quienes se había diagnosticado recientemente diabetes de tipo 2 durante todo el primer año de la pandemia de COVID-19, del 11 de marzo de 2020 al 10 de marzo de 2021, y esos datos se compararon con el periodo del 11 de marzo de 2019 al 10 de marzo de 2020.

Durante la pandemia el número de casos de diabetes de tipo 2 aumentó 182%, de 50 en 2019 a 141 en 2020. La edad promedio a la que se estableció el diagnóstico fue de casi 14 años en los dos periodos.

En el periodo prepandémico 18 pacientes (36%) con diagnóstico de diabetes de tipo 2 requirieron ingreso hospitalario, en comparación con 85 (60,3%) durante la pandemia. En el Children's National Hospital los niños con sospecha de diabetes de tipo 2 de nueva aparición no suelen hospitalizarse a menos que tengan hiperglucemia grave, cetosis o que no se pueda programar seguimiento ambulatorio urgente, señaló la Dra. Marks.

Las proporciones de niños con diabetes de tipo 2 de nueva aparición que presentaron cetoacidosis diabética aumentó de 2 (4%) antes de la pandemia, a 33 (23,4%) durante la pandemia. La presentación de cetoacidosis diabética hiperosmolar aumentó de 0 a 143 (9,2%).

Sin embargo, durante la pandemia solo cinco niños tuvieron infección activa con SARS-CoV-2 al momento del diagnóstico de diabetes de tipo 2 entre los 90 que se sometieron a prueba.

La Dra. Marks añadió: "Creemos que el aumento de ingresos hospitalarios se debió al cuadro clínico más grave durante la pandemia. Nos sorprenden el asombroso incremento de los casos de diabetes de tipo 2 y el aumento de la gravedad del cuadro clínico".

Cambio en los diagnósticos a diabetes de tipo 2

Parece que la pandemia también ha modificado la proporción de niños con diagnóstico de diabetes de tipo 2, en comparación con diabetes de tipo 1. Mientras 24% de los niños con diabetes de nueva aparición antes de la pandemia tenía diabetes de tipo 2 y los restantes tenían diabetes de tipo 1, durante la pandemia la proporción con diabetes de tipo 2 aumentó 44%.

"Las tasas de diabetes de tipo 2 aumentaron constantemente a una velocidad de 1,45 casos por mes durante todo el curso de la pandemia, lo que indica un efecto acumulativo de los efectos indirectos de las medidas de distanciamiento social", destacó la Dra. Marks.

Por otra parte, si bien 60% de los niños con diagnóstico de diabetes de tipo 2 era de sexo femenino, la tasa descendió a 40% durante la pandemia. Esta tendencia podría deberse a los niveles de actividad, pues los adolescentes de sexo masculino suelen ser más activos, las tasas de ejercicio descendieron en ambos sexos durante la pandemia, pero disminuyeron más bruscamente en los hombres por lo que los niveles de actividad entre uno y otro sexo se volvieron iguales.

Aunque la diabetes de tipo 2 en los jóvenes siempre ha sido más frecuente en minorías étnicas, la pandemia al parecer ha acentuado estas discrepancias.

Si bien 58% de los jóvenes con diagnóstico de diabetes de tipo 2 antes de la pandemia se identificó como raza negra no hispanoamericana, esta proporción aumentó a 76,7% durante la pandemia. Entre los jóvenes de raza negra con diabetes de tipo 2 de nueva aparición, 31 de 33 presentaron cetoacidosis diabética, y 12 de los 13 que acudieron con cetoacidosis diabética hiperosmolar durante la pandemia eran de raza negra.

"Es necesario establecer estrategias para promover la equidad en salud y abordar la carga indebida de la pandemia de COVID-19 para los grupos sociales mal atendidos con el fin de evitar empeorar las discrepancias y desenlaces en la salud a largo plazo", añadió la especialista.

"Un microcosmos": hallazgos similares en una población más pequeña

El Dr. Hsia y sus colaboradores analizaron un número más pequeño de pacientes en un periodo más breve. De marzo a diciembre de 2019 la tasa de hospitalización por diabetes de tipo 2 de nueva aparición fue de 0,27% (ocho de 2.964 hospitalizaciones), en comparación con 0,62% (17 de 2.729 hospitalizaciones) durante el mismo periodo en 2020 (p < 0,048), también más del doble. La edad al ingreso, el sexo y el índice de masa corporal no fueron diferentes entre los dos grupos.

Los criterios para cetoacidosis diabética se cumplieron en 3 niños en 2019 frente a 8 en 2020, y el síndrome hiperglucémico hiperosmolar en 0 frente a 2, respectivamente. La media de hemoglobina glucosilada al ingreso fue de 12,4% en 2019 frente a 13,1% en 2020 (p = 0,59), y la media de glucemia fue de 441 mg/dl frente a 669 mg/dl (p = 0,14), respectivamente. La osmolalidad sérica al ingreso fue de 314 mmol/kg en 2019 frente a 335 mmol/kg en 2020 (p = 0,19).

"En términos clínicos, las diferencias en los valores de laboratorio fueron significativas, pero no contamos con suficientes números de pacientes para ver diferencia estadísticamente significativa. Tras analizar lo que ocurre en otros centros más, nuestro sitio probablemente representa un microcosmos de lo que está ocurriendo en el país", dijo el Dr. Hsia.

En 2019 siete de los ocho niños eran afroestadounidenses, lo mismo que 16 de los 17 niños en 2020. El otro niño único en cada grupo era caucásico.

El especialista destacó: "Se necesitan estudios más grandes que incluyan más pacientes para confirmar nuestras observaciones iniciales. Es necesario investigar más para comprender por qué está ocurriendo esta tendencia creciente en el diagnóstico de diabetes de tipo 2 en niños y para comprender mejor cómo las órdenes de mantenerse en casa y otras restricciones debidas a la COVID-19 han empeorado los factores de riesgo para la diabetes de tipo 2".

"Estas incluyen disminución de la actividad física, más tiempo ante pantalla, trastorno del sueño y mayor ingesta de alimentos procesados, todo lo cual puede dar lugar al aumento del peso corporal", concluyó.

La Dra. Marks ha informado recibir apoyo para investigación de Tandem, Dexcom y la Cystic Fibrosis Foundation. El Dr. Hsia ha declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....