Comer con restricciones de tiempo es "prometedor, pero se necesitan más datos"

Marlene Busko

Conflictos de interés

29 de junio de 2021

Comer con restricción de tiempo, es decir, reducir la cantidad de horas que una persona puede comer durante el día, puede producir una modesta pérdida de peso, de1% a 4%, incluso sin reducir las calorías, sugieren los primeros estudios en humanos. Pero se necesita más investigación para proporcionar evidencia definitiva.[1]

Courtney M. Peterson, Ph. D.

Este tipo de ayuno intermitente también parece mejorar la glucosa en sangre, la presión arterial y el estrés oxidativo, señaló Courtney M. Peterson, Ph. D., investigadora de la University of Alabama, en Birmingham, Estados Unidos, resumiendo lo que se sabe sobre la posible estrategia de pérdida de peso en el Congreso Anual de la American Diabetes Association (ADA) de 2021. Los mejores resultados se obtuvieron con una alimentación temprana con restricción de tiempo (es decir, finalizar el ayuno nocturno temprano en el día) y permitir que una persona coma de 8 a 10 horas cada día (p. ej., de 8 a. m. a 4 p. m. o de 8 a. m. a 6 p. m.), con ayuno y solo agua permitida las horas restantes, informó. Sin embargo, las aproximadamente tres docenas de estudios en humanos hasta la fecha son principalmente estudios pequeños, piloto o de un solo grupo que duran hasta 3 meses, y solo hay tres ensayos controlados aleatorios principales con 25 o más participantes en cada grupo.

Se necesitan ensayos grandes con alrededor de 260 participantes, destacó Peterson, "antes de sacar conclusiones definitivas" sobre los beneficios cardiometabólicos y para la pérdida de peso de una alimentación restringida en el tiempo.

Invitada a comentar, la presidenta de la sesión, Dra. Lisa S. Chow, profesora asociada de medicina en la división endocrina y diabetes de la University of Minnesota, en Minneapolis, Estados Unidos, dijo de manera similar: "Creo que comer con restricción de tiempo es prometedor debido a su mensaje simple", y señaló el beneficio de pérdida de peso, pero se necesitan más datos.

Dra. Lisa S. Chow

"Siguen existiendo muchas incertidumbres, incluida la posible preocupación de que la alimentación restringida en el tiempo pueda estar asociada con la pérdida de masa muscular magra e identificando las poblaciones con más probabilidades de beneficiarse de una alimentación restringida en el tiempo".[2,3]

Treinta y seis estudios pequeños, una revisión, un metanálisis, tres ensayos clínicos aleatorizados

Ha habido alrededor de tres docenas de pequeños estudios de alimentación restringida en el tiempo en humanos, que examinaron ventanas de alimentación de 4 a 11 horas, explicó Peterson.

Una revisión sistemática de 23 ensayos de alimentación restringida en el tiempo informó que en promedio, los participantes perdieron 3% de su peso inicial.[4] Y un metanálisis de 19 ensayos en 475 participantes encontró un efecto de diferencia media de –0,9 kg para la pérdida de peso.[5]

Sin embargo, esos dos análisis no compararon la alimentación con restricción de tiempo con un tratamiento de control, enfatizó.

El ensayo controlado aleatorio más grande es un estudio de 12 semanas en 271 adultos con enfermedad del hígado graso no alcohólico en China, destacó Peterson.[6]

Los investigadores compararon tres grupos:

·       Ayuno modificado en días alternos: comida saludable proporcionada.

·       Alimentación con restricción de tiempo: ventana de 8 horas, comida saludable proporcionada.

·       Control: 20% de reducción de calorías, sin comida.

A las 4 y 12 semanas los adultos de los dos grupos de tratamiento perdieron más peso que los del grupo de control, pero "esta no fue una comparación justa" debido a la falta de una comida proporcionada en el grupo de control, señaló Peterson.

El siguiente estudio controlado aleatorio más grande es el ensayo TREAT de 12 semanas, publicado en versión electrónica en JAMA Internal Medicine en octubre de 2020, según lo informado por Medscape Noticias Médicas.[3]

Los investigadores, de la University of California, en San Francisco, Estados Unidos, asignaron al azar a 116 adultos en dos grupos:

·       Comidas con restricción de tiempo de 8 horas desde el mediodía hasta las 8 p. m.

·       Control: 3 comidas/día.

La alimentación con restricción de tiempo no condujo a mayor pérdida de peso en comparación con tres comidas estructuradas al día, lo que no fue sorprendente, señaló la Dra. Chow, ya que "los participantes solo informaron si estaban participando en una alimentación con restricción de tiempo en una respuesta afirmativa o negativa".

Además, "no hubo una medida objetiva de su ventana de alimentación. A partir de nuestro estudio mostramos que el alcance de la restricción de la ventana de alimentación es importante, no solo la participación en la alimentación restringida en el tiempo".[2]

Asimismo, en TREAT la ventana para comer era desde el mediodía hasta las 8:00 p. m. (considerada tarde para comer con restricción de tiempo), y el ensayo también permitió bebidas sin calorías fuera de la ventana, mientras que la mayoría de los estudios solo permiten agua y fármacos. 

Por último, TREAT mostró que comer con restricción de tiempo redujo el peso en comparación con la línea de base, pero la pérdida de peso no fue significativa en comparación con el grupo de control, y hubo amplia variedad de efectos (es decir, algunos perdieron mucho peso, otros no).

"Dicho esto, el artículo de JAMA Internal Medicine es el más grande hasta la fecha sobre alimentación con restricción de tiempo aleatoria frente a control, por lo que sus hallazgos deben ser reconocidos", dijo la Dra. Chow.

Peterson informó que su grupo completó recientemente una intervención de 14 semanas en 90 adultos con obesidad divididos en dos grupos:

·       Control: restricción de energía continua, ventana autoseleccionada ≥ 12 horas.

·       Comidas tempranas con restricción de tiempo: ventana de 8 horas de 7 a. m. a 3 p. m.

Los hallazgos proporcionarán más información sobre los beneficios de comer con restricción de tiempo.


¿Cómo puede la alimentación con restricción de tiempo conducir a la pérdida de peso?

Peterson concluyó presentando datos que sugieren cómo una alimentación restringida en el tiempo puede inducir la pérdida de peso.

En un estudio cruzado de 4 días en 11 adultos con sobrepeso la alimentación restringida en el tiempo no afectó el gasto de energía, pero disminuyó los cambios en el hambre subjetiva, mejoró las hormonas del apetito, incluida la grelina, y aumentó la oxidación de grasas.[7]

La mayoría de los ensayos ha informado que la alimentación restringida en el tiempo mejora uno o más criterios de valoración cardiometabólicos, anotó.[8]

La alimentación temprana con restricción de tiempo se asoció con mejor sensibilidad y secreción de insulina, presión arterial y estrés oxidativo, pero no mejores niveles de lípidos.[9]

Por el contrario, en comparación con comer 3 comidas al día (control), la ingesta tardía con restricción de tiempo (comer 1 comida al día de 5:00 p. m. a 9:00 p. m.) se asoció con empeoramiento de la salud cardiometabólica (glucosa, insulina, presión arterial y niveles de lípidos) en un estudio cruzado de 8 semanas en 15 participantes.[9]

Peterson y la Dra. Chow han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....