Nueva declaración de la American Heart Association recomienda prestar atención a la apnea del sueño

Megan Brooks

Conflictos de interés

29 de junio de 2021

La apnea obstructiva del sueño es común en pacientes con enfermedades cardiovasculares, pero a menudo no se reconoce y no se trata en la práctica cardiovascular, afirma una declaración científica la American Heart Association (AHA).[1]

"La apnea obstructiva del sueño puede repercutir negativamente en la salud de los pacientes y aumentar el riesgo de eventos cardiovasculares y muerte. Esta declaración es para recomendar que se tenga más en cuenta, se detecte y se trate adecuadamente la apnea del sueño", escribió en una declaración el presidente del grupo, Dr. Yerem Yeghiazarians, de la University of California, en San Francisco, Estados Unidos.

"Los pacientes refieren mejor estado de ánimo, menos ronquidos, menos somnolencia durante el día, mejora de la calidad de vida y la productividad en el trabajo tras el tratamiento de la apnea obstructiva del sueño", añadió el Dr. Yeghiazarians.

La declaración fue publicada el 21 de junio en la versión electrónica de Circulation.

La apnea obstructiva del sueño ocurre en casi 34% de los hombres de mediana edad y 17% de las mujeres de mediana edad, y la prevalencia alcanza cifras de hasta 40% a 80% en pacientes con hipertensión, insuficiencia cardiaca, arteriopatía coronaria, hipertensión pulmonar, fibrilación auricular o ictus.

Los signos y síntomas de la apnea obstructiva del sueño consisten en somnolencia diurna excesiva, cefaleas matutinas, alteraciones de la memoria, irritabilidad o cambios en el afecto, problemas para concentrarse, nicturia, disminución de la libido y disfunción eréctil.

Los hallazgos en la exploración física comprenden obesidad, aumento del perímetro del cuello, puntuación de Mallampati de por lo menos 3 y anomalías craneofaciales.

La American Heart Association recomienda la detección sistemática de la apnea obstructiva del sueño en pacientes con hipertensión resistente o mal controlada, hipertensión pulmonar o fibrilación auricular recurrente después de cardioversión o ablación.

En pacientes con insuficiencia cardiaca de clases II a IV de la New York Heart Association (NYHA) y en quienes se sospecha trastorno de la respiración durante el sueño o somnolencia diurna excesiva es "adecuada" una evaluación formal del sueño, dice la American Heart Association.

La evaluación para detectar apnea del sueño debe tenerse en cuenta en pacientes con el síndrome taquibradicárdico o taquicardia ventricular, o en sobrevivientes de muerte cardiaca súbita en quienes la apnea del sueño se sospecha después de una evaluación exhaustiva del sueño, recomendaron.

"Después de un ictus existe un equilibrio clínico con respecto a la detección y el tratamiento. Pacientes con angina de presentación nocturna, infarto de miocardio, arritmias o electrochoques apropiados de cardioversores-desfibriladores implantados pueden tener más probabilidades de presentar apnea del sueño concomitante", señala la declaración.

El tratamiento de la apnea obstructiva del sueño se ha de valorar en todos los pacientes que tengan el trastorno, recomienda la American Heart Association.

Este puede incluir modificaciones de la conducta y reducción de peso, si hay indicaciones. En pacientes con apnea obstructiva del sueño grave se ha de ofrecer presión respiratoria positiva continua.

Los dispositivos orales pueden considerarse en pacientes con apnea obstructiva del sueño leve a moderada o que no pueden tolerar la presión respiratoria positiva continua.

Se deben efectuar pruebas de sueño de seguimiento para evaluar la eficacia del tratamiento.

El Dr. Yeghiazarians agregó: "En un futuro se necesita mejorar las herramientas diagnósticas en el domicilio y más investigación sobre las formas de identificar el riesgo cardiovascular en personas con apnea obstructiva del sueño. Aun así, el mensaje general es claro: necesitamos crear más conciencia acerca de la detección sistemática y el tratamiento de la apnea obstructiva del sueño, sobre todo en pacientes con factores de riesgo cardiovascular existentes".

Esta declaración científica fue preparada por el grupo redactor voluntario por parte del Consejo de Cardiología Clínica de la American Heart Association, el Council on Peripheral Vascular Disease, el Council on Arteriosclerosis, Thrombosis and Vascular Biology, el Council on Cardiopulmonary, Critical Care, Perioperative and Resuscitation el Stroke Council, y el Council on Cardiovascular Surgery and Anesthesia.

La investigación no tuvo ninguna financiación comercial. El Dr. Yeghiazarians ha declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....