Prueba de frotis nasal ayuda a identificar nódulos pulmonares malignos

Roxanne Nelson

Conflictos de interés

15 de junio de 2021

Un frotis nasal simple puede ayudar al diagnóstico de cáncer de pulmón en fumadores que se sometieron a cribado mediante tomografía computarizada y tuvieron nódulos pulmonares detectados en la prueba.[1]

Solo alrededor de 5% de los casi 1,6 millones de nódulos pulmonares identificados como hallazgos incidentales en las pruebas de cribado mediante tomografía computarizada en dosis baja resultará ser maligno. La nueva prueba ayuda a distinguir entre nódulos benignos y malignos, afirmaron investigadores que informan de un estudio de validación.

Los resultados demuestran que la prueba identificó a quienes tenían bajo riesgo de cáncer con sensibilidad de 96,3% y especificidad de 41,7%, y también identificó a los que tenían riesgo elevado, con especificidad de 90,4% y sensibilidad de 58,2%.

El frotis nasal Percepta es una prueba genómica primera en su clase, afirmó el fabricante Veracite.

Está basada en tecnología de "campo de lesión", que analiza cambios genómicos en la mucosa de las vías respiratorias buscando indicios de células cancerosas activas, junto con un modelo de aprendizaje automático que incluye factores como edad, sexo y antecedente de tabaquismo.

Veracite espera comenzar a poner a disposición la prueba para un número selecto de centros a mediados de 2021. "Se pretende que la prueba se lleve a cabo en el consultorio del médico y en pacientes derivados con nódulos pulmonares sospechosos que se encuentran en los estudios de tomografía computarizada", comentó Giulia C. Kennedy, Ph. D., directora científica y médica de Veracite. "Esto podría incluir pacientes con nódulos que se detectan a través de los programas de cribado, así como de manera incidental".

"Estará disponible como una prueba desarrollada en laboratorio en Estados Unidos a través de un laboratorio con certificación CLIA, centralizado de Veracite, manifestó a Medscape Noticias Médicas. En los mercados globales ofreceremos la prueba como un producto de diagnóstico in vitro que pueden llevar a cabo los laboratorios locales en el equipo nCounter. Fuera de Estados Unidos, la prueba requerirá una marca de Conformidad Europea (CE), que estamos equipados para respaldar", manifestó a Medscape Noticias Médicas.

Los resultados con la prueba fueron presentados durante el Congreso Anual de la American Society of Clinical Oncology (ASCO) 2021, que tuvo lugar de forma virtual este año.

Primero fue evaluada en un conjunto de entrenamiento, que consistió en más de 1.100 pacientes. Todos eran fumadores activos o exfumadores a quienes se detectó un nódulo pulmonar en la tomografía computarizada de tórax y fueron objeto de seguimiento hasta por 1 año o hasta un diagnóstico final de cáncer de pulmón o enfermedad benigna.

Los cepillados del epitelio nasal se recogieron de forma prospectiva en pacientes con nódulos pulmonares de múltiples cohortes.

Se utilizó un total de 502 genes en el clasificador y el desempeño se evaluó en una serie de validación clínica independiente que constó de 249 pacientes.

La prueba identificó a pacientes con lesiones benignas verdaderas como una categoría de bajo riesgo con especificidad de 41,7% y sensibilidad de 96,3%, lo que dio lugar a un valor predictivo negativo (VPN) de 97,1% en una población con prevalencia de cáncer de 25%. El riesgo de cáncer para los pacientes en este grupo con bajo riesgo fue inferior a 3% (1-VPN), y para este grupo, las guías clínicas recomiendan vigilancia.

Pacientes con tumores malignos verdaderos fueron identificados como categoría de alto riesgo, con sensibilidad de 58,2% y especificidad de 90,4%, lo que dio por resultado un valor predictivo positivo de 67,0% en una población con prevalencia de cáncer de 25%. El riesgo de malignidad para los pacientes considerados de alto riesgo por el clasificador fue de 67,0%, lo cual supera el umbral de la guía actual para considerar la resección quirúrgica u otro tratamiento de ablación si una evaluación de la estadificación confirma enfermedad en etapa incipiente, señalaron los autores.

Los pacientes restantes, que no cumplieron los umbrales estrictos para bajo o alto riesgo, se identificaron como riesgo intermedio. En esta población la prevalencia de neoplasias malignas para los pacientes identificados como riesgo intermedio fue de 20,7%, lo cual es congruente con la guía que proporciona un rango para los pacientes de riesgo intermedio entre 5% y 65% para quienes se recomienda la biopsia diagnóstica.

Ayuda a guiar decisiones, pero se necesitan más datos

Al pedirle Medscape Noticias Médicas un comentario independiente, el Dr. Alexander Spira, Ph. D., oncólogo médico del Virginia Cancer Specialists, en Fairfax, Estados Unidos, explicó que el estudio representa una forma interesante de analizar un hallazgo común, los nódulos pulmonares, y predice si debe efectuarse una valoración diagnóstica adicional.

"Esto podría desempeñar una función en tranquilizar a los pacientes que corresponden a la categoría de bajo riesgo ya que podrían observarse mediante imágenes seriales en vez de proceder a la biopsia inmediata. Queda bajo el principio de 'campo de lesión'", agregó.

El Dr. Spira señaló que aun cuando el grupo en bajo riesgo parece tener valor predictivo negativo > 90%, no significa que el paciente no requerirá valoración diagnóstica adicional. "Requerirá vigilancia mediante tomografía computarizada más que proceder a la biopsia inmediata, y a este punto parece ser promisorio, pero me gustaría más seguimiento en materia de resultados", destacó.

"Esto no es aplicable a los no fumadores, lo cual tiene prevalencia creciente, pero con el mayor uso del cribado mediante tomografía computarizada en pacientes con antecedente de consumo de tabaco, puede de hecho desempeñar un papel".

También señaló que aunque la idea es evitar biopsias, las lesiones más pequeñas son las preocupantes. "A menudo son difíciles de abordar, y también dependería de la elección y la ansiedad del paciente, dada la posibilidad de que se encuentren en ese bajo porcentaje que la prueba pasa por alto", dijo el Dr. Spira. "Por último, muchos neumólogos están ordenando pruebas de tomografía por emisión de positrones en vez de una biopsia, y esto también puede ayudar".

Lo fundamental de esto es que puede ayudar a guiar las decisiones clínicas, pero se necesitan más datos. "Aun en la categoría de bajo riesgo, 9,4% de los pacientes tuvieron un tumor maligno, lo cual es todavía alta tasa de fallos", añadió.

El estudio fue financiado por Veracite. Kennedy es empleado de Veracite. El Dr. Spira ha declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....