Mini-examen clínico: ¿Qué sabe sobre la relación entre enfermedad cardiovascular e infección por el virus de inmunodeficiencia humana?

Dra. Lucila Carosella; Dra. Mirza Rivero

Conflictos de interés

9 de julio de 2021

COLABORACIÓN EDITORIAL

Medscape &

Los pacientes con infección por virus de inmunodeficiencia humana tienen doble de riesgo de padecer complicaciones cardiovasculares que la población general, siendo una de las principales causas de morbimortalidad, incluso en tratamiento adecuado con antirretroviral de gran actividad y con enfermedad controlada. Es necesario evaluar el riesgo de enfermedad cardiovascular en pacientes con virus de inmunodeficiencia humana y realizar control estricto de los factores de riesgo.

El tratamiento debe ser el mismo que para pacientes seronegativos, siempre considerando posibles interacciones farmacológicas. Se deben tener en cuenta las interacciones farmacológicas múltiples de los antirretrovirales con fármacos de uso cardiológico. Se destacan las interacciones de los inhibidores de proteasa, principalmente con ticagrelor y anticoagulantes orales directos (excepto dabigatrán) a través del citocromo P450, aumentando el riesgo de sangrado, así como con simvastatina, cuyo uso concomitante está contraindicado.[29,30] En cualquier caso se recomienda observar minuciosamente la posibilidad de interacciones farmacológicas antes de iniciar tratamiento con un nuevo fármaco.

Recomendaciones de la Sociedad Argentina de Cardiología para el grupo de pacientes con virus de inmunodeficiencia humana[31]

  • Exhaustivo interrogatorio y examen físico (I C).

  • En mayores de 40 años ajustar la estratificación de riesgo por 1,6 (factor multiplicador) (I B).

  • En pacientes con riesgo intermedio cardiovascular: realizar puntaje de calcio o buscar ateromatosis subclínica por ultrasonido (IIa B).

  • En pacientes con bajo riesgo cardiovascular: evaluación cada 3 años y riesgo intermedio: evaluación anual (I C).

  • Monitorear perfil lipídico y glucémico 3 meses luego de iniciar tratamiento antirretroviral de gran actividad. Luego cada 6 a 12 meses (I C).

  • Pacientes con antecedente de evento cardiovascular o diabetes deben recibir estatinas de alta potencia (I A). Debería evitarse simvastatina por sus interacciones.

    Para más información sobre las recomendaciones de la Sociedad Argentina de Cardiología para el grupo de pacientes con virus de inmunodeficiencia humana, lea aquí.

    Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

    Contenido relacionado

    Comentario

    3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
    Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

    procesando....