COMENTARIO

Avances en la vacunación contra la COVID-19 en personal de salud

Dra. Armelle Pérez-Cortés Villalobos

Conflictos de interés

1 de junio de 2021

Encuentre las últimas noticias y orientación acerca de la vacunación contra la COVID-19 en el Centro de información sobre la vacuna contra el SARS-CoV-2.

El personal de salud es especialmente vulnerable a la COVID-19. De acuerdo con un estudio realizado en Reino Unido, los trabajadores de la salud son el grupo ocupacional con más riesgo de presentar COVID-19 grave, con riesgo 7 veces mayor que los trabajadores no esenciales y 4 veces mayor que el de trabajadores sociales y de educación.[1]

Medscape en español realizó una encuesta la segunda semana de mayo de 2021, cuyo objetivo era evaluar los avances en la vacunación contra la COVID-19 en personal de la salud, así como las posibles barreras que han enfrentado. Al 14 de mayo, fecha de corte para el análisis, la encuesta fue respondida por 10.612 trabajadores de la salud de 42 países de 4 continentes, entre estos: México (23%);España (17%); Argentina (14%); Colombia (13%); Chile (6%); Ecuador (6%); Perú (4%); Venezuela (3%); Guatemala (2%); Honduras (1%), entre otros.

Figura 1. Profesión de los participantes de la encuesta

El personal de salud que respondió esta encuesta se constituyó de la siguiente manera: médicos especialistas (53%), médicos generales (21%), estudiantes de medicina (4%), personal de enfermería (3%), personal administrativo (2%), y otro trabajo en el área de salud (17%). De estos, 35% trabaja en hospitales públicos, 44% en instituciones privadas, y 21% en ambas.

Figura 2. Esquema de vacunación de los participantes de la encuesta

Acerca de la vacunación contra la COVID-19, 1% rechazó la aplicación: médicos especialistas (45%), personal administrativo (17%), médicos generales (15%), enfermeros (6%), entre otros. Del personal de salud que rechazó la vacuna, 48% trabaja en institución privada y 24% radica en España, 16% en Argentina y 16% en México, entre otros.

Aunque es alarmante que 1% de los trabajadores de la salud rechace la vacunación contra la COVID-19, esta cifra representa una sustancial mejora en comparación a la encuesta realizada por Medscape en español en diciembre de 2020, en la que 24% del personal de salud contestó que no se aplicaría la vacuna.

Entre el personal de salud: 9,2% contestó que no ha sido vacunado ni tiene cita aún dentro del cual 34% está integrado por médicos especialistas, 31% por médicos generales, 25% realiza trabajo administrativo y otros trabajos en el área de salud, 8% lo constituyen estudiantes de medicina y 2% enfermeros; 54% del personal de salud que no ha sido vacunado y hasta este momento no tiene plan de vacunación es originario de México, lo que representa 22% de los encuestados mexicanos.

Asimismo, 69% de los encuestados contestó que se encuentra completamente vacunado contra la COVID-19, siendo 20% de España, 20% de México, 15% de Colombia, 16% de Argentina, 8% de Chile, entre otros países. Y 18% afirmó que su esquema de vacunación se encuentra incompleto.

Estas cifras representan avance significativo en la vacunación del personal de salud, ya que 88% de los encuestados ha recibido al menos una dosis.

En los países se identificó el uso de diferentes vacunas contra la COVID-19 siendo mayormente utilizada:

  • BNT162/Comirnaty (Pfizer/BioNtech) en Colombia (82%), España (76%), México (75%) y Ecuador (62%).

  • Sputnik V (Gamaleya Research Institute) en Argentina (77%) y Venezuela (48%).

  • BBIBP-CorV (Sinopharm) en Perú (91%).

  • Coronavac (Sinovac ) en Chile (86%).

Del personal de salud que ha recibido al menos una dosis de vacuna contra la COVID-19, solo 3% necesitó salir de su país para recibirla, siendo 78% personal de salud de México y, de estos, 70% de instituciones privadas.

Figura 3. Calificación asignada a la gestión de la vacunación en los diferentes países

También se solicitó calificar del 0 al 6 (0 siendo "muy mala" y 6 "muy buena") la gestión de la vacunación en su país, y el que calificó con 6 o como "muy buena gestión" a su país con mayor frecuencia fue Chile, y cero o "muy mala gestión" en primer lugar fue México. Es importante destacar que 59% de los que respondieron la encuesta dio una calificación menor o igual a 3 a la gestión de la vacunación en su país.

Adicionalmente, se les cuestionó si consideraban necesario que se iniciara la vacunación de otros sectores de la población antes de terminar la vacunación contra la COVID-19 en el personal de salud: 49% estuvo de acuerdo con esta afirmación, 22% en desacuerdo y 29% contestó: "depende".

Esta valiosa información, aunque podría presentar sesgos por la naturaleza de la encuesta, refleja un importante avance en la vacunación contra la COVID-19 en el personal de salud. Sin embargo, es preocupante que a casi 6 meses de tener vacunas disponibles el personal de salud no esté 100% inmunizado. La Organización Mundial de la Salud propuso como meta garantizar que en todo el mundo se dé prioridad a los trabajadores sanitarios y asistenciales para recibir la vacuna contra la COVID-19 en los primeros 100 días de 2021; debemos redoblar esfuerzos para que todo trabajador de la salud alrededor del mundo sea inmunizado lo más pronto posible.[2]

Siga a la Dra. Armelle Pérez-Cortés Villalobos de Medscape en español en Twitter @armelleID.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Contenido relacionado

 

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....