La vacuna contra rotavirus se vinculó con reducción importante de las infecciones gastrointestinales

Jennifer Lubell

Conflictos de interés

26 de mayo de 2021

Dos vacunas contra rotavirus ampliamente utilizadas tuvieron desempeño equivalente en un metanálisis, al reducir más de 60% el riesgo de gastroenteritis por rotavirus en niños pequeños.[1]

Aunque los hallazgos evidencian alto nivel de protección y perfil de bajo riesgo de efectos adversos, los investigadores del estudio hicieron un llamado para que se realicen comparaciones directas adicionales a fin de evaluar riesgos y beneficios.

La gastroenteritis por rotavirus, que causa 28,8% de los decesos por diarrea en todo el mundo, es el principal agente etiológico de diarrea en niños menores de 5 años. Más de 100 países incluyen vacunas contra rotavirus en sus programas de inmunización. De 6 tipos de vacunas que actualmente se utilizan, en todo el mundo se emplean dos vacunas orales de microorganismos vivos atenuados: la monovalente de dos dosis Rotarix (RV1) y la pentavalente de tres dosis RotaTeq (RV5).

No se sabe mucho sobre la posibilidad de intercambiarlas, aunque en un metanálisis previo se describieron similitudes en eficacia de Rotarix (83%), RotaTeq (85%) y series mixtas de Rotarix y RotaTeq (86%) en países con baja mortalidad.[2] La morbimortalidad por gastroenteritis por rotavirus ha disminuido desde el advenimiento de estas vacunas, pero persisten inquietudes sobre su tolerabilidad, escribieron en JAMA Pediatrics Zi-Wei Sun, M. Sc., de la Nanjing  Medical University, en China, y sus colaboradores.

En su revisión sistemática y metanálisis de estudios clínicos aleatorizados, estudios de casos de controles y estudios de cohortes, se compararon beneficio, riesgo e inmunogenicidad de estas vacunas y su efectividad en reducir gastroenteritis por rotavirus. Utilizaron los términos "rotavirus" y "vacuna", y efectuaron una búsqueda en las bases de datos Embase, PubMed, Cochrane Library y Web of Science. Eligieron 121 estudios clínicos aleatorizados y estudios de cohortes y casos y controles que incluyeron más de 100 niños menores de 5 años. Veinte de los estudios clínicos aleatorizados habían relacionado datos que examinaban la protección de las vacunas contra la hospitalización por gastroenteritis por rotavirus, explicó el coautor de estudio, Dr. Hemant Goyal.

Todos los estudios informaban sobre tolerabilidad y eficacia o inmunogenicidad de las vacunas contra rotavirus. Los investigadores utilizaron un modelo de efectos aleatorios para calcular riesgos relativos, odds ratios, diferencias de riesgo e intervalos de confianza de 95%. También estratificaron los estudios según el desarrollo económico de los países, dado que la eficacia de la vacuna suele ser mayor en países de medianos y altos ingresos, en comparación con los países de bajos ingresos.

En una comparación indirecta y ajustada del tratamiento se evaluaron diferencias en la protección conferida por la vacuna entre diferentes subgrupos, adoptando una p < 0,05 como el nivel de significancia estadística. Los criterios de valoración principales fueron gastroenteritis por rotavirus, gastroenteritis por rotavirus grave, hospitalización por gastroenteritis por rotavirus y desenlaces relacionados con los efectos adversos como efectos adversos graves, invaginación intestinal y mortalidad.

Rotarix y RotaTeq redujeron la gastroenteritis por rotavirus en niños menores de 5 años en 68,4% y 63,6%, respectivamente. El Dr. Goyal y sus colaboradores confirmaron estos resultados en estudios de casos y controles (65,3% y 72,8%, respectivamente). Las dos vacunas disminuyeron significativamente la gastroenteritis por rotavirus y el riesgo de hospitalización por gastroenteritis por rotavirus y demostraron más protección contra la gastroenteritis por rotavirus grave. En comparaciones indirectas ajustadas las dos vacunas mostraron que no había diferencias significativas en la protección. También se observó correlación positiva entre inmunogenicidad y protección por la vacuna.

"RotaTeq parece mostrar menos protección en países de bajos ingresos, en comparación con Rotarix, pero estas estimaciones se han de interpretar con cautela, ya que solo hubo un estudio para países de bajos ingresos y de comparación indirecta", indicó el Dr. Goyal, residente de gastroenterología de segundo año en el Wright Center for Graduate Medical Education, en Scranton, Estados Unidos.

Ninguna de las vacunas mostró riesgo de efectos adversos graves. Sin embargo, en un estudio australiano en 2013 se informó de un pequeño aumento en el riesgo de invaginación intestinal después de la vacunación con Rotarix y RotaTeq.[3] "Por tanto, se requiere vigilancia continuada de beneficios y efectos adversos de las vacunas contra rotavirus después de la inmunización", señalaron los investigadores.

Analizando las vacunas más nuevas, con distribución menos amplia, Rotavac, Rotasil y la vacuna frente a rotavirus de cordero de Lanzhou también demostraron eficacia moderada para reducir el riesgo de gastroenteritis por rotavirus.

La inmunidad disminuye con el tiempo

La protección contra las enfermedades por rotavirus parece disminuir con el tiempo después de la vacunación. "Aunque nuestros resultados indicaron que las vacunas por rotavirus pueden proporcionar protección considerable contra la gastroenteritis por rotavirus durante los primeros 2 años de vida, se requieren más estudios de seguimiento de la eficacia de la vacuna por más de 2 años", recomendaron los investigadores.

La disminución de los anticuerpos inducidos por la vacuna, la protección adquirida para la gastroenteritis por rotavirus por los efectos indirectos de la vacuna, o la exposición a poblaciones no vacunadas pueden explicar la pérdida gradual de la inmunidad.

Se debe llevar a cabo el seguimiento de las cepas de rotavirus después de la vacunación "para evitar la selección de las llamadas cepas de escape basadas en la población, en especial cepas completamente heterotípicas y nuevas cepas, debido a la presión a largo plazo de la inmunidad por la vacuna", recomendaron.

Los hallazgos resaltan la importancia de introducir vacunas en todo el mundo para reducir la infección, resumieron el Dr. Goyal y sus colaboradores. Dado que es difícil tratar la amplia variedad de rotavirus, "es alentador que Rotarix y Rotateq funcionen bien contra cepas heterotípicas", añadieron. El desempeño similar entre Rotarix y RotaTeq también facilita a los médicos seleccionar una vacuna.

Aumentar la disponibilidad y la eficacia de estas vacunas en países de bajos ingresos con altas tasas de mortalidad es alta prioridad, escribió en un editorial relacionado el Dr. David I. Bernstein.[4] "Se observó un gradiente claro en las protecciones por la vacuna según nivel de ingresos de cada país en el análisis presentado, y se ha invertido mucho esfuerzo para comprender esta discrepancia".

En general el estudio confirmó la eficacia de estas dos vacunas y su equivalencia, señaló el Dr. Bernstein.

"El proceso de búsqueda en la literatura para el estudio tuvo algunas limitaciones. En especial en análisis estratificados, los datos escasos en algunos subgrupos limitan la posibilidad de generalización. En estudios posteriores se requiere el método más preciso, las comparaciones directas, para evaluar la eficacia comparativa de diferentes vacunas", escribieron en el artículo los investigadores.

Esos estudios de manera indirecta compararían Rotarix y RotaTeq desde múltiples perspectivas: eficacia, costo-efectividad, protección contra cepas específicas, la duración de la protección, tolerabilidad e inmunogenicidad, concluyó el Dr. Goyal.

Este contenido fue originalmente publicado en MDEdge, parte de la Red Profesional de Medscape.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....