El ámbito de atención inicial no afecta los desenlaces hospitalarios en pacientes con síndrome inflamatorio multisistémico infantil

Heidi Splete

Conflictos de interés

25 de mayo de 2021

Encuentre las últimas noticias y orientación acerca de la COVID-19 en el Centro de información sobre el coronavirus (SARS-CoV-2).

La duración de la estancia hospitalaria y la necesidad de cuidados intensivos en pacientes pediátricos con COVID-19 y síndrome inflamatorio multisistémico infantil no fueron significativamente diferentes para los que recibieron inicialmente atención ambulatoria o en urgencias, según datos de 34 pacientes pediátricos.

El síndrome inflamatorio multisistémico infantil puede ser difícil de diagnosticar, pues las características clave de fiebre, marcadores inflamatorios elevados y afectación de por lo menos dos sistemas a menudo se superponen con las de otras enfermedades, manifestaron la Dra. Erin B. Treemarcki, D. O., de la University of Utah, en Salt Lake City, Estados Unidos, y sus colaboradores.

"Los médicos de atención primaria y de urgencias a menudo son el punto inicial de la asistencia médica para los pacientes con síntomas de síndrome inflamatorio multisistémico infantil", escribieron los investigadores en su artículo. En un estudio (cartel 142) presentado en el Congreso Anual de las Pediatric Academic Societies (PAS) de 2021, que tuvo lugar de forma virtual, los investigadores llevaron a cabo un análisis retrospectivo de 34 pacientes menores de 21 años que fueron hospitalizados con síndrome inflamatorio multisistémico infantil en un solo centro entre abril y diciembre de 2020. La edad promedio de los pacientes fue de 7,9 años, 68% de sexo masculino, 82% de caucásicos y 53% acudió inicialmente a una clínica de pacientes externos.

Dieciséis pacientes acudieron a un servicio de urgencias y 18 a una unidad de atención ambulatoria. La duración de la hospitalización fluctuó de 3 a 16 días con una media de 6 días y la estancia en la unidad de cuidados intensivos pediátricos fluctuó de 1 a 10 días con una mediana de 2 días.

En general, la duración de la hospitalización y la tasa de ingreso en cuidados intensivos no fueron significativamente diferentes entre los grupos que acudieron a urgencias y los que acudieron a atención ambulatoria. Veinticuatro pacientes fueron hospitalizados en la unidad de cuidados intensivos pediátricos, 13 al ingreso y 11 como traslados. Sin embargo, la mediana del número de días de síntomas previos al ingreso fue mayor de manera estadísticamente significativa para los casos ambulatorios (6 días frente a 4 días, p = 0,03).

Un paciente fue reingresado al hospital al cabo de 30 días por meningitis aséptica y ninguno de los pacientes falleció.

Los síntomas iniciales no fueron significativamente diferentes entre los pacientes externos y los que acudieron al servicio de urgencias. Los signos y síntomas iniciales más comunes de síndrome inflamatorio multisistémico infantil fueron fiebre (100%), síntomas digestivos (85%) y síntomas mucocutáneos (88%). Los síntomas mucocutáneos consistieron en exantemas, cambios en la mucosa oral, conjuntivitis y edema de mano/pie. Además, 65% de los pacientes cumplió al menos 3 criterios para enfermedad de Kawasaki, señalaron los investigadores.

Los estudios de laboratorio con valores más comúnmente elevados cuando los pacientes acudieron a atención médica, independientemente del ámbito de atención, fueron dímero D (100%), proteína C reactiva (97%), ferritina (97%), procalcitonina (97%) e interleucina-6 en suero (94%).

Los hallazgos del estudio fueron limitados por el pequeño tamaño de la muestra y el enfoque en datos de un solo centro. Sin embargo, los resultados resaltan las diversas presentaciones del síndrome inflamatorio multisistémico infantil y la importancia de que los médicos de atención primaria (lo mismo que los de urgencias) conozcan los signos, pues suelen ser el primer punto de atención médica para el síndrome inflamatorio multisistémico infantil, señalaron los investigadores.

Vigilancia constante de factores que ponen en riesgo a los pacientes pediátricos

"El síndrome inflamatorio multisistémico infantil probablemente es la complicación más grave de la COVID-19 en los menores, por lo que como pediatras que los atendemos directamente necesitamos conocer su cuadro clínico", comentó la Dra. Karalyn Kinsella, pediatra en Cheshire, Estados Unidos.

La Dra. Kinsella indicó que le sorprendió que en el estudio se observara que la duración de la hospitalización de los pacientes pediátricos no se vio afectada por el ámbito de la atención inicial.

"Pensaría que los pacientes pediátricos que acuden a un ámbito de consulta externa tardarían más tiempo en diagnosticarse y, por tanto, tendrían una hospitalización más prolongada", señaló. En cambio, la conclusión práctica es que si el diagnóstico de síndrome inflamatorio multisistémico infantil se establece en el contexto ambulatorio de urgencias la duración de la hospitalización es la misma, y que los síntomas más comunes son digestivos, mucocutáneos y cardiacos, así como fiebre, independientemente del ámbito de atención inicial.

Se necesita más investigación y en futuros estudios se han de analizar "diferentes factores potenciales subyacentes que vuelvan a estos pacientes específicos susceptibles al síndrome inflamatorio multisistémico infantil", concluyó la Dra. Kinsella.

Los investigadores han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente. La Dra. Kinsella ha declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente, pero forma parte del Consejo de Asesores Editoriales de Pediatric News.

Este contenido fue originalmente publicado en MDEdge, parte de la Red Profesional de Medscape.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....