Desarrollado un dispositivo para detectar la insuficiencia cardiaca en saliva

Carlos Sierra

Conflictos de interés

18 de mayo de 2021

La insuficiencia cardiaca es un problema sanitario de primer orden en Europa, cuyos datos empeoran año tras año. En el año 2000, según datos de la Organización Mundial de la Salud, esta enfermedad suponía 2 millones de los fallecimientos a nivel mundial, mientras que en 2019 este número se elevó hasta casi alcanzar los 9 millones de decesos y los 26 millones de personas afectadas. Es la principal causa de mortalidad en Europa y en España, como señala el Instituto Nacional de Estadística (INE), y actualmente es la causa de hospitalización más frecuente en las personas mayores de 65 años.

Por tanto, un diagnóstico eficaz y rápido de la insuficiencia cardiaca puede ser clave para disminuir estas dramáticas cifras. Actualmente el seguimiento se realiza mediante la cuantificación de biomarcadores en análisis de sangre. Sin embargo, este tipo de análisis necesita disponer de personal y laboratorios especializados, con lo cual son costosos y requieren tiempo. 

Por ello, investigadores del Instituto de Ciencia de Materiales de Barcelona (ICMAB) y del Instituto de Microelectrónica de Barcelona (IMB-CNM), ambos pertenecientes al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), han desarrollado un dispositivo de diagnóstico rápido y portátil basado en la nanotecnología, que puede detectar la insuficiencia cardiaca a través de muestras de saliva. Este dispositivo permite el diagnóstico en el punto de atención y no requiere de personal especializado, por lo que el tiempo y el costo requeridos para realizar un diagnóstico se reducen mucho, en comparación con los de los análisis de sangre.

La clave, la microelectrónica

Este dispositivo es el resultado del proyecto europeo KardiaTool, en el que participan el ICMAB y el IMB-CNM, CSIC, y es un laboratorio portátil, construido a partir de sistemas microelectrónicos, sensores integrados, compuestos bioquímicos y nanopartículas magnéticas, capaz de separar e identificar biomarcadores en la saliva.

Su funcionamiento se basa en un biosensor microelectrónico denominado ImmunoFET, que contiene nitruro de silicio manufacturado en la Sala Blanca del IMB-CNM-CSIC, y en nanopartículas magnéticas funcionalizadas sintetizadas en el ICMAB-CS, claves para detectar los biomarcadores que se encuentran en la saliva.

Este equipo en concreto es capaz de detectar el factor de necrosis tumoral alfa, uno de los biomarcadores que indica insuficiencia cardiaca en saliva. Los investigadores han testado el equipo con muestras de saliva artificial y humana, observando alta sensibilidad a la concentración de factor de necrosis tumoral alfa, como se mostró en los resultados publicados en Analytica Chimica Acta, Chemosensors y Molecules .[1,2,3] 

"Los dispositivos biosensores se integran en un laboratorio en un chip con el que se pueden realizar ensayos inmunológicos completos que miden la concentración del biomarcador. A través del sistema integrado se aprovechan las propiedades intrínsecas de amplificación electrónica del transistor para aumentar la sensibilidad", explicó a Univadis España el Dr. Joan Bausells, investigador del CNM-CSIC al proyecto.

"Pero esto no es suficiente, la concentración de los biomarcadores en la saliva es menor que en la sangre, por lo que necesitamos preconcentrarlos. Es aquí donde entran en juego las nanopartículas magnéticas funcionalizadas con anticuerpos específicos que hemos sintetizado en el ICMAB, las cuales capturan estos biomarcadores", indicó a Univadis España el Dr. Francesc Teixidor del ICMAB-CSIC.

"Estas nanopartículas debían, además, cumplir un requisito de estabilidad muy importante, ya que precipitarían y no podrían circular por los canales microfluídicos del dispositivo", agregó. 

Beneficios para el tratamiento de pacientes con insuficiencia cardiaca 

Este dispositivo es el primer paso para conseguir diagnóstico y tratamiento mejores y más rápidos de la insuficiencia cardiaca. "El nuevo dispositivo automático no requiere personal especializado y es una herramienta que puede indicar rápidamente la gravedad de la afección. Creemos que puede ser muy útil para el personal médico, especialmente para planificar y evaluar la eficacia de los diferentes tratamientos para los pacientes", destacó el Dr. Teixidor.

Las posibilidades que abre este nuevo dispositivo son muy prometedoras, ya que al ser portátil, rápido y no requerir personal especializado, podría utilizarse en cualquier parte del mundo, incluso en países de bajos recursos económicos y cuya población no tiene fácil acceso a la sanidad.

"Sin embargo, hay que ser prudentes; el mundo de la medicina está lleno de dispositivos de diagnóstico rápido y de bajo costo que funcionaban muy bien en un laboratorio, pero cuando se intentó llevar su producción a escala industrial fallaron. Sé que no voy a disponer de este dispositivo en mi práctica clínica diaria a corto plazo, pero ojalá lo haga en el medio plazo; cualquier mejora en el tiempo necesario para diagnosticar y monitorizar la insuficiencia cardiaca puede suponer la salvación de miles de vidas humanas", declaró a Univadis España el Dr. Fabián Sanchís Gomar, cardiólogo del Hospital Clínico Universitario de Valencia. 

Este contenido fue originalmente publicado en Univadis, parte de la Red Profesional de Medscape.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....