Sobrepeso u obesidad en 24,7% de los jóvenes españoles y solo 16,5% practica deporte a diario

Carla Nieto Martínez

17 de mayo de 2021

MADRID, ESP. Cifras "alarmantes", tanto de sobrepeso y obesidad como de sedentarismo, que paradójicamente contrastan con mayor autopercepción del exceso de peso y prácticamente más reconocimiento de la obesidad como enfermedad, integran la radiografía o "diagnóstico" que dibujan las conclusiones arrojadas por la Encuesta sobre obesidad en jóvenes.[1]

Dicha encuesta fue llevada a cabo por la Sociedad Española de Obesidad el pasado mes de marzo sobre un total de 1.000 jóvenes de la población española con edades comprendidas entre los 16 y los 30 años.

Dra. Susana Monereo

La Dra. Susana Monereo, secretaria de la junta directiva de la Sociedad Española de Obesidad, comentó: "Hemos elegido este segmento de edad debido a la escasez de estudios que arrojen datos específicos de este grupo de población, en comparación con las investigaciones realizadas en la población en general, con la finalidad de conocer su situación respecto al sobrepeso y la obesidad y analizar la prevalencia, las causas y los factores implicados, para obtener un perfil que habitualmente no se refleja en otras encuestas más globales".

"El dato inicial, y sin duda más significativo, es que 24,7% de la población española entre 16 y 30 años tiene exceso de peso (sobrepeso u obesidad) situación que aumenta con la edad", añadió la Dra. Monereo.

Como reflejan las respuestas de los encuestados, entre los 16 y los 19 años 13% presenta sobrepeso y 4% tiene obesidad; en el segmento de 20 a 24 años el sobrepeso alcanza 20% y la obesidad ronda 5%, mientras que a partir de los 25 años ambos datos alcanzan el máximo: 34,6% padece sobrepeso y 9% tiene obesidad.

"Estas cifras son muy relevantes, teniendo en cuenta que la obesidad es una patología crónica, que una vez que se manifiesta hace que la persona tenga una enfermedad por el resto de su vida, con las implicaciones que esto tiene en el caso de los jóvenes. Además, sabemos que la obesidad que se inicia en la etapa infanto-juvenil es más grave y presenta más complicaciones", apuntó la experta.

En cuanto a la insuficiencia de peso (dato también analizado en la encuesta), se comporta en sentido opuesto: entre los 16 y los 19 años 12,8% tiene índice de masa corporal insuficiente, porcentaje que disminuye conforme aumenta la edad de los entrevistados.

Alta autopercepción y reconocimiento del problema

Dr. Francisco Tinahones

El Dr. Francisco Tinahones, presidente de la Sociedad Española de Obesidad, señaló que el estudio no refleja diferencias significativas en función del sexo. "Ser hombre o mujer no influye en el índice de masa corporal medio; sin embargo, y a diferencia de lo que suelen mostrar las encuestas sobre la población general, se observa que la falta de peso es más frecuente entre las mujeres en este rango de edad: 11,6% frente a 4,4% de los hombres jóvenes tiene índice de masa corporal insuficiente", señaló.

Las evidencias arrojadas respecto a la autopercepción del problema de exceso de peso y la identificación de la obesidad como patología han sido especialmente significativas, manifestaron los autores de la encuesta, "ya que implican un cambio importante tanto respecto a datos que teníamos en este sentido en este segmento poblacional como a los que reflejan los estudios realizados en la población general", afirmó la Dra. Monereo.

Así, 55,2% de los jóvenes encuestados manifiesta su deseo ser más delgado, porcentaje que asciende hasta 89,7% entre obesidad/sobrepeso. Cuando se les pregunta cómo se ven en relación al exceso de peso, 28,6% considera que tiene sobrepeso, siendo el porcentaje entre aquellos que padecen obesidad o sobrepeso de 73,1%.

"Esto significa que la amplia mayoría de quienes tienen exceso de peso es consciente de su problema, lo que contrasta significativamente con los datos de las encuestas entre la población general, en las que solo 20% de los adultos con obesidad reconoce padecerla", afirmó la Dra. Monereo.

Asimismo, 80,1% de los jóvenes españoles asume que el exceso de peso es una enfermedad, "siendo evidente que la población joven reconoce la importancia de este problema y lo identifica como tal cuando lo padece", indicó la Dra. Monereo.

Respecto a las razones que pueden estar detrás de este cambio de percepción, la especialista apuntó al mayor nivel de educación y de información que posee las nuevas generaciones, "y a la pérdida de vigencia de ideas más propias del pasado que identificaban el sobrepeso con la riqueza y el bienestar".

La Dra. Monereo consideró especialmente llamativo constatar que 47,5% de los jóvenes con normopeso cree que tiene sobrepeso/obesidad, es de 13,9% en aquellos con índice de masa corporal insuficiente y que pese a ello busca tratamientos para adelgazar, dato que debe servir de alerta, ya que puede derivar en trastornos de la conducta alimentaria.

Tres causas claramente identificadas

Respecto a la edad en la que se inicia el exceso de peso, la encuesta refleja que este problema aparece mayoritariamente coincidiendo con la adolescencia: 13,9% reconoce que empezó a ganar peso antes de los 12 años, 32,6% sitúa este inicio entre los 12 y los 18 años, 24,4% a los 18 a 25 años, y en 16,2% el inicio del sobrepeso se produjo a partir de los 25 años.

Asimismo, 44,4% de los jóvenes afirmó que alguna vez se le ha aconsejado perder peso, cifra que se eleva a 80,1% entre los que declaran tener sobrepeso/obesidad. Curiosamente, a 17,7% de los jóvenes con índice de masa corporal insuficiente también se le ha instado a adelgazar en algún momento (recomendación hecha fundamentalmente por personas de su entorno).

Un aspecto destacable del estudio es que al preguntar a los encuestados sobre los motivos a los que atribuyen su exceso de peso, la mayoría señaló claramente tres circunstancias: falta de ejercicio (33,8%), ingesta provocada por ansiedad (29,6%) y mala alimentación (20,7%).

"Esto introduce dos variables diferentes a las que aparecen en las encuestas dirigidas a adultos (en las que las causas principales son no hacer bien la dieta y comer mal): el concepto de sedentarismo y los problemas relacionados con la esfera psíquica, concretamente la ansiedad, que en este grupo de población parece desempeñar un papel muy importante en ese exceso de peso", señaló el Dr. Tinahones.

Sedentarismo, pantallas y pandemia

En cuanto a la actividad física, solo 16,5% de los jóvenes realiza deporte a diario, reduciéndose este porcentaje a 10% entre los que padecen sobrepeso/obesidad; 24,9% aceptó que no lo practica nunca (35,2% en los que tienen exceso de peso).

En relación con esto, se les preguntó cuánto tiempo al día dedicaban a estar delante de la pantalla (de cualquier dispositivo). Más de la tercera parte (38,5%) confesó dedicar más de 6 horas a esta actividad, mientras que 9,6% (y 13,2% de los que tienen sobrepeso/obesidad) reconoció pasar más de 10 horas.

También se analizaron los patrones de sueño, reflejando las respuestas que dormir menos de 6 horas al día es más frecuente entre los jóvenes con sobrepeso u obesidad (15,8% frente a 10,5%).

Según la Dra. Monereo, todos estos datos demuestran que en general los hábitos de vida y salud de los jóvenes españoles son muy mejorables, situación que está más extendida en los hombres que en las mujeres (67% frente a 55%).

Asimismo, los expertos destacaron que la pandemia agravó notablemente las circunstancias asociadas al sobrepeso juvenil, influyendo de manera muy importante en los casos de obesidad: "Los pacientes que han ganado peso en este periodo lo han hecho a expensas del aumento de la masa grasa y de la pérdida de la masa muscular, dato muy significativo teniendo en cuenta que se trata de población joven y que les predispone a desarrollar obesidad sarcopénica, mucho más grave y con más complicaciones", añadió la Dra. Monereo.

"Hay que tener en cuenta que la encuesta se realizó coincidiendo con la falta de movilidad impuesta por la pandemia, lo que puede explicar la altísima tasa de sedentarismo observada, pero si este dato se mantiene en el tiempo, se trata sin duda de una circunstancia sumamente preocupante", destacó el Dr. Tinahones.

Internet antes que la consulta médica

Los autores consideran igual de preocupantes las opciones a las que los jóvenes recurren al decidirse a adelgazar y que contrastan con el nivel de conocimiento que tienen sobre la enfermedad; 6% afirmó que ha intentado perder peso, cifra mayor en el caso de las mujeres que en los hombres (78,2% frente a 63,4%), porcentaje que se eleva a 90,3% en los que tienen sobrepeso u obesidad.

Sin embargo, y a pesar de esta clara concientización sobre la necesidad de adelgazar para mejorar el estado de salud, son muy pocos los que optan por ponerse en manos de un profesional médico: solo 16,2% de los encuestados en general y 24,8% en los que tienen sobrepeso/obesidad. En la misma línea, 23,1% consultó a un nutricionista, siendo esta cifra más elevada (36,8%) en quienes padecen sobrepeso/obesidad.

La mayoría (74,1%) confiesa que ha intentado perder peso por su cuenta (67,7% en los que tienen exceso de peso); 39,7% (50,1% en los casos de sobrepeso/obesidad) optó por seguir una dieta en internet, mientras que los familiares (22,6% en general y 28,2% en aquellos con obesidad) y los amigos (17,3% y 14,3%) fueron los referentes en otros casos.

Aunque 63,9% señaló no haber tomado ningún producto para adelgazar, entre quienes lo habían hecho, los productos herbolarios sin prescripción médica (15,3%), los de venta en internet (12,4%), los adquiridos en gimnasios (11,35%) y los de parafarmacia sin prescripción (10,5%) se sitúan antes que los fármacos o productos recetados por el médico (7,3%) como opción, algo que contrasta con la evidencia de que 62,9% sabe que hay fármacos para tratar el exceso de peso, y que 80,6% es conocedor de que la obesidad puede tratarse mediante cirugía.

El Dr. Tinahones señaló que estos resultados ponen de manifiesto un problema importante: el hecho de que a pesar de reconocer que tienen una afección médica, de identificar sus causas y de asumir que limitan su calidad de vida y su esfera socio-laboral, (88,8% de los encuestados con exceso de peso afirmó que esto condiciona su vida, llevándoles a sentirse acomplejados e incluso rechazados), los jóvenes son reticentes a buscar ayuda profesional especializada.

"Tal situación es algo que solo ocurre en esta enfermedad; resulta impensable que una persona con diabetes, por ejemplo, opte por tratar su patología vía internet o basándose en los consejos de un amigo. Es muy probable que esta reticencia tenga mucho que ver con la baja tasa de respuesta que este grupo de población alcanza con sus intentos de adelgazar; 45,3% confesó haber recuperado el peso perdido, cifra que aumenta a 54,6% en los que tienen sobrepeso y obesidad, y a los especialistas nos plantea el reto de hacer esfuerzos para captar a ese sector de la población de forma que normalicen la consulta a los profesionales como estrategia para abordar el exceso de peso", concluyó el Dr. Tinahones.

La Dra. Monereo y el Dr. Tinahones han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Siga a Carla Nieto de Medscape en español en Twitter @carlanmartinez.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....