Creados embriones quiméricos humano-mono

Carlos Sierra

Conflictos de interés

12 de mayo de 2021

Los embriones mezcla de primates humanos y no humanos ya son una realidad, lo cual no quiere decir que en breve vayamos a ver animales mezcla de humano y mono, ya que en el último estudio de científicos del Salk Institute for Biological Studies, en La Jolla, Estados Unidos, la Universidad Católica de San Antonio de Murcia y la Kunming University of Science and Technology, en China, liderados por el Dr. Juan Carlos Izpisúa Belmonte, del Salk Institute, lo que consiguieron fue cultivar embriones quiméricos de menos de tres semanas en un laboratorio de China.[1]

En este controvertido trabajo, publicado en Cell, los investigadores inyectaron células madre humanas en embriones de primates no humanos, creando 132 embriones. De estas 132 quimeras, de apenas 10.000 células, tres llegaron a desarrollarse hasta el día 19 fuera del útero.

El objetivo de crear estos especímenes híbridos es desarrollar nuevos modelos de enfermedades humanas y generar órganos trasplantables, uno de los grandes déficits de la medicina actual, como se extrae de los datos de la Organización Mundial de la Salud, que señala que se hacen aproximadamente 130.000 trasplantes al año en el mundo, menos de 10% de los necesarios. Esto implica que "cada año mueren decenas de miles de pacientes en lista de espera para un órgano", afirmó el Dr. Izpisúa. 

Embriones 93% primate no humano, 7% humano

Los investigadores partieron de óvulos de una decena de hembras de macaco cangrejero, los cuales fecundaron con espermatozoides de la misma especie, obteniendo, tras seis días de cultivo en el laboratorio, 132 embriones de 110 células. A continuación añadieron a estos embriones 25 células humanas, previamente reprogramadas para ser capaces de convertirse en casi cualquier tipo celular: piel, músculo, hígado, corazón.

Esta reprogramación se realizó de manera que por motivos éticos fuera imposible que se generaran neuronas humanas. Al cabo de un día se detectaron células humanas en 132 embriones. A los 10 días 78% (103) de los embriones seguía desarrollándose. Sin embargo, a partir de ese punto la sobrevida empezó a disminuir, y en el día 19 solo tres quimeras seguían vivas, momento en el que los investigadores finalizaron el estudio por sus considerables implicaciones éticas. Estos tres últimos embriones constaban de 100.000 células, de las cuales 7% era de humano.

La justificación de este estudio viene marcada por el hecho de que "este tipo de investigación permite desarrollar conocimientos sobre la comunicación celular y el desarrollo biológico durante la embriogénesis, así como podría dar lugar a desarrollar gran variedad de aplicaciones de investigación y medicina regenerativa", explicó el Dr. Izpisúa.

"Como no podemos realizar ciertos tipos de experimentos en humanos, es esencial que tengamos mejores modelos para estudiar y comprender con mayor precisión las enfermedades humanas en condiciones in vivo. Por ejemplo, algún día podría dar lugar a la posibilidad de cultivar tejidos humanos de sustitución, como los del corazón y los riñones", destacó.

Agregó que también podría ayudar a probar fármacos candidatos para enfermedades humanas con más precisión que los modelos animales tradicionales, o entender procesos como el envejecimiento, el principal factor de riesgo en enfermedad de Alzheimer, enfermedades cardiacas o cáncer.

Sin embargo, una parte importante de la comunidad investigadora recela de las afirmaciones del Dr. Izpisúa. El Dr. Josep M. Canals, del Instituto de Neurociencias de la Universitat de Barcelona, afirmó a Univadis España: "Todos los experimentos de este artículo se han ejecutado en el laboratorio y no se ha realizado ninguna implantación en animales para desarrollo de tejidos u órganos más allá de las primeras fases embrionarias. Por tanto, no se sabe si sería científicamente posible que estas quimeras se desarrollaran a estadios más complejos y poder llegar a proveer soluciones terapéuticas, como el trasplante de órganos desarrollados por estas quimeras, aunque los autores apunten a esta posibilidad."

La controversia ética

Este estudio, más allá de los interrogantes técnicos que presentó, tiene asociados dilemas éticos de gran relevancia.

Por un lado, la medicina necesita mejores modelos para comprender la biología y las enfermedades humanas y realizar en ellos experimentos que serían éticamente problemáticos en humanos. Sin embargo, a medida que se desarrollen nuevos modelos vivos que se aproximan más a los humanos, nos acercamos simultáneamente a los mismos problemas éticos que intentábamos evitar en un principio.

Además, no todos los países tienen el mismo nivel de exigencia ética. China permitió este experimento, pero no hay consenso sobre si este mismo experimento podría realizarse en España. La ley española, redactada en 2006, prohíbe la producción de híbridos de especies diferentes que incluyan material genético humano, pero hace una excepción jurídicamente confusa: "Salvo en los casos de los ensayos actualmente permitidos".

Por ello, el Dr. Izpisúa no dudó en defender la validez ética del experimento. "Antes de comenzar se realizaron consultas y revisiones éticas tanto a escala institucional como a través de la divulgación a bioeticistas no afiliados y con experiencia en políticas estatales y nacionales en esta área de investigación. Este proceso ayudó a guiar nuestros experimentos, que se centraron por completo en los embriones quiméricos ex vivo. Por tanto, todo nuestro trabajo cumplió con todas las normas éticas, legales y sociales vigentes".

Sin embargo, lo que está claro es que al día de hoy sería imposible implementar estos embriones cultivados ex vivo en úteros, ya que la legislación no lo permite. Además, "de realizarse estudios de implantación de estas quimeras en úteros gestantes, las complicaciones éticas serían muy graves por la generación de posibles especies de primates nuevas que podría tener consecuencias inesperadas e incontrolables", concluyó el Dr. Canals.

Este contenido fue originalmente publicado en Univadis, parte de la Red Profesional de Medscape.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

 

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....