El vapeo de marihuana es más común entre los adolescentes hispanos

Jaleesa Baulkman

Conflictos de interés

10 de mayo de 2021

Los adolescentes hispanos eran más propensos a usar cigarrillos electrónicos para practicar el vapeo de marihuana que sus contrapartes de razas blanca y negra en 2020, según un estudio reciente realizado por Centers for Disease Control and Prevention (CDC) de Estados Unidos, publicado en JAMA Pediatrics.[1]

Los investigadores encontraron que 25,6% de los estudiantes hispanos reportaron vapeo de marihuana, en comparación con 19,4% de los estudiantes de raza negra y 18,2% de los de raza blanca. El estudio, que es un análisis de los resultados de 2017, 2018 y 2020 de la Encuesta National Youth Tobacco también reveló que los aumentos en esta práctica recreativa ocurrieron entre todos los grupos raciales y étnicos durante esos 3 años, y los estudiantes hispanos tuvieron el mayor aumento porcentual (11,6%), seguidos por los estudiantes de raza negra con 8,8% y los de raza blanca con 7,4%.

"La motivación inicial para realizar este estudio fue obtener mejor comprensión de la prevalencia del uso de marihuana mediante cigarrillos electrónicos entre los jóvenes, particularmente dado el contexto del brote de lesiones pulmonares asociadas a cigarrillos electrónicos o vapeo en 2019", señaló la autora del estudio, Christina Vaughan Watson, científica de salud del National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion de CDC.

Los hallazgos podrían ayudar a los médicos a comprender las variaciones demográficas entre los consumidores de marihuana y ayudar a informar las intervenciones específicas para cada población.

"Comprender las variaciones demográficas entre quienes consumen marihuana mediante cigarrillos electrónicos puede ayudar a informar las intervenciones basadas en evidencia que pueden resonar en poblaciones específicas", explicó Watson.

Margaret Thew, D. N. P., directora de medicina adolescente en Children's Wisconsin, en Milwaukee, Estados Unidos, que no participó en el estudio, manifestó que los hallazgos fueron "reveladores" y mostraron un patrón que no había visto antes en su clínica con adolescentes.

"Hubiera pensado que los afroamericanos o los de raza negra o no hispanos serían el grupo de mayor uso, porque cuando evaluamos a los niños es lo que tendemos a ver en nuestra población", destacó Thew.

Thew dijo que los hallazgos también la habían hecho reconsiderar el enfoque de su clínica para detectar el uso de marihuana en adolescentes, así como la necesidad de abordar las posibles barreras del idioma.

"Probablemente no tengamos acceso a algunos niños que quizá debamos buscar. También pensé que envía un buen mensaje de que probablemente debemos dirigir parte de nuestra educación de manera un poco diferente, especialmente si se trata de una población hispana y el inglés puede no ser el idioma principal", explicó.

Watson añadió que se necesita más investigación para evaluar por qué existen diferencias en el uso de marihuana mediante cigarrillos electrónicos entre los jóvenes.

El uso de marihuana en los cigarrillos electrónicos se ha vuelto cada vez más popular entre los adolescentes de Estados Unidos, donde uno de cada cinco estudiantes de décimo y décimosegundo grados/bachillerato informaron haber fumado marihuana durante el año pasado en un estudio de 2019 realizado por National Institute on Drug Abuse.

Watson y sus colaboradores también encontraron aumentos estadísticamente significativos en el vapeo de marihuana, con 19,5% de los estudiantes informando haber fumado marihuana a través de cigarrillos electrónicos en 2020, en comparación con 11,1% en 2017. Creen que el aumento del vapeo de marihuana entre los jóvenes puede ser atribuido a los estados que legalizan cada vez más la venta de la droga para adultos, lo que podría afectar la facilidad de acceso y la aceptación social.

Thew cree que el aumento del vapeo de marihuana entre los jóvenes se puede atribuir a la legalización de la marihuana, que puede enviar "un mensaje a los adolescentes de que debe ser seguro para ellos", así como a la creciente popularidad de los cigarrillos electrónicos.

De hecho, a partir de abril de 2021 la marihuana es legal para adultos en 16 estados y el Distrito de Columbia. Mientras tanto, la marihuana medicinal es legal en 36 estados, según la National Conference of State Legislatures.[2]

"Quiero decir, definitivamente ha habido mucho más uso de los cigarrillos electrónicos. El vapeo y ese tipo de cosas definitivamente aumentaron entre 2019 y 2020. Creo que el consumo de marihuana en sí mismo está aumentando enormemente, creo que más niños que habrían consumido alcohol en el pasado consumen marihuana".

Aunque las actitudes del público hacia la marihuana se han relajado, estudios previos la han relacionado con la disfunción de la memoria, así como con los efectos cognitivos a largo plazo que pueden interferir con la percepción del tiempo y la función motora. Sin embargo, los estudios también han demostrado que el consumo de cannabis puede combatir el deterioro cognitivo relacionado con la edad y ayudar a reducir el dolor.

Sin embargo, cuando se trata de adolescentes, Watson y sus colaboradores dijeron que el uso de cigarrillos electrónicos entre jóvenes y adultos jóvenes no es seguro, independientemente de las sustancias que se usen en estos productos, incluida la marihuana. También dijeron que el consumo de marihuana puede conducir a mayores riesgos de un uso problemático en el futuro, y agregaron que las estrategias basadas en evidencia para reducir el consumo de marihuana en los cigarrillos electrónicos son importantes para proteger a los jóvenes.

El autor del estudio y los expertos han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....