Biomarcadores sanguíneos ofrecen la promesa de una psiquiatría de precisión

Megan Brooks

Conflictos de interés

26 de abril de 2021

Un grupo de biomarcadores determinados en la sangre puede distinguir entre depresión y trastorno bipolar, predecir el riesgo de una persona de padecer estos trastornos y aportar información para elegir medicación de manera más personalizada, muestra nueva investigación.[1]

Dr. Alexander Niculescu

"En lo que respecta a la psiquiatría de precisión (evaluación objetiva, concordancia con fármacos correctos, predicción y prevención de episodios futuros), las pruebas de sangre van a proporcionar información útil a psiquiatras, como lo hacen en otras especialidades de la medicina, como la oncología", manifestó a Medscape Noticias Médicas el investigador principal, Dr. Alexander B. Niculescu, III, Ph. D., profesor de psiquiatría y neurociencia médica en la Indiana University School of Medicine, en Indianápolis, Estados Unidos.

El estudio fue publicado en versión electrónica el 8 de abril en Molecular Psychiatry.

Psiquiatría moderna

"Hemos sido pioneros en el área de la medicina de precisión en psiquiatría durante las últimas dos décadas, en particular en los últimos 10 años. Este estudio representa un resultado actual de nuestros esfuerzos. Esto es parte de nuestra iniciativa de llevar la psiquiatría del siglo XIX al siglo XXI", destacó el Dr. Niculescu.

Para identificar biomarcadores definitivos de trastornos del estado de ánimo en general y depresión en particular, los investigadores utilizaron un enfoque de cuatro pasos exhaustivo que abarcó descubrimiento, priorización, validación y prueba.

Los participantes fueron más de 300 pacientes psiquiátricos reclutados principalmente de la población de pacientes del Richard L. Roudebush VA Medical Center, en Indianápolis, Estados Unidos.

Los investigadores efectuaron seguimiento a los participantes durante varios años, observando sus estados de ánimo, tanto altos como bajos, y correlacionaron estos estados con cambios en los perfiles de expresión de genes en la sangre.

Utilizaron un enfoque de genómica funcional convergente basado en el conocimiento actual en el campo para priorizar los diferentes biomarcadores expresados de relevancia para el estado de ánimo.

Validaron 26 biomarcadores potenciales para el seguimiento de estados de ánimo en cohortes independientes de personas con depresión clínicamente grave o manía y para predecir la evolución clínica, incluidas las hospitalizaciones futuras por depresión o manía.

¿Listos para su momento estelar?

En lo que respecta a 12 biomarcadores, la evidencia general fue más sólida para el seguimiento y la predicción de la depresión. En el caso de seis de estos biomarcadores, la evidencia global fue más sólida para el seguimiento y la predicción de depresión y manía (trastornos bipolares). En el caso de dos biomarcadores, la evidencia en general fue más sólida para el seguimiento y la predicción de la manía.

"Notablemente, a nivel biológico hay un fuerte componente de gen de reloj circadiano" en los trastornos del estado de ánimo, lo que explica por qué los trastornos de algunos pacientes pueden agravarse con los cambios estacionales. También explica las alteraciones del sueño que ocurren en pacientes con trastornos del estado de ánimo, señaló el especialista.

"Por tanto, se han de tener en cuenta intervenciones para regularizar el ciclo de sueño y vigilia, ajustes estacionales y fototerapia", destacó.

El Dr. Niculescu predice que los biomarcadores serán útiles para personalizar en los pacientes el uso de fármacos psiquiátricos existentes, así como para identificar y potencialmente reorientar nuevos fármacos para tratar los trastornos del estado de ánimo.

Sobre la base de esta investigación, los principales fármacos que surgen como potenciales antidepresivos nuevos son pindolol, ciprofibrato, pioglitazona y adifenina, así como los compuestos naturales asiaticósido y ácido clorogénico, informaron los investigadores.

Considerable avance

Al pedirle su comentario, la Dra. Lauren Osborne, profesora asociada de psiquiatría y ciencias de la conducta en la Johns Hopkins University School of Medicine, en Baltimore, Estados Unidos, señaló que por mucho tiempo este grupo ha estado realizando un "trabajo muy minucioso" para caracterizar biomarcadores en la sangre que puedan ayudar a predecir trastornos psiquiátricos.

La Dra. Osborne comentó que en su última investigación hicieron un "trabajo meticuloso de tratar de separar lo que distingue un estado de ánimo bajo en personas que tienen diagnóstico de trastorno bipolar o un estado de ánimo bajo en personas con un diagnóstico de depresión como una forma de ayudarnos a distinguir entre estos dos trastornos. En este sentido, creo que representa un avance considerable de la ciencia".

La especialista añadió: "Los investigadores también establecieron algunas ideas muy interesantes en torno a si podríamos utilizar esto para predecir cuáles clases de fármacos serían mejores en cuáles pacientes".

"La depresión es un trastorno heterogéneo, por lo que si podemos adoptar una estrategia más personalizada, esto sería formidable, pero tardará algún tiempo", señaló la Dra. Osborne.

"Todavía estamos muy lejos de la utilidad clínica, pero podemos llegar allí", concluyó.

La investigación fue financiada por el National Institutes of Health. El Dr. Niculescu es cofundador de MindX Sciences y aparece como inventor en una solicitud de una patente solicitada por la Indiana University. La Dra. Osborne ha declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....