Los cánceres más comunes cambiarán en los próximos 20 años

Nick Mulcahy

Conflictos de interés

22 de abril de 2021

Los próximos 20 años verán un gran cambio en la clasificación de los tipos de cáncer, predicen investigadores.[1]

Por el momento los cánceres más comunes en Estados Unidos son el de mama, pulmón, próstata, colorrectal y melanoma.

Para 2040 el melanoma se habrá convertido en el segundo tipo de cáncer más común, mientras que el cáncer de próstata bajará en incidencia hasta el lugar 14, pronosticaron los autores del estudio. El cáncer de mama seguirá siendo el principal que se diagnosticará, el cáncer de pulmón bajará de la posición 2 a la 3 y el cáncer colorrectal permanecerá en la 4.

Esta lista de tipos de cáncer según el número total de casos anuales se publicó en versión electrónica el 7 de abril en JAMA Network Open.

Los autores también clasifican el tipo de cáncer por mortalidad. Actualmente la mayoría de los fallecimientos por cáncer se debe al cáncer de pulmón, seguido de colorrectal, páncreas y mama. Para 2040 el cambio más notable en los fallecimientos por cáncer es que el cáncer de hígado y el cáncer de vías biliares intrahepáticas, actualmente en la posición 6, saltarán al tercer lugar.

Dentro de dos décadas la clasificación en términos de decesos por cáncer será de pulmón, páncreas, hígado y vías biliares intrahepáticas y colorrectal.

"Nuestros hallazgos reflejan la dinámica cambiante de la detección y el tratamiento del cáncer", comentó la autora principal, Lola Rahib, Ph. D., científica investigadora en cáncer de páncreas en el Cancer Commons, organización sin fines de lucro.

El nuevo análisis utilizó proyecciones de crecimiento de la población (basadas en datos del censo de 2010 de Estados Unidos) y las tasas actuales de mortalidad e incidencia de cáncer basadas en la población (del registro de  Vigilancia, Epidemiología y Resultados Finales, SEER, 2014-2016) para calcular los cambios en las incidencias y decesos hasta el año 2040.

Los números estimados proyectados no son definitivos, reconocieron los investigadores.

"Nuestras proyecciones asumen que las tasas y tendencias observadas de los últimos años no cambien con el tiempo", comentó Rahib a Medscape Noticias Médicas, pero señaló que puede haber cambios.

"Cualquier proyección a largo plazo debe considerarse con precaución", dijo Kim Miller, maestra en salud pública, científica investigadora de vigilancia de la American Cancer Society, al solicitarle sus comentarios.

Miller explicó que "las tendencias del cáncer a veces pueden cambiar rápidamente en pocos años". Las proyecciones de solo 2 a 4 años en el futuro son "extremadamente difíciles" y las estimaciones a 20 años lo son aún más, manifestó a Medscape Noticias Médicas.

"Nos alienta ver las disminuciones proyectadas en los fallecimientos por cáncer de pulmón, colorrectal y de mama en los próximos años", destacó la coautora, Dra. Lynn Matrisian, Ph. D, directora científica de Pancreatic Cancer Action Network. "Es momento de cambiar el enfoque hacia algunos cánceres diagnosticados con menor frecuencia con las tasas de sobrevida más bajas, como el de páncreas y el de hígado".

Diferencia de opinión sobre el cáncer de próstata

La enorme caída en la incidencia de cáncer de próstata que los autores predicen se producirá como resultado de cambios en las recomendaciones de detección del antígeno prostático específico durante los últimos 15 años, sugirieron.

"El cambio más reciente en 2018 recomienda que los hombres de 55 a 69 años puedan tomar sus propias decisiones con respecto a la detección, pero los cambios previos recomendaban que no se realizara el cribado con antígeno prostático específico", destacó Rahib.

"Estos cambios en las pautas de detección han influido en el número de diagnósticos de cáncer de próstata en los últimos años y continuarán haciéndolo hasta el 2040", agregó.

Miller, de la American Cancer Society, arroja dudas sobre esta predicción.

Sería cautelosa al interpretar las tendencias generales del cáncer de próstata. Kim Miller, científica investigadora, American Cancer Society

Utilizando datos hasta 2017, "hemos visto que los patrones en la incidencia del cáncer de próstata ya están cambiando de los pronunciados descensos que vimos a principios de la década de 2010. Sería cautelosa al interpretar las tendencias generales para la próstata, porque este cáncer en particular se ve dramáticamente afectado por los cambios en las recomendaciones para la detección con la prueba de antígeno prostático específico", señaló.

Las pruebas de detección también han influido en la incidencia del cáncer colorrectal, señalaron los autores, afirmando que la adopción de las pruebas de detección del cáncer colorrectal se asocia con disminución en el número de cánceres colorrectales y decesos hasta 2040, como resultado de la eficacia de las pruebas de cribado.

Para el cáncer de mama, los autores destacan el hecho de que aun cuando el número de casos de cáncer de mama seguirá aumentando, el número de fallecimientos por cáncer de mama disminuirá. Es muy probable que esa tendencia actual se atribuya al aumento de las pruebas de detección y los avances en el tratamiento, concluyeron.

El estudio fue apoyado por National Institutes of Health, National Cancer Institute, Cancer Prevention and Research Institute of Texas, Cancer Commons y Pancreatic Cancer Action Network. Los autores del estudio y Miller han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Nick Mulcahy es un periodista sénior galardonado de Medscape, especializado en oncología.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....