Continúan surgiendo manifestaciones cutáneas en pacientes pediátricos con COVID-19

Doug Brunk

Conflictos de interés

21 de abril de 2021

Encuentre las últimas noticias y orientación acerca de la COVID-19 en el Centro de información sobre el coronavirus (SARS-CoV-2).

Dos artículos recientes en la literatura médica brindan nueva información sobre las manifestaciones mucocutáneas de COVID-19 en pacientes pediátricos, lo que puede ayudar a guiar a los dermatólogos a realizar diagnósticos precisos y estratificar a los pacientes pediátricos en riesgo de enfermedad sistémica grave debido al virus.[1]

En un estudio descriptivo de un solo centro, realizado durante un periodo de 9 meses, investigadores de Madrid encontraron que de 50 pacientes pediátricos hospitalizados infectados por COVID-19, 21 (42%) tenían síntomas mucocutáneos, más comúnmente exantema, seguido de hiperemia conjuntival sin secreción y labios rojos agrietados o lengua de fresa. Además 18 (36%) cumplieron los criterios para el síndrome inflamatorio multisistémico en niños (MIS-C).

"Con base en los hallazgos en pacientes adultos, las manifestaciones cutáneas de COVID-19 se han clasificado en cinco categorías: seudosabañón acral, erupciones vesiculares, lesiones de urticaria, erupciones maculopapulares y livedo reticularis o necrosis", escribieron el Dr. David Andina Martínez del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús, de Madrid, España, y sus colaboradores, en el estudio que se publicó en versión electrónica el 2 de abril en Journal of the American Academy of Dermatology.

"Las lesiones de sabañones en pacientes pediátricos han recibido mucha atención; estas se resuelven sin complicaciones después de algunas semanas. Asimismo, otras manifestaciones cutáneas de COVID-19 en pacientes pediátricos han sido objeto de reportes de casos o series de casos pequeñas. Sin embargo, las manifestaciones mucocutáneas en pacientes pediátricos hospitalizados infectados por SARS-CoV-2 y sus implicaciones en la evolución clínica aún no se han descrito extensamente", agregaron.

En un esfuerzo por describir las manifestaciones mucocutáneas en pacientes pediátricos hospitalizados por COVID-19, los investigadores evaluaron a 50 pacientes de hasta 18 años que ingresaron entre el 1 de marzo y el 30 de noviembre de 2020 en el Hospital Infantil Universitario Niño Jesús, designado como centro de referencia pediátrico durante el pico de la pandemia. Los principales motivos de ingreso fueron enfermedades respiratorias (40%) y síndrome inflamatorio multisistémico en niños (40%).

De los 50 pacientes, 44 (88%) tuvieron una reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa positiva para SARS-CoV-2 y 6 (12%) cumplieron con los criterios de sospecha clínica y tuvieron una reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa negativa con serología inmunoglobulina G positiva. En 34 pacientes (68%) se refirió contacto cercano con un caso presunto o confirmado de COVID-19, mientras que el origen de la infección permaneció desconocido en los 16 pacientes restantes (32%).

Los investigadores informaron que 21 pacientes (42%) tenían síntomas mucocutáneos, más comúnmente exantema maculopapular (86%), hiperemia conjuntival (81%) y labios rojos agrietados o lengua de fresa (43%). Además 18 de los 21 pacientes (86%) cumplieron los criterios de síndrome inflamatorio multisistémico en niños.

"Algo complicado del síndrome inflamatorio multisistémico en niños es que a menudo se manifiesta 4 a 5 semanas después de que un niño tuvo COVID-19", indicó la Dra. Christine Ko, profesora de dermatología y patología en la Yale University, en New Haven, Estados Unidos, a quien se le pidió comentar el estudio. "El síndrome inflamatorio multisistémico en niños se asocia con labios rojos brillantes característicos y lengua roja que puede parecerse a una fresa. Dichos hallazgos orales deben impulsar una evaluación rápida de otros signos y síntomas. Puede haber enrojecimiento de los ojos u otros hallazgos cutáneos más inespecíficos (grandes o pequeñas áreas de enrojecimiento en el tronco o las extremidades, a veces con cambios en la superficie), pero lo más importante, fiebre, latidos cardiacos rápidos, diarrea o problemas respiratorios. El riesgo con síndrome inflamatorio multisistémico en niños es un rápido deterioro de la salud de un niño, con la admisión a una unidad de cuidados intensivos".

El Dr. Andina Martínez y sus colaboradores también contrastan los hallazgos cutáneos de síndrome inflamatorio multisistémico en niños, que generalmente no se encuentran en las manos o los pies, con el llamado "dedo del pie por la COVID-19" o fenómeno de los dedos, que también se ha asociado con el SARS-CoV-2, particularmente en pacientes pediátricos. "Solo uno de los pacientes de esta serie tenía compromiso de la piel de un dedo y apareció después de la recuperación de síndrome inflamatorio multisistémico en niños", anotó la Dra. Ko. "Distinguir los dedos de los pies por la COVID-19 de los síndromes inflamatorios multisistémicos en niños es importante, ya que los dedos de los pies por la COVID-19 tienen un resultado muy bueno, mientras que el síndrome inflamatorio multisistémico en niños puede tener consecuencias graves, incluida la enfermedad cardiaca prolongada".

En otros hallazgos los pacientes que presentaban signos mucocutáneos tendían a ser mayores que los que no presentaban signos cutáneos y acudían al servicio de urgencias con mal estado general y taquicardia extrema. También tenían niveles más altos de proteína C reactiva y dímero D y recuentos de linfocitos más bajos y enfrentaban riesgo más de 10 veces mayor de ser ingresados en la unidad de cuidados intensivos pediátricos, en comparación con los pacientes que no tenían signos cutáneos (OR: 10,24; p = 0,003).

En un estudio separado publicado en versión electrónica el 7 de abril en JAMA Dermatology, el Dr. Zachary E. Holcomb, del programa combinado de residencia en dermatología del Massachusetts General Hospital, en Boston, Estados Unidos, y sus colaboradores, presentaron lo que se cree que es el primer informe de caso de erupción mucocutánea infecciosa reactiva provocado por el SARS-CoV-2.[2] Erupción mucocutánea infecciosa reactiva es el término preferido para los pacientes pediátricos que presentan mucositis y exantema (a menudo una erupción cutánea escasa o incluso ausente) desencadenada por diversos agentes infecciosos.

El paciente, un varón de 17 años acudió al servicio de urgencias con 3 días de dolor en la boca y erosiones peneanas indoloras. "Una semana antes experimentó anosmia y ageusia transitorias que desde entonces se habían resuelto espontáneamente. En ese momento se le hizo la prueba de infección por SARS-CoV-2 mediante la reacción en cadena de la polimerasa nasofaríngea, cuyos resultados fueron positivos", escribieron los investigadores.

En el momento de la presentación el paciente no tenía fiebre, sus signos vitales eran normales y el examen físico reveló erosiones superficiales de los labios bermellones y paladar duro, erosiones eritematosas circunferenciales del glande periuretral del pene y cinco pequeñas vesículas en el tronco y las extremidades superiores. El análisis de suero reveló recuento normal de glóbulos blancos con linfopenia absoluta leve, nivel de creatinina ligeramente elevado, función hepática normal, nivel de proteína C reactiva ligeramente elevado y nivel de ferritina normal.

El Dr. Holcomb y sus colaboradores hicieron un diagnóstico de erupción mucocutánea infecciosa reactiva asociado con SARS-CoV-2 basado en resultados microbiológicos, que revelaron reacción en cadena de la polimerasa nasofaríngea repetida positiva para SARS-CoV-2 y pruebas de reacción en cadena de la polimerasa nasofaríngeas negativas para Mycoplasma pneumoniae, adenovirus, Chlamydophila pneumoniae, metapneumovirus humano, influenza A/B, parainfluenza 1 a 4, rinovirus y virus sincitial respiratorio. Además los títulos de los niveles de inmunoglobulina M de Mycoplasma pneumoniae fueron negativos, pero los niveles de inmunoglobulina G de Mycoplasma pneumoniae estaban elevados.

Las lesiones se resolvieron con 60 mg de prednisona oral diaria durante 4 días. Una recurrencia de la mucositis oral 3 meses después respondió a 80 mg de prednisona oral tomados diariamente durante 6 días.

"No es sorprendente que el SARS-CoV-2 sea otro desencadenante de erupción mucocutánea infecciosa reactiva", dijo la Dra. Anna Yasmine Kirkorian, jefa de la división de dermatología del Children's National Hospital, en Washington, Estados Unidos, al comentar el informe del caso.

"El mensaje para llevar a casa es que los médicos estén al tanto de esta asociación y distingan a estos pacientes de aquellos con síndrome inflamatorio multisistémico en niños, porque los pacientes con síndrome inflamatorio multisistémico en niños requieren monitoreo y tratamiento sistémico urgente. La erupción mucocutánea infecciosa reactiva y el síndrome inflamatorio multisistémico en niños pueden potencialmente distinguirse clínicamente sobre la naturaleza de la mucositis (hemorrágica y erosiva en erupción mucocutánea infecciosa reactiva, labios secos y agrietados con 'lengua de fresa' en síndrome inflamatorio multisistémico en niños), pero lo más importante es que los pacientes con erupción mucocutánea infecciosa reactiva carecen de pruebas de laboratorio de inflamación sistémica grave", como velocidad de sedimentación globular, reacción en cadena de la polimerasa o ferritina, señaló.

"Un último punto interesante en este artículo fue la recurrencia de la mucositis en este paciente, lo que podría significar que la mucositis recurrente/erupción mucocutánea infecciosa reactiva recurrente podría ser otra manifestación de 'COVID-19 prolongada' (ahora llamado secuelas posagudas de SARS-CoV-2) en algunos pacientes", agregó la Dra. Kirkorian, señalando que las sociedades como la American Academy of Dermatology, International League of Dermatological Societies, COVID-19 Dermatology Registry y artículos como estos "brindan información invaluable 'recién salida' para los médicos que enfrentan las manifestaciones proteicas de una nueva epidemia viral".[3]

Los investigadores han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Este contenido fue originalmente publicado en MDEdge, parte de la Red Profesional de Medscape.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....