Nueva guía de expertos sobre ketamina para tratar la depresión resistente

Megan Brooks

Conflictos de interés

1 de abril de 2021

Un panel internacional de expertos en trastornos del estado de ánimo ha publicado una guía sobre cómo utilizar de manera segura y eficaz ketamina y esketamina para tratar adultos con depresión resistente a tratamiento.[1]

"Ketamina y esketamina son los primeros fármacos de inicio rápido para tratar adultos con depresión resistente a tratamiento, y había la necesidad internacional de una guía de mejor práctica sobre la implementación certera y segura de estos fármacos en el lugar de atención, pues no existía ninguna", indicó a Medscape Noticias Médicas el primer autor, Dr. Roger McIntyre, profesor de psiquiatría y farmacología de la University of Toronto, en Toronto, Canadá.

"Esta necesidad solo se ha amplificado por el incremento importante del número de clínicas y centros que proporcionan este tratamiento", añadió el Dr. McIntyre, jefe de la Unidad de Psicofarmacología de Trastornos del Estado de Ánimo.

Su estudio fue publicado el 17 de marzo en la versión electrónica de American Journal of Psychiatry.

Evidencia insuficiente de eficacia a largo plazo

Según se informó en Medscape Noticias Médicas, la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos aprobó en marzo de 2019 el atomizador nasal de esketamina para tratar la depresión resistente a tratamiento.

En agosto de 2020 la Food and Drug Administration actualizó la aprobación para incluir adultos con depresión mayor y pensamientos o acciones suicidas.

Con el fin de proporcionar orientación clínica, el Dr. McIntyre y sus colaboradores sintetizaron la literatura disponible sobre eficacia, seguridad y tolerabilidad de ketamina y esketamina para tratar la depresión resistente a tratamiento.

Los datos respaldan la eficacia de inicio rápido (en los primeros 1 a 2 días) de esketamina y ketamina en la depresión resistente a tratamiento.

Los datos más sólidos de la eficacia corresponden a esketamina intranasal y ketamina intravenosa. No hay datos suficientes sobre ketamina oral, subcutánea o intramuscular para el tratamiento de la depresión resistente a tratamiento, informaron.

Esketamina intranasal demuestra eficacia, seguridad y tolerabilidad hasta por un año en adultos con depresión resistente a tratamiento. Es insuficiente la evidencia sobre eficacia, seguridad y tolerabilidad a largo plazo de ketamina intravenosa en pacientes con la afección, señaló el grupo.

También hacen notar que esketamina está aprobada en Estados Unidos para tratar la depresión mayor asociada a pensamientos o conductas suicidas y que se ha aprobado para disminuir la consumación del suicidio.

Entre los problemas de seguridad de ketamina y esketamina identificados en la literatura están los efectos psiquiátricos, neurológicos/cognitivos, genitourinarios y hemodinámicos, pero no son los únicos.

Lista de cotejo para la implementación

El grupo ha desarrollado una "lista de cotejo para la implementación" sobre el uso de ketamina o esketamina en la práctica clínica.

Comenzando con la selección de pacientes, señalaron que los apropiados son aquellos que tienen diagnóstico confirmado de depresión resistente a tratamiento en quienes se ha descartado psicosis y otros trastornos que afectarían significativamente el cociente riesgo-beneficio.

Recomiendan que se lleve a cabo exploración física y seguimiento de los signos vitales durante el tratamiento y durante la vigilancia después del tratamiento. Se ha de valorar un análisis del fármaco en la orina, si es apropiado.

El grupo recomienda que se administren esketamina y ketamina únicamente en contextos en los que se cuente con personal multidisciplinario, incluidos los que tienen experiencia en la evaluación de los trastornos del estado de ánimo.

Las clínicas deben estar equipadas con monitorización cardiorrespiratoria apropiada y tener la capacidad de evaluación psiquiátrica de los efectos de disociación y psicotomiméticos.

Se han de medir los síntomas depresivos, y los autores recomiendan evaluar ansiedad, función cognitiva, bienestar y función psicosocial.

Se debe monitorizar a los pacientes inmediatamente después del tratamiento para garantizar su estabilidad cardiorrespiratoria, sensorio despejado y atenuación de efectos disociativos y psicotomiméticos.

En Estados Unidos y en algunos otros países se exige una estrategia de evaluación y mitigación de riesgos al administrar esketamina. Independientemente de la estrategia de evaluación y mitigación de riesgos, se recomienda que se vigile a todos los pacientes por un mínimo de 2 horas antes del alta.

Los pacientes deben tomar las medidas necesarias para la transportación confiable en cada cita, y se les ha de aconsejar que no operen vehículos motorizados o maquinaria peligrosa sin al menos dormir una noche.

"La tasa de depresión resistente a tratamiento, así como el suicidio es extraordinaria y está aumentando en muchas partes del mundo, y solo la ha agravado la COVID-19", destacó el Dr. McIntyre.

"Médicos de diferentes especialidades han estado interesados en ketamina y esketamina y estamos muy complacidos en ver que se ha publicado nuestra guía internacional", añadió.

"Extremadamente útil"

Al pedirle su comentario, el Dr. Alan Schatzberg, profesor de psiquiatría y ciencias de la conducta en Stanford Medicine, en Stanford, Estados Unidos, comentó: "Este documento pone mucha información en un lugar hasta donde sabemos y lo que no sabemos ahora mismo, y eso es útil. Creo que es un intento por contar con un análisis de la literatura algo objetivo, y en una buena revista científica".

El especialista añadió: "Podría ser extremadamente útil para alguien que esté considerando si es útil ketamina para un paciente o qué puede decirle a un paciente sobre este fármaco, es decir, cuánto tiempo podría necesitarlo, si va a funcionar, si continuará funcionando, y el nivel de datos de que disponemos con respecto a beneficios o efectos secundarios".

La investigación no tuvo ninguna financiación específica. El artículo original contiene una lista completa de declaraciones de los autores. El Dr. Schatzberg ha recibido apoyo con beca de Janssen; ha prestado sus servicios como consultor para Alkermes, Avanir, Brain Resource, Bracket, Compass, Delpor, Epiodyne, GLG, Jazz, Janssen Pharmaceuticals, Lundbeck/Takeda, McKinsey and Company, Merck, Myriad Genetics, Neuronetics, Owl Analytics, Pfizer, Sage, Sunovion y Shale; tiene acciones en Corcept (cofundador), Delpor, Dermira, Epiodyne, Gilead, Incyte Genetics, Intersect ENT, Madrigal, Merck, Owl Analytics, Seattle Genetics, Titan y Shale, y está enumerado como inventor de patentes para farmacogenética y uso de antiglucocorticesteroides en la predicción de la respuesta a antidepresivo.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....