MEDICINA DE IMPACTO

La dieta cetogénica: guacamole, rib eye y chicharrón

El pódcast de Medscape en español

Dr. Aldo Rodrigo Jiménez Vega; Dr. Alejandro Yared Meraz Muñoz

Conflictos de interés

5 de marzo de 2021

En este contenido

Para prescribir una dieta cetogénica se debe de trabajar estrechamente con el paciente y llegar a un acuerdo aceptable para ambos. De nada sirve una dieta cetogénica solo de un par de semanas. Por este motivo es válido que no seamos tan rígidos para lograr una mejor adherencia.

Perla
No hay dietas malas o mejores unas que otras. Cada una de ellas se debe de ajustar a cada paciente de acuerdo con sus necesidades y preferencias.

Perla
Consumir cetonas exógenas no es equivalente a realizar una dieta cetogénica.

Efectos de la dieta

Aproximadamente 30% de las personas que consumen una dieta cetogénica informan cambios en el aliento parecido a manzanas, atribuido a la acetona.

La pérdida de peso acelerada ocurre en las primeras semanas (2 a 8 kg en un mes), después se entra en una meseta donde la magnitud de pérdida de peso es menor.

Alrededor de 10% de los pacientes desarrollan dislipidemia. Sin embargo, más que la concentración de lipoproteínas de baja densidad (mg/dl), deberíamos seguir el número de partículas de colesterol de lipoproteínas de baja densidad pequeñas, que son las nocivas. El índice de APO-A/APO-B nos brinda mejor información al respecto.

También se puede experimentar fatiga cuando el glucógeno se depleta y se cambia el switch metabólico.

Perla
Índice de APO-A/APO-B nos habla de la relación del número de partículas de lipoproteínas de alta densidad/lipoproteínas de baja densidad.

Los pacientes con enfermedad renal crónica o lesión renal aguda no son buenos candidatos para una dieta cetogénica ya que tienen una capacidad disminuida de excretar los cuerpos cetónicos y esto potencialmente podría complicarse con acidosis metabólica de brecha aniónica. Es importante recalcar que las dietas cetogénica no causan cetoacidosis diabética si la función renal es normal.

Perla
La acetona se excreta por vía respiratoria. El aceto-acetato y beta-hidroxi-butirato, son eliminados en la orina.

Debemos de tener cuidado con el uso concomitante de inhibidores del cotransportador de sodio y glucosa de tipo 2 (SGLT2). Estos pacientes ameritan un seguimiento más estrecho por el riesgo potencial de cetoacidosis euglucémica observado con el uso de estos fármacos. 

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....