Exceso de mortalidad en México de 38%: "Momento de redireccionar las decisiones"

Nelly Toche

11 de febrero de 2021

Encuentre las últimas noticias y orientación acerca de la COVID-19 en el Centro de información sobre el coronavirus (SARS-CoV-2).

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), organismo público autónomo encargado de captar y difundir información de México, publicó que entre enero y agosto de 2020 se contabilizó un total de 683.823 defunciones generales, es decir, 38% (184.039) más que en el mismo periodo del año anterior.[1]

Para efecto de la contabilización, el instituto utiliza los registros administrativos generados a partir de los certificados de defunción suministrados por el Registro Civil, el Ministerio Público y el Servicio Médico Forense. Por tanto, las estadísticas incluyen decesos en hospitales, casas, calles, transporte público y espacios públicos (escuelas, centros comerciales, negocios).

En julio de 2020 se presentó el mayor número de defunciones registradas (17,1%), seguido de junio (15,5%) y agosto (14,9%).

Durante el periodo analizado, 108.658 defunciones fueron por COVID-19, siendo esta enfermedad la segunda causa de muerte en el país, luego de las enfermedades del corazón, que ocupan el primer sitio con 141.873 defunciones, equivalentes a 20,8% del total.

Edgar Vielma Orozco, director general de Estadísticas Sociodemográficas del INEGI, argumentó que de manera general el exceso se debió a la pandemia de COVID-19, lo cual se comprueba con los datos. Por ejemplo, las entidades federativas que presentan el mayor número de muertes respecto al año anterior son: estado de México (84.185), Ciudad de México (82.449), Veracruz de Ignacio de la Llave (50.842) y Jalisco (40.158), todas con altos números de casos por el coronavirus. Asimismo, llama la atención que hubo incremento importante, particularmente en enfermedades cardiacas, diabetes y neumonía. Vielma Orozco aseguró que ante tal escenario es importante analizar el efecto de las comorbilidades asociadas a la COVID-19.

Cinco principales causas de muerte por sexo, enero-agosto 2020*

Rango

Total

Hombre

Mujer

1

Enfermedades del corazón
141.873

Enfermedades del corazón
78.929

Enfermedades del corazón
62 713

2

COVID-19
108.658

COVID-19
71.419

Diabetes
47.429

3

Diabetes
99.733

Diabetes
52.136

COVID-19
37.111

4

Tumores malignos
60.421

Tumores malignos
29.749

Tumores malignos
30.623

5

Influenza y neumonía
29.573

Enfermedades del hígado
20.263

Enfermedades cerebrovasculares
12.112

*Fuente: INEGI

La primera defunción confirmada por COVID-19 en México se reportó el 18 de marzo de 2020 y según el Boletín estadístico sobre el exceso de mortalidad por todas las causas durante la emergencia por COVID-19,  el exceso de mortalidad por todas las causas empezó a observarse a partir de la semana epidemiológica 13 (22 a 28 de marzo), con aumento continuo hasta la semana 21 (17 a 23 de mayo) y, a partir de esta, con aumento heterogéneo; encontrando el punto más alto en la semana 29 (12 a 18 de julio) con 110,4% de exceso de mortalidad por todas las causas. Desde la semana 30 se observó descenso hasta la semana 38, a partir de la cual se mantuvo estable hasta la 42, registrando un leve aumento hasta la semana 50, última semana tomada en cuenta para el análisis.

¿De qué nos sirven estos datos?

Dr. Juan Francisco Martínez Campos

"Aun cuando la totalidad del problema se va a identificar hasta que lleguemos al final de la pandemia y hay muchas razones que no se pueden leer solo con un certificado de defunción, en este primer periodo de lectura sobre exceso de mortalidad podríamos pensar en que es momento de redireccionar las decisiones, pues hasta ahora no se ha tenido el mejor desenlace y la pandemia no ha acabado", aseguró el Dr. Juan Francisco Martínez Campos, vicepresidente de la Sociedad Mexicana de Salud Pública a Medscape en español.

Detalló que aunque se tuvieron algunos meses para encontrar una estrategia adecuada y consensuada, se decidieron metodologías para el manejo de los casos que para muchas personas que hacen epidemiología no fueron las más adecuadas. Por ejemplo, que la vigilancia y la confirmación de casos fuera tan débil, "esto hizo que hubiera contagios en los domicilios y no se rompieran las cadenas de transmisión, lo que ha generado gran dispersión".

"La principal preocupación en este momento es cubrir las complicaciones y hacer frente a lo que como sistema de salud ya deberíamos atender". En el contexto de una desaceleración de la segunda ola, nuestro número de casos y defunciones es equivalente a lo que vivimos en la primera, aun con la experiencia pasada.

El Dr. Martínez Campos dijo que ahora tendríamos que utilizar todos los datos y talentos posibles de salud pública y de medicina para darle una mejor solución a la pandemia en el país. "Tenemos muchas personas expertas y se podrían sumar para generar una estrategia de acuerdo con las condiciones económicas, profesionales y de infraestructura que vive el país".

Un escenario complicado

En una pandemia los fallecimientos aumentan drásticamente, pero las causas a menudo se registran de manera inexacta, especialmente cuando no se dispone de pruebas fiables. Por tanto, el recuento de muertes atribuido a COVID-19 puede estar significativamente subestimado. En este contexto el exceso de mortalidad es una medida que se utiliza para evaluar cómo se comparan las muertes durante la pandemia de COVID-19 con el número promedio de muertes durante el mismo período en años anteriores. 

Además, las medidas adoptadas por los gobiernos y las personas durante las pandemias también influyen en las tasas de mortalidad. Por ejemplo, las muertes por accidentes de tráfico pueden disminuir, pero las tasas de suicidio pueden aumentar. En México se tuvieron mejores datos para casos como la influenza, donde por las restricciones y distanciamiento se pudieron prevenir contagios de fuente diseminada. El exceso de mortalidad captura el resultado neto de todos estos factores.

Al respecto, el Dr. Martínez Campos aseguró que en México se tiene un sistema de salud que siempre ha sido deficiente: "Quien tenga la concepción de que antes estábamos mejor o que ahora estamos mejor, está equivocado". Añadió que muy probablemente la COVID-19 va a escalar hasta llegar a ser la primera causa de muerte, rebasando las causas por enfermedades crónicas, que son las que habían dominado la mortalidad en el país en los últimos 30 años. "Será superada por una enfermedad infecciosa y lo que debemos hacer es reorganizarnos".

Desde su punto de vista, hay muchas fallas, empezando por la desatención al personal de salud; "son muchos los que enferman y que han muerto por COVID-19. El personal de salud debería priorizarse", además los estados están totalmente desarticulados y las decisiones las toman solo unos cuantos.

Agregó que se trivializó el uso del semáforo, pues se le impusieron condiciones económicas (con las ventas de fin de año), políticas (con las próximas elecciones en varios estados) y religiosas (con las fiestas decembrinas). "Todas estas condiciones dejaron por debajo las decisiones de salud".

También mencionó que no se pueden dejar de lado las demás enfermedades que seguirán presentándose, incluso nuevas. "Esta situación de confinamiento va a ocasionar más enfermedades crónicas, las enfermedades mentales aumentarán y no se pueden separar las enfermedades ya reconocidas que han dejado de atenderse por el sistema de salud público".

Deben continuar las mediciones

El Dr. Ruy López Ridaura, director del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (CENAPRECE), confirmó que existe un grupo de personas que aun cuando su muerte podría atribuirse a la COVID-19, por diversas causas metodológicas no ha sido posible contabilizar los casos; en este contexto también existen cifras de exceso de mortalidad por parte del Registro Nacional de Población (RENAPO), donde se reportaron 113.954 defunciones, y del Grupo Interinstitucional para la Estimación del Exceso de Mortalidad por todas las Causas, que registró 126.299 muertes, ambas entre enero y agosto de 2020, por COVID-19.

El exceso de mortalidad presentado por el INEGI es muy semejante al reportado por los demás órganos de la Secretaría de Salud, a excepción de los datos del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, que solo contabiliza las muertes por COVID-19 registradas en los hospitales. El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Dr. Hugo López-Gatell, ha manifestado que la estadística del INEGI es parte del proyecto que encabeza la Secretaría de Salud para determinar el impacto de la pandemia, y se agrega a otros reportes.

Comparativa de registros de defunciones. Fuente: Secretaría de Salud/Conferencia de prensa 27 de enero de 2021 

De acuerdo con el especialista, las mediciones no siempre son exactas, pues utilizan diferentes metodologías, pero el análisis de los datos "permite hacer proyecciones" y "con márgenes de error cortos, hablamos de datos que se pueden utilizar".

Aunque hay evidente subregistro en México, con los datos otorgados por el sistema de Salud y las actas de defunción, el INEGI está capacitado para confrontar las cifras comentó el Dr. Martínez Campos con agregó: "Es un buen trabajo que se hace desde hace años en el país, esperamos que no desaparezca y se siga fortaleciendo. Frente a la incertidumbre de casos, los esfuerzos de las instituciones son importantes y cualquier herramienta que se quiera sumar será valiosa para tratar de contener al 'enemigo' [el virus SARS-CoV-2]".

Debido a la emergencia sanitaria y siguiendo la tendencia mundial, durante el mes de mayo de 2020 se conformó el grupo interinstitucional que desde entonces analiza el exceso de mortalidad, por tanto, la discusión aún no termina. El Dr. López Ridaura confirmó que los datos mostrados son preliminares y que el ejercicio final aún está en dictaminación y las cifras definitivas "serán dadas a conocer hasta el mes de octubre de 2021".

El Dr. Martínez ha declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Siga a Nelly Toche de Medscape en español en Twitter @NellyToche.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....